Aliados instan a Trump a retrasar el lanzamiento de su candidatura tras resultados de republicanos en elecciones

El expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, habla con la prensa en los terrenos de su centro vacacional Mar-a-Lago en la noche de las elecciones intermedias en Palm Beach, Florida, el 8 de noviembre de 2022. Foto: Reuters

“Le aconsejaré que traslade su anuncio hasta después de la segunda vuelta de Georgia”, comentó su exasesor Jason Miller, en alusión a la contienda que podría definir el control del Senado.


Se suponía que sería una ola roja que el expresidente Donald Trump podría montar triunfalmente hacia la nominación republicana mientras se prepara para lanzar otra candidatura a la Casa Blanca.

En cambio, los decepcionantes resultados del martes por la noche para el Partido Republicano están generando nuevas preguntas sobre el atractivo de Trump y el futuro de un partido que lo ha abrazado por completo, aparentemente bajo su propio riesgo, mientras que al mismo tiempo le da un nuevo impulso a su rival potencial más poderoso.

De hecho, algunos aliados estaban pidiendo a Trump que retrasara su anuncio planeado para la próxima semana, diciendo que el enfoque total del partido debe estar en Georgia, donde el esfuerzo del gran futbolista respaldado por Trump, Herschel Walker, para derrocar al senador demócrata Raphael Warnock, se dirige a una segunda vuelta que podría determinar el control del Senado una vez más.

“Le aconsejaré que traslade su anuncio hasta después de la segunda vuelta de Georgia”, dijo el exasesor de Trump, Jason Miller, quien pasó la noche con el expresidente en su club Mar-a-Lago en Florida. “Georgia debe ser el foco de atención de todos los republicanos del país en este momento”, señaló.

Donald Trump saluda a los invitados en Mar-a-Lago el día de las elecciones, el 8 de noviembre de 2022, en Palm Beach, Florida. Foto: AP

Trump buscó usar las elecciones intermedias como una oportunidad para demostrar su influencia política perdurable después de perder la Casa Blanca en 2020. Apoyó a más de 330 candidatos en contiendas electorales, a menudo elevando a candidatos sin experiencia y profundamente defectuosos. Se deleitaba con sus victorias principales. Pero muchas de sus posiciones, incluyendo hacerse eco de las mentiras de Trump sobre unas elecciones de 2020 robadas y adoptar puntos de vista de línea dura sobre el aborto, estaban fuera de sintonía con la corriente política dominante.

Trump obtuvo algunas grandes victorias el martes, particularmente en Ohio, donde su elección para el Senado, el autor de Hillbilly Elegy, JD Vance, navegó a una fácil victoria después de que el respaldo de Trump lo catapultó al frente de unas primarias abarrotadas de candidatos. En Carolina del Norte, el representante Ted Budd, una de las primeras elecciones de Trump, mantuvo un escaño vacante en el Senado en manos del Partido Republicano.

Pero Trump perdió algunos de los premios más importantes de la noche, particularmente en Pennsylvania, donde el Dr. Mehmet Oz, quien ganó por poco las primarias del Senado con el respaldo de Trump, perdió ante el demócrata John Fetterman. Los candidatos respaldados por Trump también perdieron las elecciones a gobernador en Pennsylvania, Michigan y Maryland, y una carrera por el Senado en New Hampshire, aunque Trump pareció celebrar esto último y criticó al republicano Dan Bolduc por tratar de moderar sus posturas al dar marcha atrás en su adopción de las mentiras electorales de Trump.

“Si se hubiera mantenido fuerte y leal, habría ganado fácilmente”, dijo Trump en su red social. “¡¡¡Lecciones aprendidas!!!” (Trump también aplaudió la pérdida del aspirante republicano al Senado de Colorado, Joe O’Dea, quien había dicho que pensaba que era hora de que el partido se alejara de Trump).

Otras carreras de alto riesgo en Arizona y Nevada eran muy reñidas para adjudicar un ganador.

El expresidente Donald Trump saluda a los invitados en Mar-a-Lago el día de las elecciones, el 8 de noviembre de 2022, en Palm Beach, Florida. Foto: AP

De hecho, la mayor victoria de los republicanos de la noche se produjo en Florida, donde el gobernador Ron DeSantis logró la reelección, consolidando su estatus como una estrella republicana nacional en ascenso mientras contempla su propia candidatura potencial para 2024.

“Solo he comenzado a luchar”, dijo a sus seguidores en su discurso de victoria.

Si bien los republicanos todavía parecen estar bien posicionados para darle la vuelta a la Cámara de Representantes y, en última instancia, también podrían tomar el Senado, aquellos que habían creído que las frustraciones con la inflación récord, combinadas con los bajos índices de aprobación del Presidente Joe Biden, producirían victorias rápidas y decisivas apuntaban con el dedo en dirección al expresidente. El mensaje de la noche, argumentaron: el pueblo estadounidense quiere seguir adelante.

“Quiero decir, tuvimos una oportunidad histórica y el reclutamiento de candidatos no elegibles por parte de Trump lo arruinó”, dijo Scott Reed, un veterano estratega republicano. “Trump ahora ha perdido tres elecciones seguidas para el Partido Republicano y es hora de salir de esta tontería”.

Reed argumentó que el partido “tenía todo a nuestro favor: dinero, la agenda temática, el bajo rendimiento prolongado de Biden”, pero dijo que los esfuerzos de Trump para mantenerse en el centro de atención, provocando una carrera en el tramo final de la competencia, “obviamente animaron a muchos independientes y demócratas a acudir y votar”.

El exgobernador de Nueva Jersey Chris Christie, amigo de Trump desde hace mucho tiempo y asesor convertido en crítico, que está considerando su propia candidatura a la presidencia en 2024, dijo que los republicanos “tienen que tomar una decisión fundamental”.

Imagen de la fiesta de la noche de las elecciones de mitad de período del candidato republicano de Georgia al Senado, Herschel Walker, en Atlanta. Foto: Reuters

“Perdimos en 2018. Perdimos en 2020. Perdimos en 2021 en Georgia. Y ahora, en 2022, vamos a perder gobernaciones netas, no vamos a obtener la cantidad de escaños en la Cámara que pensábamos y es posible que no ganemos el Senado, a pesar de un presidente que tiene un 40% de aprobación a su gestión”, afirmó. “Solo hay una persona a quien culpar por eso, y ese es Donald Trump”.

Culpó a Trump por promover candidatos profundamente defectuosos, que ganaron sus primarias, pero tuvieron problemas en las elecciones generales.

‘El único factor animador (para él) para determinar un respaldo es: ‘¿Crees que las elecciones de 2020 fueron robadas o no?’”, dijo Christie. “No es ‘¿puede recaudar dinero?’. No es ‘¿tiene una visión articulable para el futuro de su estado o su distrito?’. No es evidencia de éxito pasado en la comunicación con los votantes. Es una determinación completamente egocéntrica”.

Mientras tanto, Trump insistió públicamente en que estaba contento con los resultados.

“Si bien en cierto modo la elección de ayer fue algo decepcionante, desde mi punto de vista personal fue una gran victoria: 219 victorias y 16 derrotas en la general. ¿Quién lo ha hecho mejor que eso?”, escribió en su red Truth Social el miércoles por la tarde.

Su portavoz, Taylor Budowich, también promocionó el historial de respaldo de Trump y dijo: “Mientras el presidente Trump mira hacia el futuro, continuará defendiendo su agenda America First que ganó abrumadoramente en las urnas anoche (martes)”.

Pero el estratega republicano David Urban, exasesor de Trump, aseguró que la marca Trump está herida, sin importar lo que diga el expresidente.

“Por supuesto, él va a reclamar la victoria, ¿verdad? El presidente promociona un récord de logros que incluye victorias en carreras no disputadas. Puede decir lo que quiera. Pero ¿cómo se siente la gente en Estados Unidos? Creo que la gente no se siente muy bien con la marca Trump en este momento”, comentó Urban. “Es malo”.

El Presidente de EE.UU., Joe Biden, durante una conferencia de prensa en el Comedor Estatal de la Casa Blanca en Washington, el 9 de noviembre de 2022. Foto: Reuters

A algunos ahora les preocupa que si Trump sigue adelante con su anuncio planeado la próxima semana, podría allanar el camino para una repetición de las derrotas de los republicanos en Georgia en 2021 al dominar la carrera.

La exsecretaria de prensa de Trump, Kayleigh McEnany, que ahora trabaja para Fox News, aconsejó al aire que Trump debería posponer su anuncio hasta después de la segunda vuelta por el escaño senatorial de Georgia.

“Creo que necesita ponerlo en pausa”, dijo. Cuando se le preguntó si Trump debería hacer campaña en el estado, afirmó: “Creo que tenemos que hacer cálculos estratégicos. El gobernador DeSantis creo que debería ser bienvenido al estado, dado lo que sucedió anoche (martes). Tienes que mirar las realidades sobre el terreno”.

Budowich no respondió a las preguntas sobre tales esfuerzos, pero Trump pareció arrojar agua fría sobre el consejo.

“Tuvimos un éxito tremendo”, dijo a Fox News Digital el miércoles. “¿Por qué algo cambiaría?”

El gobernador republicano de Florida, Ron DeSantis, saluda a sus seguidores después de ganar su carrera por la reelección, en Tampa. Foto: AP

Mientras tanto, los reveses de Trump estaban dando nuevas esperanzas a la larga lista de posibles rivales que han estado esperando en silencio y ahora enfrentan la decisión de postularse también.

Eso incluye a DeSantis, quien emergió como el ganador obvio de la noche. “DeFUTURE”, declaró The New York Post. Además de su amplio margen de victoria, DeSantis ganó el bastión demócrata de Miami-Dade y lo hizo sin el respaldo de Trump. (Aunque Trump les dijo a los periodistas que había votado por el gobernador días después de insultarlo como “Ron DeSanctimonious”, algo así como “Ron el santurrón”).

“DeSantis sale de las elecciones con mucho impulso”, dijo el estratega republicano Alex Conant. “Trump ha sido débil durante mucho tiempo, pero no estaba claro quién era la alternativa… Por primera vez, Trump realmente tiene un rival formidable dentro del partido”.

Incluso algunos demócratas admitieron la fuerza de DeSantis.

El estratega demócrata con sede en Miami, José Parra, dijo que el rival de Trump ingresa a la conversación de 2024 con “un montón de viento en sus velas” después de un desempeño más fuerte de lo esperado en todo el estado, especialmente en el condado de Miami-Dade, en el sur de Florida.

Hablando en la Casa Blanca el miércoles, Biden dijo que su “intención” es postularse nuevamente. Pero al señalar la competencia emergente entre Trump y DeSantis, dijo que sería “divertido verlos enfrentarse”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Un estudio de la U. de Hong Kong mostró cuál es la posibilidad de morir para aquellos que tuvieron Covid respecto a quienes no tuvieron la enfermedad. El estudio, fue realizado a más de 150 mil personas en Gran Bretaña, utilizando registros médicos y de defunciones de ese país.