UNAB y PUC lideran en prestigioso ranking internacional de desarrollo sostenible

Ilustración: Gabriel Ebensperger.

La medición internacional University Impact Rankings, elaborado por Times Higher Education aborda el desempeño transversal de las universidades en cuanto al cumplimiento que realizan de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. A nivel global ambas instituciones también subieron de posición, quedando entre las 200 universidades medidas que más se esfuerzan por contribuir con las metas de la ONU.



La Universidad Andrés Bello (UNAB) y la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC) obtuvieron el primer lugar a nivel nacional en la medición internacional University Impact Rankings, elaborado por Times Higher Education para evaluar el éxito de las entidades de educación superior en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (ODS, o SDG en su sigla en inglés).

Además, ambas instituciones subieron en su posición global, pasando del tramo 201-300 que lograron en 2021 al de 101-200 ahora en 2022. Es decir, se encuentran hoy entre las 200 universidades del mundo que más esfuerzos hacen para contribuir con los ODS.

Los resultados de la medición tienen muy satisfechas a las autoridades de UNAB. Su rector, Julio Castro, afirma que el excelente lugar obtenido por su institución “ratifica que somos un plantel que ha logrado integrar los Objetivos de Desarrollo Sostenible como parte de su gobernanza, formación, gestión y cultura universitaria, pero que, además, proporciona investigación, ideas innovadoras y liderazgo orientados lo social, económico y medioambiental. En definitiva, confirma nuestra contribución institucional al desarrollo armónico de la sociedad y el país”.

La Universidad Andrés Bello obtuvo el primer lugar en Chile por su contribución en 4 de los 17 ODS: energía limpia y asequible; vida bajo el agua; vida de ecosistemas terrestres y alianzas para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Además, la Universidad Andrés Bello estuvo dentro de las tres mejores en Chile en Equidad de Género, Educación de Calidad, Fin de la Pobreza, Hambre Cero y Salud y Bienestar.

En la evaluación de objetivos del Ranking de Impacto, la PUC encabeza importantes ítems, entre los que destacan Fin de la pobreza, Hambre cero y Equidad de género. El vicerrector académico de la Universidad Católica, Fernando Purcell, indica que les enorgullece de manera especial liderar en este último objetivo. “Como Universidad hemos trabajado mucho en este ámbito, que tanto impacto puede llegar a tener para lograr una sociedad más justa y equitativa. Pero hay una serie de indicadores que nos enorgullecen también, como los de trabajo digno o compromiso con la superación de la pobreza”.

Purcell puntualiza que el trabajo actual de la universidad se focaliza en planes de desarrollo que implican una mirada integral, lo que se traduce en intentar lograr la excelencia en diferentes aspectos. “No son los rankings los que determinan nuestras acciones, sino que los buenos rankings son más bien el resultado de nuestros planes y trabajo”, señaló.

El ranking y los ODS

El Ranking de Impacto (THE University Impact Rankings) mide más de 1.400 universidades del mundo, en más de 100 países. Esta clasificación, hecha por Times Higher Education (THE), asociada al diario británico The Times, se publica desde 2019 y posiciona las diferentes instituciones de educación superior en base a su compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), definiciones impulsadas por las Naciones Unidas en 2015. Desafíos que, en resumen, consisten en erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad.

Los 17 ODS son: Fin de la pobreza; Hambre cero; Buena salud y bienestar; Educación de calidad; Equidad de género; Agua limpia y saneamiento; Energía limpia y asequible; Trabajo decente y crecimiento económico; Industria, innovación e infraestructura; Reducción de las desigualdades; Ciudades y comunidades sostenibles; Consumo y producción responsables; Acción climática; Vida bajo el agua; Vida de ecosistemas terrestres; Paz, justicia e instituciones sólidas, y Alianzas para los Objetivos.

De acuerdo con Times Higher Education, sus clasificaciones de impacto de la educación superior son las únicas tablas de rendimiento global que evalúan en relación con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. “Utilizamos indicadores cuidadosamente calibrados para proporcionar comparaciones integrales y equilibradas en cuatro áreas amplias: investigación, administración, divulgación y enseñanza”, explican en su sitio web.

(Revisa el ranking de Times Higher Education)

Detallan que Investigación es la forma más obvia en que una universidad puede ayudar a cumplir con los ODS, por medio de investigaciones en temas relevantes para la sociedad.

Administración se refiere a que los planteles son custodios de recursos significativos, pero no sólo de los recursos físicos, sino también sus empleados, profesores y estudiantes.

Alcance, o divulgación, habla del trabajo que las universidades hacen con sus comunidades locales, regionales, nacionales e internacionales.

Y la enseñanza juega un rol primordial, tanto para garantizar que haya suficientes profesionales calificados para cumplir con los ODS, como para asegurarse de que todos los exalumnos lleven adelante las lecciones clave de la sostenibilidad en sus carreras a futuro.

Objetivos Cumplidos

El prorrector de Universidad Andrés Bello, Gonzalo Guzmán Ilic, asegura que: “Este puesto reafirma el trabajo que ha venido haciendo la universidad desde hace bastantes años en muchos ámbitos, y que mide diferentes aspectos, desde la investigación y transferencia tecnológica, hasta cómo la universidad se gestiona en los distintos ámbitos, y en cómo nos hacemos cargo de los objetivos de desarrollo sostenible de Naciones Unidas”.

Desde hace por lo menos cinco o seis años que la Universidad Andrés Bello elabora en una estrategia de sostenibilidad en docencia, investigación, gestión de los campus y la forma en que se proyecta este quehacer hacia el entorno a través de la vinculación con el medio y la responsabilidad social, señalan las autoridades del plantel.

“En muchos ámbitos, la UNAB ha sido bien pionera -explica el prorrector Guzmán-. En ámbitos como la gestión, la universidad ya tiene paneles solares para reemplazar la energía tradicional, en gran parte en el campus Casona. Al mismo tiempo hacemos un trabajo bastante antiguo en nuestras instalaciones de investigación marina en Quintay, donde trabajamos con la comunidad de pescadores locales y haciendo investigación asociada al ODS de vida submarina. También tenemos una estrategia formal de sostenibilidad que incorpora todos estos ámbitos para organizar el trabajo, para dar prioridad en las diferentes acciones y coordinar para que sea un esfuerzo que permanezca en el tiempo y que impacte de la mejor manera a toda la comunidad universitaria y al país”.

Sobre los ODS cumplidos, a la UNAB le satisface que ciertas áreas en las que ha trabajado con ahínco hayan sido reconocidas. “La universidad cuenta con un comité de equidad de género que está liderado por una investigadora muy reconocida en nuestra comunidad y a nivel local, quien lidera las iniciativas para generar oportunidades equivalentes y equitativas a las mujeres investigadoras en nuestra institución. Eso es bien importante, porque vamos en una buena senda y este resultado nos ratifica en ese sentido”, dice Gonzalo Guzmán.

En energía limpia y asequible, otro ODS, indica que han trabajado desde hace muchos años y que la meta es que la UNAB sea carbono neutral. “Tenemos un plan de energía asociado a una mejor utilización y disminución del impacto de la huella de carbono con diferentes estrategias de eficiencia energética y generación de energía, con paneles solares y perfeccionamiento de equipos”, acota.

Y sobre educación de calidad, el prorrector asegura que la de la UNAB queda refrendada por los diferentes controles con que cuentan, entre ellos el de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (Aneca), un organismo autónomo español. “Además, estamos acreditados en Chile con nivel de cinco años, con las áreas de docencia, investigación, vinculación con el medio y gestión universitaria. Todos estos elementos dan fe de que la universidad realiza una educación de calidad en línea con nuestra visión y nuestra misión”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Los “desaparecidos no localizados” se dispararon de 265 a 10.366en 2021, acumulando un total de 108 mil casos desde 1964.