Boris Johnson y las semanas previas a ser diagnosticado con coronavirus

Boris Johnson

El Primer Ministro británico se encuentra actualmente en cuidados intensivos tras ser diagnosticado como positivo para coronavirus. Hace un mes, el mandatario afirmó que seguía saludando a las personas de la mano pese a los consejos de distanciamiento social.




Desde el domingo, el Primer Ministro de Reino Unido, Boris Johnson, se encuentra en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Saint Thomas, esto luego de que el pasado 26 de marzo se le diagnosticó positivo con coronavirus tras presentar síntomas de fiebre y tos.

Al momento de su diagnóstico, el Primer Ministro publicó un video, dando a conocer su estado y agradeciendo al NHS por la atención de salud que han brindado al país.

Su postura frente a la pandemia del coronavirus y cómo se debía enfrentar fue cambiando con los días mientras en el país la cantidad de contagios iba en aumento. Al día de hoy, Reino Unido es uno de los países más afectados por el Covid-19, con un total de 7.097 fallecidos y 60.733 contagiados

Una de los primeras ocasiones en que Johnson se refirió al virus fue el pasado 28 de febrero tras la muerte de un británico a bordo del crucero Diamond Princess en Japón.

En aquella ocasión, Johnson indicó la importancia del lavado de manos para detener la pandemia.

“El problema del coronavirus es una de las prioridades principales del gobierno. Lo mejor que pueden hacer las personas para prevenir la expansión del virus es lavarse las manos”.

Sin embargo, el 3 de marzo, y luego de informar el plan de acción contra el virus, Johnson dio a conocer que “le daba la mano a todo el mundo”, descartando el consejo de los expertos de buscar otras formas de saludarse y evitar el contacto físico.

“Estaba en el hospital el otro día en donde creo que habían algunos pacientes con coronavirus y saludé de la mano a todos”, indicó en aquella ocasión.

“Ya tenemos un fantástico NHS, un fantástico sistema de testeo y un fantástico sistema de vigilancia de la expansión de la enfermedad… Quiero insistir que para la gran mayoría de las personas en este país, seguiremos con nuestra vida como siempre”.

Tras esto, el 5 de marzo se registró el primer fallecimiento por coronavirus en el territorio británico. Frente a este evento, Johnson indicó que continuaban en el país con la fase de contención del virus.

“A pesar de que nuestros científicos y consejeros médicos está haciendo todas las preparaciones para la fase de retraso (de la llegada del virus). Por el momento, las cosas son como han estado. Hubo un cambio en el consejo para Italia creo, pero básicamente estamos diciendo. ‘lávense las manos y continúen con su vida’”.

El 12 de marzo por otra parte, Johnson llamó al coronavirus, “la peor crisis de salud pública en una generación”, indicando que se expandiría más allá y que muchas familias iban a perder a un ser querido de forma anticipada.

También indicó que tenían “un plan en el que estaban trabajando”, pero que no cerrarían los colegios todavía. Según sostuvo, prohibir las reuniones masivos no era la forma de detener el coronavirus.

El 16 de marzo sin embargo, anunció la cancelación de todos los eventos masivos.

El 18 de marzo expresó que todos debería seguir los consejos para protegerse a sí mismo y a sus familias y también al público en general, y ordena el cierre de los colegios.

Las familias completas manténganse en casa por 14 días si un integrante de la casa cree que él o ella tiene síntomas. Eviten reunirse innecesarias en pubs, clubs, bares, restaurantes, teatros y similares. Trabajen desde la casa si pueden. Lávense las manos”.

El 19 de marzo por otra parte, el Primer Ministro indicó que “estaba consciente” que las personas querían saber por cuánto tiempo duraría esta emergencia, y dio a conocer que creía que podían “dar la vuelta” la situación dentro de las próximas 12 semanas.

El 20 de marzo dio a conocer el cierre de los lugares de reunión como pubs, restaurantes y cines.

El 22 de marzo durante una conferencia de prensa y luego de que las personas continuaran asistiendo a parques y playas, Johnson insistió en la importancia del distanciamiento social, pero también indicó que entendía y quería que las personas pudiesen disfrutar de los parques y espacios abiertos para su salud.

Al día siguiente, ya con otro tono, advirtió a los británicos que debían obedecer la orden de quedarse en casa.

“Si no siguen las reglas, la policía tendrá el poder de ejercer (su cumplimiento), incluyendo multas y dispersando multitudes”. Por cadena nacional, ordenó que todos los británicos se queden en sus casas.

El 25 de marzo respondió preguntas de los parlamentarios en la Cámara de los Comunes.

El 27 de marzo, Johnson publicó en su cuenta de Twitter un video en donde daba cuenta de su estado de salud. Si bien pasó los primeros días tras su diagnóstico en cuarentena trabajando desde su casa, los síntomas no disminuyeron, por lo que fue trasladaron al Hospital Saint Thomas. Tras esto, tuvo que ser ingresado a cuidados intensivos, lugar en donde se mantiene desde el domingo pasado.

Según un vocero del 10 de Downing Street, se mantiene de buen ánimo y recibió oxígeno, pero se mantiene sin la necesidad de ventilador mecánico.

Comenta