Dwayne Johnson es el nuevo dueño de la XFL

Tras la bancarrota de la iniciativa de Vince McMahon, el actor es uno de los inversionistas que ganó la subasta para revivir a la liga que fue abortada debido a la pandemia de coronavirus.


A raíz de la pandemia de coronavirus, la XFL de Vince McMahon nuevamente fracasó este año y entró en un proceso de bancarrota que rápidamente cortó su existencia, cancelando a una temporada de estreno que estaba siendo mejor establecida que la original de comienzos de siglo.

Pero ahora, tras el proceso de subasta, se ha dado a conocer que Dwayne Johnson será uno de los nuevos dueños de la XFL, tomando el relevo tras los fallidos intentos de su exjefe. ¿El objetivo? Demostrar que esta alternativa de fútbol americano, que busca aprovechar las pausas entre cada temporada de la NFL, puede existir.

Johnson es parte del nuevo grupo que adquirió a la liga por $15 millones de dólares, incluyendo además el trabajo de RedBird Capital, propiedad de Gerry Cardinale, y la exesposa de The Rock, la productora Dany García, quien sostuvo en un comunicado que el objetivo será desarrollar a la marca en “una experiencia multimedia”.

El actor, antes de su paso por la lucha libre, jugó fútbol americano para la Universidad de Miami y en más de una oportunidad ha declarado su amor por el deporte. Algo que estuvo parte en sus palabras durante el anuncio.

La adquisición de la XFL con mis talentosos socios, Danny García y Gerry Cardinale, es una inversión para mi que está arraigada profundamente en dos cosas: mi pasión por el juego y mi deseo de siempre preocuparme de los fans. Con orgullo y gratitud por todo lo que he construido con mis dos manos, planeo aplicar estos callos a la XLF y miro hacia adelante para crear algo especial para los jugadores, los fans y todos los involucrados por el amor al fútbol”, remarcó Johnson en el comunicado.

La XFL originalmente debutó en 2001 y fracasó estrepitosamente en su primera temporada. Este año Vince McMahon la trajo de vuelta, pero la pandemia de COVID-19 paralizó su temporada, provocando su posterior bancarrota.

En ese camino, varios jugadores de la XFL lograron firmar con equipos de la NFL, por lo que todo el trabajo nuevamente tendrá que comenzar desde cero.

Comenta