Distinción al estilo 007

La historia de James Bond con los relojes de Omega ya lleva varias décadas, ayudando al espía más famoso del mundo en cada una de sus misiones. Ad portas del estreno de "No Time To Die", en la nueva entrega de la saga, Daniel Craig vuelve a lucir en su muñeca una creación especial de Omega, una que esta vez no se hará en edición limitada, permitiendo a todos sentirse parte del servicio secreto.




Desde 1953 en los libros de Ian Fleming, y desde 1962 en la pantalla grande, con el estreno de "Dr. No", James Bond se ha convertido en el espía favorito de todo el mundo, con aventuras espectaculares, bellas mujeres y gadgets de otro planeta.

Probablemente el más importante de ellos sea su reloj. Es que la elegancia y misterio del Agente 007 es una enorme e innegable vitrina en la que todo el mundo quiere exhibirse. Así, desde sus inicios, Bond ha utilizado algunos de los modelos más llamativos y emblemáticos de la industria en su muñeca, pasando por firmas como Rolex, Breitling e, incluso, Hamilton, con el Pulsar, el primer modelo con diplay led.

Desde hace unos años, eso sí, con la llegada de Daniel Craig al rol principal en las cintas, la balanza se inclinó hacia Omega, que ha mantenido una firme y sólida alianza con el agente inglés, para proveerle de ediciones especiales de algunos de sus relojes más emblemáticos, los que, de paso, se convierten en verdaderas piezas de culto, tanto para los fanáticos de Bond como para los entusiastas de la relojería.

Para la nueva entrega de la cinta de Bond, el modelo elegido por Omega fue un Seamaster Diver 300M 007 Edition, lanzado en 1993 y que con una gran historia a cuestas llega renovado a la muñeca del agente secreto.

"Trabajando con Omega, decidimos que un reloj liviano sería clave para un militar como 007. También sugerí algunos toques vintage y colores para darle al reloj un look único. La pieza final se ve increíble", comentó Daniel Craig sobre su participación en el diseño, al que también se sumaron los creadores de la película.

Por primera vez, el reloj de James Bond no se fabricará como edición limitada, pasando a ser parte permanente del catálogo de Omega.

Al ser desarrollado para las verdaderas necesidades de un agente del MI6, el Seamaster Diver 300M 007 Edition fue construido con las necesidades militares en mente.

Así, cada unidad de 42 mm estará fabricada en titanio grado 2, material que se podrá encontrar en la caja y el brazalete, y que fue elegido por su gran resistencia y ligereza.

También incorpora un nuevo cristal de zafiro, más resistente, pero que al mismo tiempo ayuda a que el reloj se vea mucho más delgado que otros de su tipo.

Para este modelo se desarrolló un dial de aluminio con un color bronceado que adquieren algunos relojes con el paso de los años, y que los coleccionistas denominan como "tropical". Este mismo se ve en el bisel.

En la parte trasera, una serie de números identifican al modelo, con el código naval 0552, el 923 7697 que distingue a los modelos para buceo, la letra A para definir la corona, mientras que el 007 es en honor a James Bond, al igual que el 62, que conmemora el año de estreno de la primera cinta de Bond.

Con todo esto, el Seamaster Diver refleja la verdadera esencia del 007 y se podrá ver en todo su esplendor en abril, en el estreno de "No time to die".

2006 Casino Royale

Omega Seamaster Planet Ocean 600M. El Agente 007 debuta en pantalla con un recién lanzado Seamaster Planet Ocean 600M. Sus 45,5 mm de diámetro y combinación de dial y pulsera negros le dieron un éxito inmediato.

2008 Quantum of Solace

Omega Seamster Planet Ocean 600M. Ya desde el vertiginoso comienzo de la cinta, con Bond acelerando su Aston Martin DBS en los alrededores del lago Garda, se puede apreciar este reloj más delgado y con dial y bisel negros.

2012 Skyfall Omega Seamaster Aqua Terra

Para esta cinta hubo dos relojes, el Seamaster Aquaterra, con dial azul y terminación a rayas, y una edición especial Seamaster Planet Ocean 600M "Skyfall", que se vendió en una subasta por cerca de 200 mil euros el mismo año.

2015 Spectre

Omega Seamaster 300. Nuevamente dos relojes llegaron la pantalla, el Seamaster Aqua Terra en una nueva edición y el Seamaster 300, que por primera vez incorporaba una correa de Nato, además de mejorar con un bisel rotatorio bidireccional GMT.

Para la celebración de un ícono

La alianza de Omega y James Bond lleva años en pantalla y se celebra con modelos como el Commanders Watch (azul y rojo, correa de Nato), que conmemora 50 años de "You only live twice", 40 de "The Spy who loved me" y 20 de "Tomorrow never dies". Eso, además de las 7.007 unidades del Seamaster Diver 300M creado para los 50 años de "On her Majersty's Secret Service".

Comenta