#TiemposDeDiálogo: Una metodología innovadora para fortalecer el tejido social

Montserrat Álvarez, Tamara Acosta y Jean Beausejour son algunos de los rostros que participan en un video que promueve la empatía y el entendimiento. Fue desarrollado por Fundación Colunga con el apoyo de Fundación BHP Chile, como parte de una nueva iniciativa que promueve el diálogo en el país.




A pocas semanas de que comience el trabajo de la Convención Constitucional, la periodista Montserrat Álvarez, la actriz Tamara Acosta, el futbolista Jean Beausejour, la comunicadora feminista Antonia Larraín y la activista por la inclusión Isidora Guzmán, entre otras personalidades, entregan su visión sobre la importancia del diálogo, la empatía y el entendimiento, en un video motivacional que forma parte del proyecto #TiemposDeDiálogo, desarrollado por el Laboratorio de Innovación Social de Fundación Colunga (FC), con el apoyo del Programa Chile de Fundación BHP.

Desde 2020, 17 organizaciones (ver listado al final de esta nota) han participado en este proyecto, que busca entregar competencias y habilidades de diálogo y transformación de conflictos, con foco en comunidades y territorios, para resguardar la cohesión y la integridad del tejido social.

“Antes del estallido social de octubre de 2019, sentíamos que había mucha tensión; veíamos cómo los conflictos y la desconfianza crecían en los territorios”, dice Arturo Celedón, director ejecutivo de FC. De hecho, ya estaban en pleno proceso de articulación de esta iniciativa a mediados de ese convulsionado 2019. Según cuenta Arturo, investigaron experiencias internacionales hasta encontrar una metodología que hiciera sentido en el trabajo territorial. El principal pilar es la conversación en torno al respeto y la empatía, para luego pasar a la etapa de profundización en el entendimiento del conflicto, definir cuál es la crisis de la que se está hablando y cómo ha afectado al individuo. Con este marco conceptual y de acción, dieron vida a la campaña #TiemposDeDiálogo, que se puede revisar en www.tiemposdedialogo.cl.

Aunque FC tiene su foco en el desarrollo de niñas, niños y adolescentes en situación de vulnerabilidad, Celedón afirma que se comenzaron a dar cuenta de que, para obtener mejores resultados, el trabajo en los territorios tenía que incluir al resto de la comunidad, muchas veces fragmentada y con relaciones polarizadas. “Falta un trabajo de reconstrucción de confianzas para reparar el tejido social. Fue en este contexto cuando ingresó a colaborar en esta iniciativa la Fundación BHP, permitiendo su expansión e implementación”.

En esta línea, Alejandra Garcés, directora del Programa Chile de Fundación BHP, dice que “es importante apoyar iniciativas que fomenten espacios de diálogo y tiendan puentes de encuentro entre las personas, más allá de sus diferencias. En el Chile de hoy es fundamental que todos los actores sociales colaboremos en el fortalecimiento del tejido social”.

Alejandra Garcés, directora del Programa Chile de Fundación BHP, y Arturo Celedón, director ejecutivo de Fundación Colunga.

“A Chile se le vienen muchas crisis, como la del cambio climático o la pirámide poblacional. Por eso, es hoy cuando hay que generar una nueva forma de relacionarnos, invirtiendo y trabajando en función del diálogo”, sostiene Arturo Celedón. Para enfrentar estos desafíos, se proponen estrategias para motivar procesos de diálogo, previos a la toma de cualquier compromiso. El objetivo es llegar a buen puerto a la hora de enfrentar conflictos socio-territoriales difíciles de manera pacífica, como los que habitualmente se producen entre empresas y las comunidades por temas ambientales o entre dirigentes vecinales.

Celedón agrega que “la gracia de esta metodología es que establece el piso para la regeneración del tejido social, usando la comunicación empática en lo que une y en las diferencias.

La experiencia de los participantes

Quienes se han capacitado con el proyecto #TiemposDeDiálogo destacan la utilidad de los conocimientos y las herramientas que han adquirido. Una de estas personas es la arquitecta Agnes Dransfeld, quien hoy encabeza la Fundación Procultura en la región de Atacama. Dice que su enfoque principal “son las personas, su bienestar y calidad de vida. Desde ahí abordamos el patrimonio cultural”. En el último tiempo, el trabajo en Atacama lo han focalizado en la comuna de Tierra Amarilla, una de las más vulnerables de la región, golpeada desde 2016 por escándalos políticos de corrupción a nivel municipal, con un impacto negativo en la fe pública y la confianza de sus habitantes. A ello se suman las consecuencias que dejaron en los habitantes los aluviones de 2015 y 2017.

Agnes Dransfeld (la tercera, de izquierda a derecha), junto a parte del equipo de la Fundación Procultura de la región de Atacama.

“Gracias a estas capacitaciones hemos podido aplicar nuevas habilidades y conocimientos en los territorios, lo que ha sido de una ayuda enorme. Aprendimos que cuando la confianza y la esperanza están tan quebradas, el trabajo comunitario debe tener la capacidad de escuchar a las personas, aunque se deba hacer una y mil veces, hasta poder entrar en un diálogo”, cuenta Agnes.

Una experiencia similar tiene Néstor Lorca, psicólogo en la Fundación Sentido en Santiago, cuyo foco son los adolescentes que egresan de los centros institucionales del Servicio Nacional del Menor (Sename). El problema de muchos de estos jóvenes es que, al salir de estos recintos, no tienen dónde vivir. Muchos terminan viviendo breves periodos en casa de amigos o en la calle.

Néstor Lorca (arriba al centro), psicólogo, con el equipo de la Fundación Sentido, en Santiago.

“Esta capacitación nos hizo mucho sentido. Como profesionales hemos entendido mejor que un conflicto debe resolverse en el nivel de mayor profundidad del mismo, mediante el diálogo y la escucha verdadera. Nuestra tarea ahora es ir entregando estas herramientas a nuestros jóvenes, que han sufrido el abandono de sus familias y de todo un sistema. Ellos han resuelto sus conflictos desde la sobrevivencia o el ataque”, afirma el profesional.

Por último, Viviana Muñoz, jefa de proyectos de la Fundación Junto al Barrio —organización con presencia en las regiones de Coquimbo, Valparaíso y Metropolitana de Santiago— cuenta que, debido a la pandemia, idearon el proyecto Barrio Digital, que están implementando en Los Vilos, Renca y La Florida. En esta última comuna incluyeron -entre otras- a la villa Nuevo Amanecer, y decidieron invitar a dos dirigentas vecinales, Lucila Sobarzo y Mireya Rojas, a las capacitaciones del proyecto #TiemposDeDiálogo.

Viviana Muñoz (a la derecha), jefa de proyectos de la Fundación Junto al Barrio, en La Florida.

“Como profesionales territoriales, siempre nos encontramos con conflictos donde tenemos que disponer de estrategias de diálogo. Estas capacitaciones nos han permitido relevar en los territorios la tolerancia, el estar junto al otro sin juicios, buscar la transformación y el cambio, no solo social, sino que también personal. Se ha dado un círculo virtuoso con Lucila y Mireya, que pudieron estar en todas las capacitaciones, pudiendo incorporar en su día a día estas herramientas, para que su manejo con sus comunidades sea mucho mejor, colaborativo y enfocado en los resultados”, dice Viviana Muñoz.

Estas son las organizaciones e instituciones que han participado o están participando en el proyecto #TiemposDeDiálogo: Caritas, FutbolMás, Procultura, TECHO, Huella Local, Junto al Barrio, World Vision, Fundación Recrea, Fundación Sentido, Ingeniería Sin Fronteras, Multiplica, ONG Canales, Defensoría de los Derechos de la Niñez, Fundación Koñwepang, BiciCultura, Fundación Casa de La Paz y Fundación Diálogo País.

Nuestra Voz

Otra de las iniciativas para fomentar el diálogo que está impulsando el Programa Chile de Fundación BHP es la iniciativa digital Nuestra Voz, plataforma que ejecuta Fundación Kodea y que partió tras el estallido social de 2019. Se trata de la recopilación de audios de WhatsApp con opiniones de mujeres, las que luego son procesadas por un sistema de Inteligencia Artificial. El Informe 2020 dio cuenta de 16 mil puntos de vista, con prioridades tales como violencia de género, desigualdad y educación.

Este 2021, y con el contexto del trabajo de la Convención Constitucional, Nuestra Voz tendrá una nueva versión, que hoy se encuentra en proceso de panel, y cuyos resultados serán entregados a los convencionales como insumo para incorporar los anhelos y desafíos de las mujeres en la nueva Carta Magna.

La iniciativa Nuestra Voz comenzó tras el estallido social de octubre de 2019 como un espacio para recoger la opinión de las mujeres.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.