Volvo alista un pequeño SUV eléctrico para 2023

Será el modelo de entrada a los autos a baterías de la marca sueca.




En su objetivo de ser una marca exclusivamente eléctrica a partir de 2030, y tras los lanzamientos del Volvo XC40 Recharge y su variante coupé, el C40 Recharge, hoy el fabricante sueco prepara un nuevo modelo eléctrico, el cual marcará el acceso a los autos impulsados por baterías de la marca.

Será un crossover del segmento B que estará listo en 2023 para rivalizar con modelos como el Peugeot e-2008, Opel Mokka-e y Hyundai Kona EV. Se rumorea que la denominación será XC20 o XC30, siempre acompañada del apellido Recharge.

El futuro SUV eléctrico estará construido sobre la plataforma SEA (Sustainable Experience Architecture) de Geely, compartida con otros modelos del grupo. Así lo confirmó el mandamás de Volvo, Hakan Samuelsson: “creo que es muy práctico e inteligente para nosotros utilizar esta plataforma, ya que así podremos limitar los costos de un automóvil más pequeño para que su precio sea competitivo”.

El alto ejecutivo también aseguró que el nuevo Volvo eléctrico de acceso será un vehículo cuyo hábitat natural será la ciudad. “La distancia al suelo y la capacidad todoterreno probablemente no sean las cosas más importantes ahora”, puntualizó.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.