The Witches generó críticas por una parte de la caracterización del personaje de Anne Hathaway

Personas con diferencias en sus extremidades se molestaron por el diseño de la bruja que sostienen que perpetua estereotipos negativos.


La nueva versión de The Witches se estrenó un par de semanas atrás mediante HBO Max, por lo que pese a que la película aún no llega a todo el mundo, ya hay quienes tuvieron la oportunidad de ver la nueva adaptación del libro de the Roald Dahl.

Pero parece que no todos quedaron conformes con la propuesta de la película dirigida por Robert Zemeckis y, más allá de las críticas a la trama o las actuaciones, la cinta generó controversia por una parte de la caracterización del personaje de Anne Hathaway.

Resulta que el personaje de Anne Hathaway, quien es la bruja principal de la cinta, solo tiene tres dedos en sus manos. Un rasgo que también tienen el resto de las brujas titulares y que algunos espectadores interpretaron como un diseño relacionado con Ectrodactilia, una anomalía en las extremidades.

A raíz de eso algunas personas comenzaron a entablar críticas contra la película en redes sociales por lo que consideran que es un diseño que perpetua estereotipos negativos contra las personas con diferencias en sus extremidades.

Así, por ejemplo, la atleta paralímpica Amy Marren dijo que estaba “decepcionada” de Warner Bros y se cuestionó si “se pensó mucho en cómo esta representación de las diferencias de extremidades afectaría a la comunidad de con extremidades diferentes".

“Es molesto que algo que hace que una persona sea diferente sea representado como algo aterrador”, añadió. "Sí, soy plenamente consciente de que esto es una película, y estas son brujas. Pero las brujas son esencialmente monstruos. Mi temor es que los niños vean esta película, sin saber que exagera enormemente el (libro) original de Roald Dahl y que comiencen a temer las diferencias en las extremidades”.

De hecho, hasta la cuenta oficial en Twitter de los Juegos Paralímpicos criticó el diseño del personaje citando la publicación de Marren.

“La diferencia de extremidades no da miedo. Hay que celebrar las diferencias y normalizar la discapacidad”, señaló dicha entidad citando algunas de las criticas.

En la novela original de Roald Dahl se describe que las brujas tienen garras que ocultan bajo guantes. No obstante, el equipo creativo de la película optó por otra aproximación para esta versión y dio pie a esta controversia.

En ese escenario, mientras algunos usuarios incluso comenzaron a impulsar el hashtag #NotaWitch para expresar su descontento, Warner Bros optó por pedir disculpas.

“A nosotros, los cineastas y Warner Bros. Pictures, nos entristece profundamente saber que nuestra descripción de los personajes de ficción en The Witches podría molestar a las personas con discapacidades y lamentamos cualquier ofensa causada”, dijo vocero del estudio (vía The Wrap).

“Al adaptar la historia original, trabajamos con diseñadores y artistas para llegar a una nueva interpretación de las garras de gato que se describen en el libro”, añadió. “Nunca fue la intención que los espectadores sintieran que las fantásticas criaturas no humanas estaban destinadas a representarlos. Esta película trata sobre el poder de la bondad y la amistad. Es nuestra esperanza que las familias y los niños puedan disfrutar de la película y abrazar este tema lleno de amor y empoderamiento”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.