Sistema de pregrado: Menor duración y mejores perspectivas laborales

Obtener un nuevo título ya no es tan difícil con los programas Advance que ofrecen distintas universidades. De esta manera, las y los profesionales pueden ampliar sus conocimientos y sus opciones de empleo estudiando un nuevo pregrado en menos tiempo.




La competencia actual en el mundo laboral hace que sea cada vez más necesario estudiar más o especializarse en una determinada área, obteniendo un mayor desarrollo profesional y convirtiéndose en una figura atractiva para las organizaciones y avanzar en nuevas responsabilidades dentro de la empresa o el sector público.

Para estudiar, se recomienda realizar un proceso de conocimiento personal sobre quiénes somos y qué es lo que buscamos. Para ayudar en esta etapa, dejamos algunos pasos a tener en cuenta para escoger de la mejor manera.

Objetivos personales:

Es necesario evaluar por qué queremos estudiar una segunda carrera o especializarnos.

Con esto, podemos acceder a un mejor puesto laboral, o bien, aprender y complementar ciertas áreas de conocimiento, por ejemplo. Independientemente del objetivo, es importante tener presente lo que se espera conseguir en el futuro. Teniendo claro el área de conocimiento, también se debe evaluar si preferimos tomar un programa Advance, un diplomado, un magíster o un MBA, entre otras opciones.

Analizar el mercado laboral:

Cuando ya tenemos decidido qué hacer, es necesario analizar el mercado laboral y tomar en cuenta las tendencias de este. Las tecnologías evolucionan, las necesidades cambian y los mercados están en constante movimiento. Es importante sentarse a evaluar hacia dónde se dirige el mercado y anticiparse a éste, para que nuestros estudios den los frutos económicos esperados en el futuro.

Tener en cuenta nuestros tiempos: Quienes optan por estudiar luego de terminar una carrera de pregrado, usualmente tienen responsabilidades como trabajo o familia. Es por eso que es importante tener en cuenta cómo equilibrar los tiempos para nuevos estudios.

Considerando este punto, los programas Advance, por ejemplo, cuentan con horarios flexibles que permiten adecuar todas estas actividades de manera presencial, semi-presencial u online, con duración desde los dos años para obtener otro título de pregrado.

Dinero a invertir:

Aunque hay varias instituciones que ofrecen becas, cada centro académico y cada programa cuenta con diferentes precios y modalidades de pago. Algunas empresas, por políticas internas, pueden aportar también al pago de los estudios, para el desarrollo profesional de sus trabajadores.

Analizar el plan de estudios:

Es importante revisar la malla curricular que se ofrece. En algunos casos, el contenido de los programas varía de una universidad a otra. Si se tiene claro el objetivo que se desea alcanzar con los nuevos estudios o la especialización, la elección será mucho más precisa y se cubrirán las expectativas.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.