Ortensia

Si en su escala habitual de objetos, platos y muebles la gráfica de Fornasetti encanta; en tamaño monumental, mata. Esto no es solo un mosaico, señores, ¡es una obra de arte!




Fornasetti, Bisazza / 2020

Qué idea tan magistral. Bisazza, la firma italiana famosa por sus mosaicos, lanzó la colección Fornasetti, hecha en colaboración con este atelier, también mundialmente reconocido por sus más de 350 platos pintados con la cara misteriosa de una mujer...

La colección de mosaicos reinterpreta la obra del diseñador, pintor milanés Piero Fornasetti, con 4 modelos que se toman las paredes en toda su extensión para encandilarnos con el color. Es una oda al trazo del artista cuya belleza se exacerba en este formato macro, con la brillantez y luminosidad del vidrio-mosaico.

Soli a Capri captura el rostro del mismo Piero Fornasetti como el astro rey, mientras Ortensia –en la fotografía–, así como Serratura y Bocca, nos revelan una parte del rostro de la musa que encantó al artista toda su vida.

Lina Cavalieri, la soprano superstar de inicios del s. XX, aparece aquí con un aire inocente, semiescondida tras los delicados pétalos rosa y celeste que la cubren. Parece una deidad clásica de la primavera. Casi, casi se puede oler el perfume de las hortensias ricamente plasmadas con 24 tonalidades de téseras.

En Serratura, en cambio, la Cavalieri aparece enigmática detrás del ojo de una cerradura rojo intenso, y en Bocca serán solo los labios escarlata de esta diva sexi de la Belle Époque los que conquisten la pared.

Aquí pueden dar un vistazo a estos fenomenales diseños y saber un poco más de la agitada vida de la soprano que arrasaba en los 20 y 30. De verdad quedarán encantados.

Yo, al menos, si tuviera una pared así de linda, creo que saldría aun menos de la casa, con o sin cuarentena vigente.

www.bisazza.it

Lina con prismáticos, Lina en las fauces de un cocodrilo, con mostacho a lo Dalí. ¡Son miles sus caras! Fornasetti la reitera, muta, elogia en más de 350 variaciones con su estilo gráfico tan característico, a mitad de camino entre un grabado y una escena surrealista. Pequeñas historias encerradas en un objeto que la volvieron un ícono y ahora pasan a formato macro gracias a Bisazza.

La mujer más linda del mundo

Lina Cavalieri, la musa que Fornasetti retrató una y otra vez hasta su muerte fue algo así como una superstar y sex symbol de inicios del siglo XX. Claro que en esa época jamás podría habérsela nombrado tan impúdicamente, pero sí, como la más linda. Así quedó fichada por la prensa después que Gabriel D’Anunzio al autografiarle uno de sus libros la elogiara como: “El máximo testimonio de Venus en la Tierra”.

Con una historia de película, la soprano italiana, huérfana a los 15 años, se escapó con una compañía de teatro e inició su carrera musical en París. Actuó en las salas más famosas de Europa y NY. Se casó 4 veces. Escribió en revistas sobre belleza, lanzó un libro “Mis verdades”, hizo un perfume, protagonizó varias películas en EE.UU y para la Segunda Guerra Mundial fue enfermera voluntaria ¡Atómica! No es de extrañar que Fornasetti la retratara en mil situaciones.

Cavalieri en 1909, Retrato perfil Wikipedia: Credito: De Anónimo - New York Star (January 30, 1909) Vol.1 No.118, Dominio público.

Comenta