Lifan LF 250-D: Con los brazos abiertos y la sonrisa incrustada

Lifan LF 250-15

Chopper de tomo y lomo. Lifan Motos coloca un atractivo producto en sus vitrinas, estrenándose en este incombustible segmento con el motor más grande de su gama y un consumo sobresaliente. La LF 250-D se ve y es robusta, pero su facilidad de uso apunta a un público amplio, incluso a quienes buscan su primera motocicleta.


Hippie, libre, sin fecha de vencimiento, de hace mucho, de hace poco, de siempre… Los manillares anchos nos obligan a llevar los brazos bien abiertos para su conducción, el asiento está a solo 67 centímetros del suelo y los apoyapies echados hacia adelante nos instalan en una posición tan clásicas, como cómoda y suelta a la vez.

La postura de manejo de la LF 250-D de Lifan evoca con fidelidad ese formato chopper, irreverente, que enamoró a generaciones y millones y que hoy sigue dando muestras actuales de su vigencia. Y esta motocicleta de 165 kilos así lo corrobora.

Lifan LF 250

Está hecha con esmero y gracia. La redondez de su relojería representada por dos esferas, donde la de la izquierda es digital y contiene información clásica de temperatura, nivel del combustible, velocímetro, kilómetros y apoyado con testigos de luz para ver el engrane de la neutra en verde. A su lado va una segunda telemetría, pero análoga, dedicada exclusivamente al tacómetro y los giros que imprimimos en el motor bicilíndrico, enfriado por aire y unido a una transmisión manual de cinco marchas, por cadena.

La personalidad frontal de esta máquina va determinada por el rol protagónico de su faro principal, que ilumina muy bien de noche. El conjunto estético se completa con largos escapes hacia el costado derecho de la moto, desde donde la aplicación niquelada se desperdiga con acierto, dando un aire retro y elegante a la vez. Los guardafangos son amplios y su color blanco se condice con otras partes de un carenado del mismo tono que juega impecable con el color café de sus asientos individuales, cuyo cuero sintético da buena nota de calidad y mejor mullido. Son comodísimos (llevé a mi hija de 23 años en un largo trayecto urbano y le encantó ir de acompañante).

Lifan LF 250

Todo este armado hace que la moto sea muy observada y también elogiada por la calle, además que su presencia es indiscutiblemente notoria. El remate de su regordete neumático trasero me gusta y al momento del traslado transmitirá una sensación de equilibrio.

El motor bicilíndrico de un cuarto de litro es toda una novedad en la gama de motos que el fabricante Lifan que opera el grupo Tattersall Automotriz armó hace ya casi un año y medio en Chile. Su sonido algo ronco es coherente con la facha de la moto y su arquitectura mecánica hace posible que las vibraciones sean muy bajas, lo que acrecienta su confort de marcha.

Lifan LF 250

La caja es muy satisfactoria y sencilla de operar desde la maneta izquierda (suave) y la paleta del pie que pasa los cambios. La primera me hubiese gustado más elástica, más larga, pero quizás sea un detalle muy mío. En segunda y tercera la moto se luce. Incluso la cuarta relación permite ir bien por la ciudad, ya que el par motor tiene buena entrega en la parte media de sus revoluciones. A veces abusé de esto en quinta y ahí me encontré con el clásico corcoveo, pero uno entiende pronto los modos de la transmisión y comprende que es muy amable de conducir e ideal para disfrutarla.

Por carretera busqué la velocidad final en un ejemplar todavía algo "apretado" por lo nuevo que está, pero pude encumbrarme a 117 km por hora. Y aunque es una moto rica para los viajeros, los traslados deben darse con el reposo siempre muy recomendable de vivirla entre 90 y 105 km por hora en carretera. No tenemos protección vidriada contra el viento y cualquier velocidad sobre los 110 km/h no será grata de soportar durante trayectos extensos. Con todo, es magnífica para la ciudad y cumplirá sin ahogos una ruta viajera y relajada más larga. Lo mejor de todo es su consumo, siempre por encima de los 30 km/l.

Lifan LF 250

La frenada responde bien y está confiada a disco delantero y trasero, mientras que desde el manillar derecho es posible activar luces hazzard de emergencia, ¡muy bien ahí, Lifan!

Ficha técnica Lifan LF 250-D

» Motor: 248,9 cc (bicilíndrico)

» Caja: MT 5 velocidades (cadena)

» Potencia: 20 Hp a 8.000 rpm

» Torque: 19 Nm a 6.000 rpm

» Peso: 165 kilogramos

» Freno delantero: disco

» Freno trasero: disco

» Altura asiento: 670 mm

» Estanque: 14 litros

» Consumo: 32 km/litro (aproximado)

» Neum. Delantero: 90/90 R18

» Neum. Trasero: 130/90 R15.

» Precio: $ 2.390.000

Comenta