Gobierno de Maduro condena sanciones "coercitivas y arbitrarias" impuestas por EE.UU. tras elecciones

Nicolás-Maduro

Foto: AFP

Desde la cancillería de Venezuela lanzaron duras críticas contra el gobierno de Donald Trump, acusándolo de ser un "régimen supremacista, racista e intervencionista".




El gobierno de Nicolás Maduro "condenó enérgicamente" y expresó "su repudio" contras las medidas tomadas por la Casa Blanca tras los resultados de las elecciones de Venezuela celebradas este domingo.

De acuerdo al comunicado emitido desde el ministerio de Relaciones Exteriores, las impuestas por EE.UU. hacia Venezuela son "coercitivas unilaterales y arbitrarias, que recrudecen el criminal bloqueo financiero y económico" y constituyen una "flagrante violación del Derecho Internacional".

Este lunes, el vicepresidente de EE.UU. , Mike Pence calificó los comicios como "una farsa" y adelantó que se presentarían sanciones contra el gobierno de Maduro. Finalmente la Casa Blanca anunció que se emitió una orden que limita al ejecutivo de Venezuela la venta de la deuda y activos públicos de ese país.

Medida que "quebranta así el derecho a la autodeterminación de nuestro pueblo y atenta contra su modelo de desarrollo socioeconómico".

Incluso, el documento acusa del gobierno de Donald Trump de ser un "régimen supremacista, racista e intervencionista, inspirado en los nefastos postulados del Ku Klux Klan, y que promueve el odio, la intolerancia y el linchamiento político y financiero contra el digno pueblo de Venezuela".

En esa línea aseguran que el objetivo de dicha sanción es "promover el derrocamiento del jefe de Estado, presidente Nicolás Maduro, en el marco de la doctrina imperial de cambio de régimen".

Comenta