La historia del dueño de un cine francés que se viralizó al destruir a palos la publicidad de Mulán por su estreno digital

“¡He dedicado mi vida a mostrar películas y no quiero morir!”, reclamó Gerard Lemoine ante la de lanzar grandes estrenos cinematográficos en otras plataformas.


Debido a los alcances de la pandemia de COVID-19, Disney finalmente decidió estrenar a su live-action de Mulán en su plataforma digital, Disney+.

Aunque algunos cines que estén abiertos alrededor del mundo podrán presentarla en sus salas, dicha decisión no dejó contentos a los dueños de los cines.

No solo Mulán era vista como uno de los grandes estrenos del año, por lo que no pocos postulaban que debía postergarse hasta que los negocios pudiesen ser reabiertos con seguridad, sino que también la propia disponibilidad digital dará pie a que la película circule ampliamente en la red. Es decir, los cines que puedan funcionar potencialmente no recibirán el mismo nivel de ingresos que tendrían si la película solo fuese presentada en cines.

Aunque desde Disney han asegurado que la medida es solo algo excepcional, y no representa un nuevo modelo de negocios para futuras películas como Black Widow, la situación ha enfadado tanto a algunos actores de la industria cinematográfica, que un nuevo video comenzó a viralizarse presentando cómo la publicidad de la película fue destruida a palos por Gerard Lemoine, el dueño de un cine francés independiente de un suburbio del sur de París llamado “Cinepal”.

Vean el siguiente video a continuación.

En conversación con Deadline, Lemoine explicó que realizó el video para expresar su frustración ante la decisión de Disney, ya que han promocionado “por meses” a la película y desde junio pasado han enfrentado un escenario difícil para la reapertura de cines en Francia.

Es realmente un gran esfuerzo mantenerse abiertos para la mayoría de nosotros, pero estábamos asumiendo que habrían algunos estrenos ambiciosos en las próximas semanas”, explicó.

“Al perder a Mulán, perdemos la posibilidad de ofrecer a nuestras audiencias una película que ha sido largamente esperada y que nos habría ayudado tras estas duras semanas pasadas. Además, es un mal mensaje para el público”, recalcó Lemoine.

En ese escenario, las esperanzas del dueño del cine están puestas en Tenet de Christopher Nolan, que tiene contemplado un estreno el próximo 26 de agosto.

Aún así, remarca que “no es suficiente”, ya que los estudios “necesitan entender que si cancelan estas películas y las ponen en plataformas, no vamos a durar mucho tiempo”.

¡He dedicado mi vida a mostrar películas y no quiero morir!”, finalizó.

Comenta