David Choquehuanca: "Los que llaman a debatir sobre la corrupción son los más grandes corruptos"

David Choquehuanca

El exjefe de la diplomacia boliviana participa en la "Cumbre de los Pueblos", encuentro paralelo a la Cumbre de las Américas. En esta entrevista con La Tercera denuncia la exclusión de Maduro.




El excanciller boliviano (2006-2017) David Choquehuanca fue invitado a Lima, pero no para participar de la Cumbre de las Américas sino como expositor de un encuentro paralelo que se organiza al margen del cónclave regional: la Cumbre de los Pueblos, calificada como "la otra voz que merece ser escuchada". Esta cumbre paralela se erige como una instancia que aboca por la unidad de la región desde una visión de izquierda, y desde donde se pedirá "solidaridad" con Venezuela y el expresidente brasileño recientemente encarcelado, Luiz Inácio Lula da Silva. En esta entrevista con La Tercera, el exjefe de la diplomacia paceña prefiere no abordar los asuntos relacionados con La Haya, pero sí la exclusión del Presidente venezolano Nicolás Maduro, que califica de "injusta e ilegal".

¿Cuál es el objetivo de la "Cumbre de los Pueblos"?

Nuestro trabajo es integrar a nuestros pueblos. Es tejer lazos de hermandad, de amistad, porque hoy un país aislado ya no va a poder encarar estas crisis que nos ha generado el capitalismo. Necesitamos tejer hermandad continental, buenas relaciones entre todos. Mi trabajo es apoyar. Un país solo no existe. Nuestra región necesita fortalecer su integración, solo así vamos a ser tomados en cuenta como región. Los pueblos tienen todo el derecho para discutir tantos problemas que tenemos hoy día. En la Cumbre de los Pueblos se van a tocar temas de soberanía, de corrupción y tantos otros. Voy a exponer sobre integración y vivir bien, porque el vivir bien se está construyendo como una alternativa a la crisis global del modelo de desarrollo capitalista. Por eso, en el G77 en su 50 aniversario, los 130 países han decidido construir un nuevo orden mundial, porque nuestro mundo lo han desordenado, hoy vivimos el caos. Hay mucha indignación e incertidumbre. El vivir bien se constituye como una alternativa para todos los pueblos. Con las distintas delegaciones vamos a compartir estas propuestas que se han resistido durante siglos que hoy están siendo decodificados.

La corrupción es el tema de esta Cumbre de las Américas. ¿Cuál es su opinión con respecto a los casos de que afectan a varios expresidentes?

La corrupción es un mal del capitalismo. Nos preocupa la situación que está atravesando Latinoamérica. Es un mal que nos daña como sociedades, como pueblos. Es responsabilidad de todos, tenemos que atacarlo. Es una preocupación, pero no tiene que ser superficial. A veces los que están llamando para debatir sobre la corrupción son los más grandes corruptos, que parecen intocables. El tema de la corrupción tiene que ser tocado a nivel de jefes de Estado, a nivel de instituciones, de universidades, de movimientos, de todos. Por algo han escogido este tema.

¿Cómo califica la exclusión del Presidente venezolano Nicolás Maduro en la Cumbre de las Américas?

Injusto, de donde lo mires injusto. Es ilegal (porque), no se puede excluir a una nación, no se le puede excluir a un pueblo. En este caso se está queriendo excluir a Venezuela. Este Estado tiene un presidente que ha sido elegido democráticamente. Se está yendo contra todas las normas. No puede un país tomar unilateralmente esta decisión. Un país que organiza este foro adquiere compromisos con la Organización de Estados Americanos (OEA). Hay muchos presidentes que se han expresado que no se puede excluir a Venezuela.

¿Van a hablar de la situación venezolana en la Cumbre de los Pueblos?

En la Cumbre de los Pueblos uno de los temas que trabajamos es la complementariedad, es la solidaridad, es contra las injusticias. Desde luego que se va a tocar. Los pueblos van a expresar solidaridad con el pueblo venezolano, con su gobierno democráticamente elegido.

Comenta