Facebook eleva a 87 millones afectados por el escándalo de Cambridge Analytica

Mark Zuckerberg testificará el próximo miércoles 11 de abril ante la Cámara de Representantes.



Facebook anunció ayer que la consultora política Cambridge Analytica, que colaboró con la campaña del Presidente estadounidense, Donald Trump, tuvo acceso a la información personal de más de 87 millones de personas. Una cifra muy superior a la estimación inicial de 50 millones de usuarios afectados.

El gigante tecnológico publicó la nueva cifra como parte de una declaración extendida sobre sus planes para la mejora del uso de sus datos personales. Entre otras medidas, la compañía dijo que comenzaría a alertar a los usuarios el 9 de abril sobre si su información podría haber sido compartido con Cambridge Analytica.

A mediados de mes se conoció que Cambridge Analytica había tenido acceso en 2014 a datos de 50 millones de usuarios recopilados por la empresa dirigida por Mark Zuckerberg, lo que podría suponer una violación de las condiciones de confidencialidad de la compañía. Días después, el creador de la red social admitió que "había cometido errores", por lo que anunció una revisión de sus prácticas de privacidad y algunas medidas para evitar que se repitiera esta situación.

La crisis de Facebook ha llegado a tales niveles que, desde que estalló, el fundador de la red social, Mark Zuckerberg, se mostró dispuesto a testificar ante los legisladores para ganarse de nuevo la confianza de los usuarios y rebajar los deseos de mayor regulación a la red social. Así, el próximo miércoles Zuckerberg testificará bajo juramento ante el Comité de Comercio y Energía de la Cámara de Representantes para dar explicaciones sobre la fuga masiva de datos de Facebook.

Esta ola de críticas sobre las políticas de seguridad de Facebook, la mayor red social del mundo, no son nuevas. Antes del escándalo de Cambridge Analytica, ya se estaba investigando a 13 personas rusas por utilizar Facebook y otras redes sociales para difundir propaganda a través de perfiles falsos con el objetivo de atizar divisiones entre estadounidenses y socavar el proceso democrático.

Comenta

Imperdibles