El Grenadier es un visceral 4x4 que, como ningún otro, nació en un bar

El modelo inglés reencarna la estética de los antiguos todoterrenos más toscos, aunque está impulsado por modernos motores turbo de bencina y diésel de BMW.




Con un look que de seguro seducirá a los amantes de lo clásico, la compañía británica Ineos presentó el Grenadier, un 4x4 de líneas cuadradas y que promete muchas capacidades para perderse en los territorios más inhóspitos e imposibles para la mayoría. Si bien la firma no tiene relación alguna con el lote de fabricantes actuales (más que con quien le suministrará motores), tampoco es menos cierto que su dueño, el multimillonario James Ratcliffe, es muy conocido por su debilidad por los clásicos Land Rover Defender. ¿Se nota?

Así, hoy hace mucho sentido que este modelo bautizado Grenadier -que deriva de los soldados especializados en el lanzamiento de granadas de hace tres siglos- tenga líneas muy similares al legendario Defender (que, a propósito, regresó). Dicen que este proyecto incluso nació en una tarde de copas de Ratcliffe y sus amigos en un bar de Londres, a fines de 2017.

Ahora no es que el Ineos Grenadier esté listo para debutar. Aún le restan 18 meses para que entre en producción, pero Ineos no se contuvo y decidió mostrar cómo lucirá el 4x4 de serie que, antes de cualquier aprobación, deberá sortear 1.8 millones de km de pruebas. “Tempranamente definimos la ingeniería y el chasis, de manera que luego nos enfocamos en una manera simple de carrocería, fácil de comprender”, explica Dirk Heilmann, jefe ejecutivo de Ineos Automotive y amigo, por supuesto, de James Ratcliffe.

“Necesitas líneas de diseño que te permitan poner cosas como un tazón de café o un notebook. Te das cuenta que no es muy diferente de lo que han hecho otros, como el Land Cruiser, Land Rover o el Clase G. Puedes mover ciertas cosas, pero en esa búsqueda terminas en el mismo lugar”, agrega el directivo. El Ineos Grenadier privilegia la función por sobre la forma, subraya.

Tintes de BMW, al menos bajo el capó

Bajo el capó, este proyecto al que aún le resta año y medio por lo bajo, llevará la nueva generación de motores BMW 3.0 litros turbodiésel y también motorizaciones turbo bencineras, pareadas con cajas automáticas de ocho relaciones. Ingenieros de la marca alemana también se han involucrado en el proyecto y han configurado los propulsores para entregar buen torque y garantizar máxima durabilidad. ¿Y es que acaso a BMW no le interesaría explorar en este campo? Al menos no se restó del proyecto Grenadier...

Este todoterreno de espíritu clásico se lanzará primero en Europa, pero Ineos asegura que “muy pronto” seguirán otros mercados. Asimismo, adelanta que costará unos $ 50 millones, algo más asequible del valor de los todoterrenos con los que se compara.

Así, el Grenadier comienza su última fase para volverse un auto de serie. Mientras tanto, James Ratcliffe dice que el nombre no solo se refiere a esos soldados del S. XVIII especialistas en granadas, sino que también es el nombre del bar londinense donde todo surgió hace tres años (¿será este?).

Comenta