Dura derrota para el gobierno argentino en legislativas: Fernández llama al diálogo a la oposición tras perder control del Congreso

Un hombre vota en las elecciones legislativas de Argentina. Foto: AFP

El oficialismo perdió en 15 provincias y, por primera vez desde 1983, el peronismo quedaría sin mayoría propia en el Senado.




La coalición Frente de Todos, del Presidente argentino, Alberto Fernández, perdió la mayoría en el Senado y se quedó sin el control del Congreso, según indicó una fuente gubernamental a la agencia AFP tras las elecciones legislativas de medio término realizadas este domingo. Ante la dura derrota para la Casa Rosada, el mandatario llamó al diálogo a la oposición.

“Si se confirman los números, efectivamente se pierde el quórum propio (la mitad más uno) en el Senado”, dijo a la AFP la fuente oficial. El gobierno peronista de centro-izquierda pasaría de tener 41 de 72 senadores a tan solo 35, según el escrutinio de más de 90% de los votos. Así, el peronismo perdería la mayoría en el Senado por primera vez desde el regreso de la democracia en 1983.

En los comicios de este domingo se renovaban 127 asientos de la Cámara de Diputados, sobre un total de 257, mientras que en el Senado ocho provincias disputaban 24 bancas sobre un total de 72.

Ante este escenario, Fernández hizo un llamado a la oposición. “Debemos priorizar los acuerdos nacionales si queremos resolver los desafíos a los que nos enfrentamos”, dijo el mandatario en una alocución grabada en la que aseveró que “una oposición responsable y abierta al diálogo es una oposición patriótica”. Abogó por una cooperación “fructífera, por el interés general del país”.

Desde la oposición, el expresidente Mauricio Macri dijo que “se confirma que es el fin de una era”. “Hoy dimos un paso enorme (...) Tenemos una oportunidad enorme, miremos hacia adelante”, agregó el alcalde de la ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, considerado por muchos expertos como el principal candidato del sector para la presidencia en 2023.

Mujer votando en las legislativas de este domingo. Foto: AFP

Según el portal Infobae, el gobierno perdió en 15 provincias. De 8 distritos que renovaban senadores, la oposición ganó en seis. Los primeros datos oficiales mostraban que los candidatos del Frente de Todos sólo habían ganado en Catamarca y Tucumán, mientras que las boletas de la opositora coalición Juntos por el Cambio se imponían en Chubut, Corrientes, Córdoba, Mendoza, Santa Fe y La Pampa.

Una de las victorias más vistosas del bloque opositor se daba en la Ciudad de Buenos Aires, donde la candidata de Juntos por el Cambio, María Eugenia Vidal, se hizo con el 47% de los votos, adelantando de lejos al kirchnerismo que sacó un 25%. La sorpresa en la capital era el candidato de extrema derecha Javier Milei, con el 17% de los votos en la circunscripción.

Más peleada fue la competencia en la populosa provincia de Buenos Aires, que representa el 37% del padrón electoral argentino. Ahí Juntos por el Cambio conseguía el 39,85% de los votos, mientras que el Frente de Todos le pisaba los talones con un 38,52%.

Otra provincia crítica para el oficialismo fue La Pampa: era una de las elecciones que el gobierno confiaba en revertir, luego de la derrota en las primarias. El radical Daniel Kroneberger se imponía por ocho puntos en la provincia, asestando la primera derrota del peronismo en 36 años.

Al respecto, el periodista transandino Jorge Lanata opinó que el gobierno “quedó herido, pero tratando de mantenerse en el juego”. “Cristina quizás sea la más derrotada del día de hoy, aún cuando el gobierno perdió en varias provincias (…) Desde el punto de vista de la escena política es la mayor perdedora”, reiteró el comentarista.

El Presidente Alberto Fernández en su local de votación. Foto: Reuters

En su mensaje, Fernández se refirió a la segunda mitad de su mandato, sin referirse directamente a los resultados electorales. “Con esta elección termina una etapa muy dura para el país. Una etapa marcada por dos crisis. La económica, heredada del gobierno anterior, de la que aún quedan enormes desafíos. Y otra crisis sanitaria provocada por una pandemia que a poco vamos a superando”, señaló. “En esta nueva etapa debemos priorizar los acuerdos nacionales. Si queremos resolver estos desafíos a los que nos enfrentamos, necesitamos que las grandes mayorías generen consensos”, reiteró.

En tanto, lo que se extrañó en el búnker del Frente de Todos fue la presencia de la vicepresidenta Cristina Fernández, que tampoco pudo ir a sufragar a Río Gallegos. Ambas ausencias fueron provocadas por una recomendación de reposo por orden médica, luego de una operación que se realizó la expresidenta a principios de mes.

“Me han indicado reposo. Nada de que preocuparse, pero el esfuerzo realizado para participar del cierre del FdT retrasó la evolución del posoperatorio. Por eso, esta noche no podré estar, como hubiera querido y como siempre he hecho, en el búnker. Abrazo fuerte a todos y a todas”, escribió en Fernández en Twitter.

María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta, ambos en el centro, celebran la victoria de Juntos por el Cambio en la Ciudad de Buenos Aires. Foto: AP

Un poco después del cierre de los locales de votación, el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, señaló que el porcentaje de votación estuvo entre un 71% y un 72%, llegando así a la participación más baja en una elección parlamentaria desde 1983, año en que Argentina recuperó su democracia.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.