Cataluña: Líderes independentistas reciben condenas de 9 a 13 años de cárcel por "sedición y malversación"

Cataluña

Foto: Reuters

La justicia española descartó los cargos de rebelión que pesaban contra los nueve exconsejeros y autoridades de la administración de Carles Puigdemont.




El Tribunal Supremo de España dio a conocer la condena que deberán cumplir los doce líderes independentistas catalanes procesados por sedición y malversación tras la declaración unilateral de independencia de 2017.

Oriol Junqueras, el exvicepresidente de Cataluña recibió una sentencia de 13 años de cárcel por los cargos de "sedición en concurso medial" - es decir cuando es necesario cometer un delito para cometer otros- y "malversación". La exautoridad fue el procés que deberá cumplir la pena más alta.

Según detalla El País, tres exconsejeros deberán enfrentar una pena de 12 años de presidio por los mismos delitos que Junqueras; otros dos exministros deberán fueron absueltos del cargo de malversación, por lo que, deberán cumplir 10 años. 

Mientras que la expresidenta del Parlamento, Carme Forcadell, recibió una pena de 11 años y medio por sedición. 

Por otro lado, las personas que menos tiempo deberán cumplir encarcelados fueron tres exconsejeros que resultaron absueltos del delito de malversación de fondos públicos. Se trata de Santi Vila, Carles Mundó y Meritxell Borràs, quienes estarán inhabilitados para cargos públicos por un año y 10 meses; y deberán pagar una multa de 200 euros durante 10 meses. 

Hace unos días se dio a conocer que la justicia española descartó el delito de rebelión en los acusados. 

El pasado 1 de octubre el president de la Generalitat, Quim Torra, realizó un acto donde se comprometió a la "radicalidad democrática, con el diálogo, a avanzar hacia la república catalana" en medio de la segunda conmemoración de la fallida declaración de independencia catalana.

Bruselas "respeta" condena en España a independentistas catalanes

La Comisión Europea reiteró este lunes su respeto de las decisiones judiciales españolas, rechazando comentar las condenas de hasta 13 años de prisión contra independentistas catalanes por el intento de secesión en 2017. 

"Respetamos las decisiones del poder judicial español y no nos corresponde a nosotros adoptar una posición sobre estas cuestiones", aseguró en rueda de prensa la portavoz del ejecutivo comunitario, Mina Andreeva. 

A lo largo de la crisis política en España con el intento de independencia de Cataluña, la Comisión ha evitado inmiscuirse en un "asunto interno" de un país miembro de la UE, una posición que reiteró la vocera.

Pese a los llamados de los independentistas, Bruselas ha rechazado siempre ser un eventual mediador y su única crítica a Madrid fue por las cargas policiales para impedir el referéndum de octubre de 2017, aunque las justificó después.

Comenta