Mintió para que su amigo librara de una multa y ahora arriesga dos años de cárcel

taller-coche-electrico

El hecho fue reportado en la comunidad autónoma de Galicia, en España. El involucrado es el dueño de un taller, que sostuvo que el vehículo infraccionado estaba desarmado en su local.




Lo que empezó como una "ayuda" para un cliente y amigo que quiso librarse de una multa, se convirtió en una verdadera pesadilla para el dueño de un taller en Vigo, Galicia. Los hechos se remontan a noviembre de 2017 cuando un radar ubicado en la localidad de Paredes de esa región al noroeste de España, captó a un Seat Toledo circulando a 108 km/h. El dueño del vehículo tuvo -lo que pareció en principio- una brillante idea.

multa

Según informa AutoBild, el conductor -cuya identidad no ha sido revelada- presentó un recurso asegurando que era imposible que su auto estuviera en la ruta ese día, puesto que el Toledo estaba en el taller. Desde Tráfico se contactaron con el jefe del taller para que este confirmara la versión y este remitió como respuesta un escrito que aseguraba que "el día señalado dicho vehículo se encontraba desmontado en nuestro taller por una avería en la caja de cambios, no encontrándose operativo para circular hasta el 9 de noviembre".

multa

El tema es que parece las imágenes parecen no dejar espacio a las dudas y este amigo que quiso ayudar al infraccionado ahora está siendo acusado de falsedad documental y se enfrenta a una pena de dos años de cárcel y a una multa de 3.600 euros (casi $ 3 millones). La Fiscalía acusa al mecánico de mentir e informar mal al juzgado "a sabiendas de que no era cierto".

Comenta