Día de la Mujer

Las mujeres toman el volante de la industria automotriz chilena

mujeres

Más de una decena de mujeres se encuentran en los cargos más altos de las marcas en Chile, eso sí, ligadas a las áreas de marketing y comunicación. Acá un barrido de lo que ellas han vivido en su paso por una de las industrias tildadas históricamente de masculina y cómo han visto la evolución del trato hacia las consumidoras.


En el pasado Salón de Detroit, durante la presentación de Ford, llamó poderosamente la atención un video que la marca expuso para lanzar la nueva Explorer ST, la versión deportiva del SUV más vendido de la firma en Estados Unidos. Al volante del todoterreno iba una mujer, que se lucía con su conducción deportiva y cómo llevaba el vehículo de forma impecable en cada una de las pruebas. Ella era la protagonista del video, no la que acompañaba al hombre en el asiento de copiloto, no era la que esperaba al borde de la pista mientras su compañero disfrutaba dentro de un circuito. No era la que iba en un descapotable con el pelo al viento sujetándose el pañuelo del pelo para no perderlo. No. Ella era la que apretada el acelerador y volanteaba como una verdadera piloto, a toda velocidad, sin errores. Ese simple video, con esa simple imagen es capaz de reflejar cómo ha cambiado la industria automotriz hacia las mujeres.

mujeres

Según el último estudio de Adimark de Radiografía a la mujer chilena, el 42% de ellas posee un automóvil. Por eso no es extraño que nuestra industria también esté mutando. Y no sólo en el tema de equidad de género dentro de las marcas automotrices presentes en nuestro país, sino también en cómo están trabajando la comunicación hacia las consumidoras.

En la actualidad, más de una docena de mujeres en Chile ocupan altos cargos en las marcas de autos, aunque la mayoría de ellas estén ligadas a marketing y comunicación. Algunas han hecho su carrera profesional en este rubro y otras llevan poco menos de un lustro. Lo que sí las une es la pasión con la que trabajan y enfrentan el desafío cada día de ganarse un espacio en una industria históricamente masculina, pero que cada día escucha más lo que ellas tienen que decir.

“A lo largo de los años el mercado automotriz en Chile ha sido liderado principalmente por hombres. Sin embargo, en el último tiempo, el género femenino ha ido ganando terreno logrando un gran impacto en la industria. Podemos ver en muchas marcas que hay mujeres en cargos relevantes, muy empoderadas e impulsando ideas con una visión que complementa de muy buena manera el lado ‘masculino’ histórico del rubro”, reflexiona Antonieta Melo, gerenta comercial de Volvo y quien lleva dos décadas en el rubro.

» Mujeres empoderadas

La incorporación de mujeres en altos cargos ejecutivos de las marcas de autos en Chile ha sido paulatino. Así al menos lo explican algunas ejecutivas.

mujeres
Natalia Troncoso

“Favorablemente la cultura de las empresas está cambiando y Ford es un buen ejemplo. En Chile, un gran porcentaje del equipo somos mujeres, las que integramos distintas áreas e incluso coordinamos acciones para éste y otros mercados. Hemos demostrado que podemos ser profesionales, mamás, consejeras, amigas, esposas y esa fuerza que nos mueve a superarnos cada día, hace posible que hoy exista un gran número de mujeres altamente calificadas desarrollando funciones de liderazgo en la industria automotriz y confío en que seguirán aumentando”, explica Natalia Troncoso, supervisora de Marketing y Comunicaciones de Ford Chile.

mujeres
Bernardita Cruz

Similar opinión tiene Bernardita Cruz, gerenta de marketing de Citroën. “El rol y aporte profesional de la mujer siempre ha sido fundamental en la industria en especial en áreas comerciales, de marketing, comunicaciones y calidad. Aún tenemos mucho por avanzar en otras áreas, por ejemplo finanzas y ventas, e incluso para llegar a lo que ocurre en otros países, donde hay mujeres en los puestos más altos, como por ejemplo Linda Jackson, CEO de Citroën”, dice.

mujeres
Macarena Bravo

Justamente, la apertura de las mismas marcas a nivel internacional es para las ejecutivas chilenas un logro. “Sin duda, es un rubro cada vez más inclusivo. Sin ir más lejos, la CEO de General Motors es una mujer (Mary T. Barra). Qué mejor ejemplo para demostrar que la industria automotriz ya no es un terreno masculino. En el caso de Chile es muy gratificante ver cómo hoy se respeta y valora nuestro aporte en la industria, siendo cada vez más las mujeres que toman cargos gerenciales y/o ejecutivos”, explica Macarena Bravo, gerenta de marketing de General Motors West (Chile, Uruguay, Paraguay y Bolivia).

mujeres
Andrea Ustariz

Para Andrea Ustariz , gerenta de marketing de Porsche Holding (que agrupa a las marcas Volkswagen, Audi y Skoda), “las mujeres han ido ganando, con mucho esfuerzo, cada vez más terreno en todos los ámbitos. Hemos podido demostrar en muchas ocasiones el valor que podemos agregar. Y en este mundo automotriz no ha sido diferente. Cada vez hay más mujeres dentro de la industria, con más influencia, y mucho más mujeres tomando la decisión de compra, que las hace incluso más importantes cuando se piensa en el target de las campañas, diseño, comercialización”.

Y este es quizás uno de los puntos más importante del cómo ha cambiado la forma de ver a la mujer en la industria. Y no solo tiene que ver con la inclusión de altas ejecutivas, sino también en cómo los autos se han ido adecuando a las necesidades de ellas y cómo se ha ido dando un giro en la forma de vender un auto.
Hace más de una década, las marcas hablaban tímidamente -y casi con pudor y miedo- de que cada día la mujer tenía más el control en la toma de decisión de la compra de un auto. “Según estudios recientes, las mujeres toman el 80% de las decisiones de compra y sabemos que esto no es muy diferente en el proceso de compra de un auto. Las mujeres deciden o influencian en prácticamente todos los casos y por esto, en General Motors, buscamos desarrollar campañas manejando la diversidad para llegar a todas las personas, no solo considerando la diversidad de género, sino también pensamiento, generación, etnia, educación, etc”, enfatiza Bravo.

mujeres
Magdalena Sibilla

Para Magdalena Sibilla, subgerente de marketing de Suzuki, “la tendencia de compra de un automóvil marcha hacia la igualdad, donde todavía vemos marcada mayormente la compra por hombres, pero teniendo como grandes influenciadoras para la decisión a las mujeres. En nuestro caso, y en términos generales, la publicidad apunta a ambos con un mensaje que invita a salir y a vivir momentos memorables”, explica y quizás por eso, en vez de dar un mensaje selectivo y enfocado, todas están de acuerdo que hoy el mensaje es transversal y que no se usa a la mujer como objeto, como era antiguamente”.

“Creo que sí hay marcas que hemos hecho un cambio en el mindset y foco. Pero no siento que es necesario un mensaje particular para cada género. Y ¿no es eso un poco el tema que está hoy sobre la mesa? Por qué debo ser un estereotipo de la mamá en un SUV si lo que quiero es un descapotable, tu ofrece el concepto, yo decido”, añade Andrea Ustariz, una idea que refuerza Natalia Troncoso al decir que “nuestras campañas publicitarias no están orientadas por género, sino que a estilos de vida. La mujer actual ya no está encasillada en un tipo de vehículo, las usuarias de hoy son tan versátiles que pueden necesitar una camioneta, un SUV o un deportivo”.
En tanto para Bernardita Cruz, de Citroën, “las marcas somos receptivas y los consumidores participativos. Creo que podemos hablar de un 50/50 en cuanto a comunicación de acuerdo a intereses de género”.

Seguir leyendo