Fat Boy: Harley-Davidson celebra los 30 años del ‘niño gordo’

Harley-Davidson es sin duda una de las marcas más importantes de motos a nivel mundial. Para este año, va a celebrar el 30º aniversario de la 'Fat Boy', modelo instaladísimo en la cultura popular.


No es necesario ser versado en el mundo del motor para que la marca Harley-Davidson te sea conocida. La compañía es un ícono del motociclismo (tal vez una de las más famosas en este rubro) y tiene un sello característico realmente inconfundible: los estruendosos rugidos que expulsan sus motores confeccionados en Milwaukee. Para celebrar su cumpleaños número 30, el Harley-Davidson decidió lanzar una edición limitada, de solo 2.500 unidades, de su exclusivo modelo Fat Boy. El nombre de esta edición es 'Fat Boy 30th Anniversary' tiene un precio de entrada en Europa de 27.900 euros (poco más de $ 24 millones).

Este emblemático modelo fue presentado en 1989, como parte de la gama de 1990 y originalmente fue diseñado por Louie Netz y el mismísimo Willie G. Davidson -diseñador y nieto de uno de los fundadores de la marca-. La primera serie de Fat Boy era particularmente llamativa por sus llantas cóncavas y un acabado monocromático en un color que bautizaron como 'Fine Silver Metallic'.

El 'niño gordo' de Harley-Davidson supuso un antes y un después en la historia de la marca, en especial cuando quedó inmortalizada en la cultura popular con su estelar aparición en la, a estas alturas clásica "Terminator 2: El juicio final", cinta en la cual Arnold Schwarzenegger protagonizó una de las persecuciones mas icónicas de la pantalla grande, en la ciudad de Los Ángeles.

La firma del país del norte decidió, entonces, celebrar el rasgo icónico que ha tomado la Fat Boy. Cada una saldrá de la fábrica con una placa conmemorativa única instalada en el depósito de combustible.

"Fat Boy 30th Anniversary"


Nuevo modelo de Fat Boy

Este nuevo modelo llama la atención por sus detalles oscurecidos, reflejos de bronce y su motor Milwaukee-Eight 114 también con acabado oscurecido y con tapas de bencina en negro brillante. En esta última edición, la moto solo estará disponible en color Vivid Black, que contrasta con el nuevo logo Fat Boy "Waterslide" con color bronce del depósito.

Tiene unas llantas Lakester lenticulares de fundición de aluminio, que sostienen un neumático delantero de 160 mm y uno trasero de 240 mm. Por su parte, el chasis y las suspensiones Softail se combinan para formar una parte ciclo rígida y liviana. La suspensión trasera mantiene la estética hard tail con unos resortes helicoidales ubicados por debajo del asiento. Para adaptar la conducta y el manejo de la moto al peso del conductor, esta cuenta con ajuste hidráulico para la precarga del muelle.

Los de Milwaukee esperan instalar a su marca como un referente mundial de motos eléctricas de lujo. El año pasado, de hecho, lanzaron al mercado el modelo eléctrico bautizado como LiveWire, la primera moto totalmente eléctrica de Harley-Davidson. A pesar de que a los seguidores más puristas de la marca no les gustó para nada la variación -alegan que una moto sin sonido va contra la esencia de la firma americana-, las empresas están cada vez más obligadas a entregar soluciones eco amigables.

En el siguiente video puedes ver las escenas donde aparece la moto ‘Fat Boy’ en Terminator 2:

Comenta