Ecuador impone duras restricciones a la inmigración venezolana

Imagen 20190120-636836237355453714

Un grupo de mujeres protesta contra la violencia de género, en Quito, el domingo.

Los migrantes deberán presentar un certificado de antecedentes penales para ingresar al país, algo "casi imposible".


"¡Fuera venezolanos!, ¡Regresen a su país!", fueron algunos de los gritos con los que cientos de ecuatorianos en la ciudad de Ibarra se manifestaron en rechazo al femicidio de Diana Carolina R.R., una joven de 22 años y embarazada de cuatro meses. El crimen perpetrado el sábado por Yordi Rafael L. G, de nacionalidad venezolana, en plena calle frente a policías y a decenas de testigos, desató una ola xenófoba en Ecuador y un inmediato endurecimiento en las políticas migratorias del gobierno de Lenín Moreno.

"Ecuador es y será un país de paz. No permitiré que ningún antisocial la arrebate", señaló el mandatario a través de un comunicado. Al mismo tiempo, Lenín Moreno, anunció la creación de "brigadas para controlar la situación legal de los inmigrantes venezolanos". Esto último fue duramente criticado por Nicolás Maduro, en medio de crecientes tensiones entre Caracas y Quito, antes un aliado regional clave para el chavismo durante el gobierno de Rafael Correa.

"El comunicado del Presidente Moreno instigó una espiral de violencia xenófoba contra la comunidad migrante venezolana en el Ecuador y corresponde a su gobierno la obligación de preservar la integridad y la vida de los venezolanos en ese país", dijo el canciller Jorge Arreaza. Sin embargo, no fue el único.

Pedido a Bachelet

El Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) anunció que solicitarán a Michelle Bachelet, Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, investigar a Lenín Moreno por una supuesta conducta de "odio" contra los venezolanos.

Mientras ocurría todo esto, el vicepresidente ecuatoriano, Otto Sonnenholzner, informó que Ecuador comenzará a exigir a partir de ahora antecedentes penales para ingresar al país.

"Esta es una manera de criminalizar la migración venezolana. La posición asumida en estos días por el Presidente y su gobierno constituye un retroceso hacia posiciones hostiles a la migración de venezolanos", dijo a La Tercera, el analista político ecuatoriano Simón Pachano.

Para el politólogo ecuatoriano Wladimir Sierra "este tipo de medidas podrían agudizarse si ocurren más asesinatos, lo cual con seguridad se va a dar, pues no existen política de inserción laboral de la población migrante".

En Ecuador habría alrededor de 300.000 venezolanos. El año pasado el gobierno ecuatoriano estimó que casi un millón de inmigrantes de Venezuela cruzaron sus fronteras, pero muchos siguieron hacia Perú o Chile. En el caso peruano, Lima cerró sus fronteras y comenzó a exigir pasaporte durante algunas unas semanas para frenar el éxodo.

"El consulado de Venezuela en Quito y en Guayaquil tiene jornadas de hasta 300 personas diarias para solicitudes de timbres y documentos, pero en Venezuela es casi imposible de conseguir. Esto va a generar un embudo de personas en las frontera con Colombia y Ecuador", dijo a La Tercera, Daniel Regalado, presidente de la Asociación Civil de Venezolanos en Ecuador.

Comenta