En la serie de Netflix “Harry y Meghan”, la pareja real expresa quejas

Trabajadores de oficina en Londres miran el controvertido documental del duque y la duquesa de Sussex que se transmite en Netflix, el 8 de diciembre de 2022. Foto: AP

El duque y la duquesa de Sussex hablan sobre cómo se enamoraron y cómo sufrieron bajo la mirada de los medios globales.


El príncipe Harry y Meghan Markle, duque y duquesa de Sussex, lanzaron su última andanada a la familia real británica, destacando los vínculos históricos de la institución con la esclavitud y la lucha que enfrentó la actriz birracial para integrarse a la casa de Windsor durante una serie de televisión para Netflix Inc.

Los primeros tres episodios de la serie, titulados “Harry y Meghan”, cuentan la historia de cómo la pareja se conoció, se enamoró y su fricción con los paparazzi antes de su boda en 2018. “Nunca se nos permitió contar nuestra historia… hasta ahora”, dijo Markle en un episodio. Se esperan tres episodios más, que detallan su separación con el resto de la familia, la próxima semana.

Desde que renunció a sus deberes reales en 2020 y se mudó a California, la pareja ha cerrado acuerdos con Netflix y Spotify Technology SA por un valor aproximado de 120 millones de dólares. Si bien la pareja ha dicho que el programa de Netflix les da la oportunidad de contar su versión de lo que sucedió, los críticos, incluidos los funcionarios del Palacio de Buckingham, dicen que la pareja está aprovechando los lazos reales tensos para construir un imperio mediático multimillonario. Las memorias del príncipe Harry, “Spare”, se publicarán en enero.

La serie relata la historia de amor personal de los Sussex en el contexto de una institución real que enmarcan como fuera de contacto con la realidad. Particularmente dañina para la Casa de Windsor, la serie destaca los vínculos históricos de los monarcas británicos con el comercio de esclavos y el supuesto bloqueo continuo de la institución sobre el legado del Imperio Británico. También se enfoca en cómo el Palacio de Buckingham maneja a los medios, con ambos Sussex quejándose de que no estaban protegidos del intenso escrutinio de los tabloides británicos, que siguieron a sus amigos y cuyos informes supuestamente resultaron en que Markle se separó de su padre.

El príncipe Harry y Meghan Markle bajan los escalones después de su boda en la Capilla de San Jorge en el Castillo de Windsor, Inglaterra, el 19 de mayo de 2018. Foto: AP

La serie dijo que los miembros de la familia real se negaron a comentar. Los asistentes del palacio, quienes inicialmente dijeron que no fueron contactados antes de que se emitiera el programa, dijeron el jueves por la noche que una productora independiente se acercó para obtener comentarios, pero que los funcionarios no pudieron verificar la legitimidad de la compañía, por lo que no respondieron.

El programa hábilmente producido combina entrevistas con una iluminación tenue con los Sussex y sus amigos, intercaladas con personas que brindan contexto para vislumbrar cómo es la vida en la familia real más famosa del mundo. Los medios británicos rápidamente llamaron al proyecto “Megflix”.

La pareja comparte publicaciones de Instagram y mensajes de texto nunca antes vistos mientras brindan información nueva sobre su incipiente vida real juntos. Dicen que se conocieron en Instagram y se cortejaron en línea antes de conocerse en persona. Markle calificó la cobertura de su compromiso con el príncipe Harry en 2017 como “un reality show orquestado”. La duquesa de Sussex dice que luego se vio obligada a valerse por sí misma cuando ingresó a la vida real, buscó en Google las líneas del himno nacional británico y se vio obligada a usar ropa de colores apagados para encajar con el resto del clan real.

El príncipe Harry, a quien Markle y sus asociados en la película se refieren como “H”, detalla cómo superó su “enorme prejuicio inconsciente” y el de sus familiares. También hace repetidas comparaciones entre su difunta madre, la princesa Diana, y su esposa.

Las afirmaciones hechas en la serie ponen fin a una incómoda tregua de un año entre los Sussex y el resto del clan Windsor que se mantuvo mientras la nación celebraba los 70 años de la difunta Reina Isabel II en el trono y su muerte en septiembre. Durante esta breve distensión, el príncipe Harry y su hermano, el príncipe Guillermo, caminaron juntos detrás del ataúd de su abuela, elogiaron a su padre, el Rey Carlos III, y saludaron juntos a los simpatizantes.

Imágenes de la serie "Harry y Meghan" de Netflix.

Los funcionarios del Palacio de Buckingham han sentido durante mucho tiempo que los Sussex no se han abstenido de hacerles la vida difícil a sus antiguos empleadores. La pareja recientemente aceleró los esfuerzos para desarrollar Archewell, la compañía de medios que fundaron.

Hasta ahora, su contenido más popular se ha centrado en la vida que dejaron atrás. El duque y la duquesa de Sussex se han pronunciado previamente sobre el presunto maltrato a manos de los cortesanos reales, miembros de la familia senior y la prensa británica. Durante una exitosa entrevista con Oprah Winfrey en 2021, Markle también alegó racismo en las filas reales. “Si bien algunos recuerdos pueden variar, se toman muy en serio y la familia los abordará en privado”, respondió la Reina Isabel en un comunicado en ese momento.

Después de que se alejaron de sus deberes reales, el príncipe Harry y su esposa fueron despojados de todos los títulos militares y honorarios por la difunta reina. La especulación en curso se centra en si los hijos del duque y la duquesa de Sussex, Archie y Lilibet, serán nombrados príncipe y princesa por el nuevo Rey Carlos. La línea de sucesión actualizada en el sitio web real los enumera como señor Archie Mountbatten-Windsor y señorita Lilibet Mountbatten-Windsor. Son sexto y séptimo en la línea de sucesión al trono, respectivamente.

La serie de Netflix ahonda más en las denuncias que hizo la pareja durante la entrevista de Oprah. Comenzaron a grabar diarios en video de sí mismos en marzo de 2020, mucho antes del acuerdo con Netflix, porque un amigo les sugirió que se documentaran. “Sabemos en este momento que podría no tener sentido, pero sabemos que algún día tendrá sentido”, dice la duquesa de Sussex en una de las primeras entradas de un diario en video.

El duque y duquesa de Sussex llegan para la gala anual Salute to Freedom en el Intrepid Sea, Air & Space Museum en Manhattan, 10 de noviembre de 2021. Foto: Reuters

Una queja importante son los paparazzi. El príncipe Harry ha hablado en repetidas ocasiones de cómo quedó marcado por el trato recibido por su madre, la princesa Diana, quien murió en un accidente automovilístico en 1997 tras ser perseguida por paparazzi. En la serie, el príncipe describe su impotencia cuando su pareja fue atacada con lo que él sintió que era una cobertura racista. El programa presenta ejemplos de titulares cargados de racismo en la prensa de Reino Unido, incluido uno del Daily Mail que dice que la nueva aspirante a princesa era “Straight (Almost) Outta Compton”, una referencia al vecindario mayoritariamente negro de Los Ángeles.

“La orden del Palacio fue ‘no digas nada’. Pero lo que la gente debe entender es que, en lo que respecta a gran parte de la familia, todo lo que ella estaba viviendo también les había pasado, por lo que fue como un rito de iniciación”, dijo el príncipe Harry durante la serie. “Y algunos de los miembros de la familia dijeron, ‘bien, bueno, mi esposa tuvo que pasar por eso, entonces, ¿por qué tu novia debería ser tratada de manera diferente, por qué deberías recibir un trato especial, por qué debería ser protegida? Y dije que la diferencia aquí es el elemento racial”.

El príncipe Harry dijo anteriormente que no tenía otra opción que renunciar a los deberes reales en 2020 para proteger a su familia de la intrusión de la prensa. La duquesa de Sussex habla de cómo su relación con su padre, Thomas Markle, se rompió en el período previo a su boda después de que los tabloides le pagaran para que posara para las fotos. “Ella tenía un padre antes de esto y ahora no tiene padre. Y cargué con esto”, dijo el príncipe Harry.

“Se trata de deber y servicio y siento que, siendo parte de esta familia, es mi deber destapar esta explotación y soborno que sucede dentro de nuestros medios”, dijo.

Los episodios de una hora presentan entrevistas con la estrella del tenis Serena Williams, quien detalla el profundo amor que la pareja siente el uno por el otro, y la madre de Markle, Doria Ragland. La serie, hasta el momento, se abstiene de profundizar en algunas de las acusaciones más dañinas que la pareja ha hecho anteriormente. No se mencionan los supuestos comentarios racistas realizados a la duquesa. También faltan las acusaciones controvertidas de que se quedó llorando después de una disputa previa a la boda con la esposa del príncipe Guillermo, Catalina, la princesa de Gales. Sin embargo, sí habla del choque cultural que supuestamente enfrentó la duquesa. “Yo era una abrazadora. Siempre he sido una abrazadora, no me di cuenta de que eso es realmente discordante para muchos británicos”, explicó. También explicó cómo durante las visitas reales tuvo que silenciar su expresivo estilo de agitar la mano para hacerlo más majestuoso.

Una mujer ve el controvertido documental del duque y la duquesa de Sussex que se transmite en Netflix en su casa en Warwick, Gran Bretaña, el 8 de diciembre de 2022. Foto: AP

La separación de la familia real ha dañado las relaciones entre los príncipes Harry y Guillermo, el heredero al trono, según asesores de palacio. El Rey Carlos, después de acceder al trono, habló de su amor por el príncipe Harry y Meghan “mientras continúan construyendo sus vidas en el extranjero”.

A medida que el bombardeo de los medios en torno a la serie de Netflix se intensificó en las últimas semanas, la familia real continuó con sus deberes con normalidad. El príncipe Guillermo y su esposa, Catalina, estuvieron en Boston la semana pasada para anunciar al ganador del premio ambiental Earthshot Prize. El palacio se movió rápidamente para acabar con un posible escándalo después de que se alegara que la ex dama de honor de la reina, lady Susan Hussey, hizo comentarios inapropiados a una invitada negra en el Palacio de Buckingham. El palacio dijo que lady Hussey se había retirado de su rol.

Mientras tanto, el Rey Carlos y la reina consorte tienen planeada una semana repleta de compromisos.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Fue encontrada tallada en la pared de un foso de 10 metros de ancho en la Ciudad Vieja de Jerusalén.