Crisis migratoria se convierte en tema central de reunión virtual entre presidentes de EE.UU. y México

Migrantes mexicanos protestan contra medidas impuestas por el expresidente Trump y que serían levantadas por Biden. Foto: Reuters

La vocera de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que la mayor parte del diálogo sostenido por Joe Biden y Andrés Manuel López Obrador se centró en la situación migratoria. “Sobre cómo coordinar el trabajo, los temas económicos, los pasos a tomar para reducir la migración hacia la frontera y ellos (los mexicanos) han sido socios en todo eso a lo largo de los últimos meses”, dijo Psaki. Además abordaron los preparativos de la próxima Cumbre de las Américas, que se celebrará en junio en Los Ángeles.


Cómo gestionar el flujo migratorio que llega al sur de Estados Unidos fue el tema central de la llamada que mantuvieron este viernes el presidente Joe Biden y su homólogo mexicano Andrés Manuel López Obrador.

“Tuvimos una cordial conversación con el presidente Biden”, dijo López Obrador en su cuenta oficial de Twitter. “Tratamos temas de interés en la relación bilateral”.

Jen Psaki, vocera de la Casa Blanca, la calificó de “muy constructiva”.

La mayor parte de la llamada, de 52 minutos, fue sobre migración, agregó Psaki, “sobre cómo coordinar el trabajo, coordinar los temas económicos, los pasos a tomar para reducir la migración hacia la frontera y ellos (los mexicanos) han sido socios en todo eso a lo largo de los últimos meses”, dijo en conferencia de prensa

Según explicó la presidencia mexicana en un comunicado este viernes por la tarde, los dos mandatarios abordaron la posibilidad de “ampliar las vías legales para migrantes y refugiados” y se comprometieron a promover esfuerzos en esta línea “con socios regionales clave y en foros multilaterales”.

Tanto Estados Unidos como México han enfatizado la importancia de gestionar los flujos de personas con un enfoque regional.

Cumbre de las Américas

La llamada abordó también los preparativos de la próxima Cumbre de las Américas, que se celebrará en junio en Los Ángeles, y el final de la normativa de expulsiones inmediatas de migrantes en la frontera sur estadounidense que se puso en marcha al inicio de la pandemia, agregó Psaki.

En la cita de California, para cuya preparación viajará el lunes a Washington el canciller mexicano Marcelo Ebrard, también será la migración el tema estrella pero no faltaran tensiones políticas.

Solo días después de que el subsecretario de Estado, Brian Nichols, considerara improbable que se invitara a Cuba, Nicaragua y Venezuela a la Cumbre, López Obrador pidió al gobierno de Estados Unidos que todos los países de las Américas reciban invitación “sin excluir a nadie”, según el comunicado de su gobierno.

La conversación entre los dos mandatarios tuvo lugar en un momento de tensión internacional porque la guerra en Ucrania ha elevado la inflación en todo el mundo en medio de la preocupación por la probable escasez de petróleo, gas natural y alimentos.

Además, se concretó a semanas del 23 de mayo, cuando previsiblemente Estados Unidos pondrá fin a la medida sanitaria que expulsa de forma expedita a los solicitantes de asilo.

El levantamiento de esta medida hace temer a muchos un incremento de los flujos migratorios hacia Estados Unidos, un asunto que podría exacerbar las tensiones partidistas de cara a las próximas elecciones de medio mandato y para lo que la colaboración del gobierno mexicano es clave.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Revisa en nuestro video de la semana, cuál es su origen, cuáles son sus características y cuál es el posible futuro de la pandemia debido a su masificación.