Estado de Sao Paulo sufre alza de casos en urbes del interior

Funeral de una víctima de Covid-19 en el cementerio de Vila Formosa, en Sao Paulo. Foto: Europa Press

Por su parte, Río de Janeiro, por primera vez en décadas, podría quedarse sin festejos de Año Nuevo a raíz del Covid-19.




El estado de Sao Paulo alcanzó este lunes la marca de 12.634 muertes y 221.973 contagios de Covid-19, según datos de la administración del gobernador João Doria. En un giro en la tendencia, su gestión informó que el interior del estado superó por primera vez a la capital estadual en el número de nuevos casos de coronavirus.

“El interior pasó a la capital en número de casos nuevos este fin de semana, con un 14,5% más de casos”, afirmó el secretario de Desarrollo Regional, Marco Vinholi. “Eso registra una inversión en la lógica de que la capital era el epicentro de la crisis, en ese primer momento significa una mayor atención en los administradores de esos municipios”, agregó, citado por el diario O Estado de S. Paulo.

De los 645 municipios de Sao Paulo, en 604 de ellos había al menos una persona infectada de Covid-19. Y en 334 ciudades se contabilizaba una o más muertes por coronavirus. Según el Secretario estadual de Salud, José Henrique Germann, el número de casos se encuentra dentro del escenario esperado para el mes de junio y la cifra de muertes está por debajo de la perspectiva hecha por el gobierno de Doria.

Según el gobierno de Sao Paulo, el estado también registra a 5.680 pacientes ingresados en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) y otros 8.249 en las salas normales, con casos confirmados o sospechosos de coronavirus. La tasa de ocupación de las camas UCI es del 65,6%, considerando todo el estado, y del 68,8% en el gran Sao Paulo.

El caso de Río de Janeiro

Con 1.439 nuevos casos de coronavirus, Río de Janeiro acumula 8.933 muertes. En las últimas 24 horas, se confirmaron 58 nuevos decesos. Desde el comienzo de la pandemia, ese estado brasileño ya suma 97.500 personas infectadas con Covid-19, según datos proporcionados por la secretaría estadual de Salud.

Mientras el Secretario de Salud de Río de Janeiro, Fernando Ferry, se aprestaba este lunes a entregar su carta de renuncia al gobernador Wilson Witzel después de un mes y cuatro días en la cartera, el diario O Globo informó que, por primera vez en décadas, la playa de Copacabana podría quedarse sin festejos de Año Nuevo a raíz del Covid-19. El municipio a cargo de Marcelo Crivella ya estaría estudiando alternativas. Entre ellas, la transmisión del espectáculo por internet o una mayor distribución de escenarios en toda la ciudad, para reducir la concentración de personas en el paseo marítimo.

Citando un modelo matemático de investigadores de la Universidad de Sao Paulo, el diario Folha de S. Paulo informó que una de cada cinco ciudades en Brasil tiene un crecimiento acelerado en los casos de Covid-19. En solo el 3%, la propagación de la enfermedad comienza a retroceder.

Comenta