Bachelet llama a denunciar el racismo “donde sea que lo vean” en medio de las protestas en EE.UU. por el asesinato de George Floyd

Bachelet

La Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas pidió a las personas que "hablen fuerte y claro y pongan fin al racismo donde sea que lo vean".




Una violenta ola de protestas se han desarrollado en los últimos días en Estados Unidos tras el asesinato de George Floyd, un hombre de origen afroamericano de 46 años que murió asfixiado por la presión que ejerció un policía al arrodillarse sobre su cuello por cerca de nueve minutos cuando lo arrestaba.

La acción policial originó una serie de disturbios y manifestaciones en contra del racismo en varios estados de ese país, tras lo cual se impusieron toques de queda en distintas ciudades. El Presidente de EE.UU., Donald Trump, anunció además que desplegará militares en las calles para detener lo que calificó como “el vandalismo, los ataques y la destrucción gratuita de la propiedad”.

En medio de todo este escenario, la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas y expresidenta, Michelle Bachelet, manifestó en su cuenta de Twitter que “todos tenemos una responsabilidad en la lucha contra el racismo”.

“Covid-19 o no, hago un llamado a todos para que tomen una posición, hablen fuerte y claro y pongan fin al racismo donde sea que lo vean”, dijo.

La semana pasada, Bachelet había indicado que “los procedimientos deben cambiar, deben ponerse en marcha sistemas de prevención y, por encima de todo, todos los oficiales que hagan un uso desmesurado de la fuerza deberían ser procesados y condenados por los delitos cometidos”. En esa oportunidad, agregó que este hecho "es el último de una larga serie de asesinatos de afroamericanos desarmados, cometidos por policías estadounidenses y gente armada”.

Las declaraciones de la autoridad de la ONU se dan luego de que se conocieran los resultados completos de la autopsia que se le realizó a Floyd, que determinó que el hombre de 46 años murió por “homicidio” debido a la “compresión del cuello”. En el informe se mostró que la víctima había consumido fentanilo.

Una autopsia independiente solicitada por la familia de la víctima indica que además Floyd murió por “pérdida de flujo sanguíneo”. El abogado Antonio Romanucci explicó en una conferencia de prensa que "no solamente la rodilla sobre el cuello de George causó su muerte, sino además fue el peso de los otros dos oficiales de policía sobre su espalda, quienes no solo causaron pérdida de flujo sanguíneo hacia su cerebro, sino también la pérdida de aire”.

Comenta