Agentes de seguridad del Capitolio declaran ante el Senado por asalto a sede del poder legislativo

Partidarios de Donald Trump durante al asalto al Capitolio el pasado 6 de enero. Foto: Europa Press

Se espera que los legisladores interroguen a los exfuncionarios sobre qué salió mal esa jornada. ¿Cuánto sabían las fuerzas del orden sobre los planes de violencia ese día, muchos de los cuales eran públicos? ¿Cómo compartieron las agencias esa información entre sí?, entre otras.




Agentes de seguridad del Capitolio deberán declaran ante el Comité de Seguridad Nacional y al de Asuntos Gubernamentales del Senado estadounidense este martes acerca del asalto al congreso del pasado 6 de enero convocado por seguidores de Donald Trump.

En declaraciones preparadas ante dos comités del Senado el martes, el exjefe de policía del Capitolio Steven Sund describirá una escena que era “como nada” que había visto en sus 30 años de vigilancia.

“Cuando el grupo llegó al perímetro, no actuó como ningún grupo de manifestantes que yo haya visto”, dirá el jefe derrocado, argumentando que la insurrección no fue el resultado de una mala planificación sino de fallas en todos los ámbitos de muchas agencias.

Se espera que los legisladores interroguen a los exfuncionarios sobre qué salió mal esa jornada. ¿Cuánto sabían las fuerzas del orden sobre los planes de violencia ese día, muchos de los cuales eran públicos? ¿Cómo compartieron las agencias esa información entre sí? ¿Y cómo pudo la Policía del Capitolio haber estado tan mal preparada para una insurrección violenta que se organizó en línea, a plena vista?

Los manifestantes rompieron fácilmente las barreras de seguridad en el exterior del Capitolio, se involucraron en un combate cuerpo a cuerpo con los oficiales de policía, hirieron a decenas de ellos y atravesaron múltiples ventanas y puertas, haciendo que los legisladores huyeran de las cámaras de la Cámara y el Senado e interrumpieran la certificación de las elecciones presidenciales de 2020. Cinco personas murieron como resultado de la violencia, incluido un oficial de policía del Capitolio y una mujer que recibió un disparo de la policía mientras intentaba atravesar las puertas de la cámara de la Cámara con los legisladores aún adentro.

El ex sargento de armas del Senado Michael Stenger y el ex sargento de armas de la Cámara de Representantes Paul Irving hablarán públicamente por primera vez desde su renuncia en la audiencia, que es parte de una investigación conjunta del Comité de Asuntos Gubernamentales y Seguridad Nacional del Senado y el Comité de Reglas del Senado. A ellos se unirán Sund y Robert Contee, el jefe de policía interino del Departamento de Policía Metropolitana, quien envió oficiales adicionales al lugar después de que comenzaron los disturbios.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.