Lo que aún falta en Disney Plus

A pesar de la gran oferta de la plataforma de streaming en su lanzamiento, sus posibilidades para sumar contenido a futuro son variadas. Especialmente en el contenido antiguo.


Con su lanzamiento en Latinoamérica, la plataforma de streaming Disney Plus entregó todo lo que prometió en base a sus pilares conformados en torno a las marcas de Disney, Star Wars, Pixar, Marvel y National Geographic.

Como solo se trata de sus primeros días, inevitablemente hay producciones que fueron guardadas para aumentar su catálogo exponencialmente o simplemente ir rotando su contenido.

Pero de todas formas hay algunas ausencias que llaman la atención, especialmente en base a las posibilidades que tiene Disney con todas las subsidiarias que tiene bajo su alero. Las opciones son muchas, ya sea incluir cortometrajes o películas televisivas, hasta más series o obras cinematogrpaficas que actualmente están en manos de otros streamings.

El resto de temporadas de Los Simpson y de otras serias animadas

Obviamente hay que comenzar con el tema que salió a colación desde el comienzo. Como solo están las temporadas número 29 y 30 de Los Simpson, no pocos fans quedaron decepcionados ante la ausencia de un contenido clave para Disney desde que adquirió al conglomerado de 20th Century Fox.

Obviamente las primeras temporadas siempre son las destacadas, pero inevitablemente la gran ausencia del catálogo de Latinoamérica son los 618 episodios restantes.

Pero Los Simpson no es la única serie animada que está incompleta. La que sin duda me llamó más la atención fue la ausencia de más episodios de la clásica serie animada de los mutantes de Fox Kids. Solo hay una temporada, por lo que hay un montón de episodios que faltan por sumarse. No son los únicos casos, pero indudablemente son los que de inmediato nos convocan.

Algunas películas de 20th Century Fox

Como la apuesta de la plataforma de streaming apuesta a un público familiar, hay películas del estudio Fox que nunca estarán.

Hay que asumir y olvidarse de sagas como Alien, Depredador o Duro de Matar, por nombrar solo algunas. Ni hablar de películas como El Club de la Pelea, La Mosca, Loco por Mary o The Rocky Horror Show. Hasta películas que incluyen desnudos están fuera, ya sea “Punto de Quiebra” o la galardonada “Titanic”. Y hablando de James Cameron, películas como “El Abismo” o “Mentiras Verdaderas” son demasiado adultas como para incluirlas.

Aunque podría hacerse un argumento a favor de la saga de El Planeta de los Simios, ya que para mi es material educativo esencial para evitar futuros desastres, hay un montón de producciones que podrían entrar en el catálogo, aunque algunas deben concluir los tratos con otros streamings. Ahí están clásicos como El Rey y Yo o películas ochenteras como Cocoon, La Princesa Prometida (Prime Video), Enemigo Mío o Big . Y si entró Endgame, que tiene un corte de cabeza, no veo por qué no podría entrar Náufrago, Máxima Velocidad o El Día de la Independencia. Ni hablar de películas animadas como Ferngully o Titan A.E.

Solo les pido que no sumen a Dragonball: Evolution. Ese rescate si que no es necesario.

Más del catálogo propio de Disney, incluyendo Touchstone Pictures

Claro, “Canción del Sur” no será recuperada por razones obvias, pero hay películas del estudio que aún no se han sumado, especialmente aquellas previas a la década de los noventas.

Hay un montón de películas de Kurt Russell, Ron Howard o James MacArthur que son parte de la historia del estudio y no están, lo mismo sucede para las películas clásicas de Herbie. Pero también falta la película animada de La Isla del Tesoro, el live-action noventero de El Libro de la Selva o Angels in the Outfield. Por cierto, aunque están Space Buddies o Snow Buddies, no hay ni luces de Air Bud.

Más llamativas son las ausencias de las subsidiarias que tuvo la compañía: Touchstone Pictures y Hollywood Pictures. Ahí hay muchas películas que podrían sumar si corren un poquito la línea. Por cada Con Air, Apocalypto, Armageddon, Pearl Harbor o Sangre por Sangre que no estarán por razones obvias, podrían sumar igual La Sociedad de los Poetas Muertos, Dick Tracy, 3 Ninjas, Shanghai Noon, El Conde de Monte Cristo, The Waterboy, The Hitchhiker’s Guide to the Galaxy o Real Steel.

Si quieres sumar prestigio, también tienen películas de Steven Spielberg, aunque War Horse es más apropiada para la plataforma que Bridge of Spies o Lincoln. Claro, un montón de esas se salen de las líneas para toda la familia, pero un puñado podría estar perfectamente. Por cierto, está Cambio de Hábito 2, pero no la primera.

Si le suman a Hollywood Pictures, también están Hombre de California o las películas de la saga de Ernesto. Solo hay que olvidarse de Medicine Man de John Mctiernan, Marea Roja de Tony Scott, La Roca de Michael Bay, White Squall de Ridley Scott, Quiz Show de Robert Redford, Arachnophobia de Frank Marshall y El Sexto Sentido de M. Night Shyamalan. Esas nunca estarán.

Cortos animados clásicos

Disney tiene un montón de material animado que falta por rescatar, especialmente en lo que concierne a los cortometrajes. Aunque están clásicos como “El barco de vapor de Willie”, “Árboles y Flores” o “El Viejo Molino”, hay varias ausencias que incluyen a “Los Tres Cerditos”, “Susie, el pequeño cupé azul” y una amplia gama de trabajos unidos a personajes como Donald o Pluto.

Pero lo que sin duda más extraño son esas joyas nuestro querido Tribilín. Solo hay dos cortos de Goofy, pero falta toda la serie que incluye a “Aquamania”, “No Fumar”, “Cómo Jugar Fútbol Americano” o “Motor Mania”. Son tan buenos, que necesito ver uno aquí al menos.

En fin, son muchas las opciones en ese apartado, por mucho que el foco sea los cortos más actuales. Pero, personalmente, creo que el genio del ayer no debe ser olvidado.

Lucasfilm

Finalmente, aunque está gran parte de Star Wars, de todas formas hay ausencias notables de la compañía que fundó George Lucas. Desde Ewoks: La Caravana de Endor a series animadas como Droids, Ewoks y el Clone Wars de Tartakovsky realizado originalmente para Cartoon Network. Pero aunque la nueva Clone Wars probablemente mandó a esa serie al baúl del olvido de la compañía, inclusive faltan gran parte de los capítulos de la última temporada de la serie de animación digital.

Y en películas, también falta toda la saga de Indiana Jones (Que actualmente está en manos de Netflix) y la fantasía de Labyrinth (Solo en Google Play), mientras que en series siempre hay que recordar la existencia de Las Crónicas del Joven Indiana Jones. Sí, esa serie tiene que volver de una u otra forma.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.