Realizan ecografía a adolescente embarazada en multitudinaria protesta antiaborto en México

Members of civil and religious organizations march during a nationwide protest called "For Women and Life" against the decriminalization of abortion, in Guadalajara, Mexico, on October 3, 2021. - On September 7, Mexico's Supreme Court ruled that criminalizing abortion is unconstitutional and on September 20 it struck down a part of the health law that allowed medical personnel to decline to carry out an abortion on the grounds of conscientious objection. The court left it to Congress to pass legislation clarifying the guidelines. The measures will affect the whole of Mexico, opening the way for women across the country to access the procedure without fear of prosecution. (Photo by Ulises RUIZ / AFP)

En la instancia denominada "Marcha a favor de la Mujer y de la Vida", una animadora bromeó diciéndole a la menor de edad que este era “el baby shower más grande que he visto”.




Con plegarias, lemas y hasta una prueba de ultrasonido efectuada sobre un escenario a una adolescente embarazada de 15 años, unos 10.000 manifestantes en contra del derecho al aborto marcharon este domingo en Ciudad de México.

La denominada “Marcha a favor de la Mujer y de la Vida”, que avanzó sobre el céntrico Paseo de la Reforma hasta concentrarse en un mitin en el icónico Ángel de la Independencia, convocó principalmente a grupos católicos que rechazan los avances hacia la despenalización del aborto en México.

El pasado 7 de septiembre la Suprema Corte de México declaró inconstitucional castigar la interrupción del embarazo.

“El gobierno (...) está elevando el derecho al aborto como un derecho a matar. Sí nos preocupa muchísimo porque no es el sentir de la mayoría de los mexicanos”, dijo a la agencia AFP Alma Bello, una manifestante de 56 años.

Sobre el estrado armado para la ocasión se colocó una camilla y un equipo portátil de ultrasonido donde el ginecólogo Fernando Urquiza realizó una prueba de ultrasonido a una adolescente de 15 años con 38 semanas de embarazo.

Entre vítores y aplausos, Urquiza auscultó el vientre de la menor de edad mientras las imágenes eran reproducidas en pantallas gigantes colocadas a ambos lados del escenario.

“Ya está acomodadito, listo para nacer”, dijo el médico quien dijo estar “muy emocionado” de participar en el acto. Consultada sobre cómo se sentía mientras se realizaba la prueba, la menor respondió lacónicamente que “bien”.

Mientras tanto, una animadora del mitin bromeó diciéndole que este era “el baby shower más grande que he visto”.

Para Alison González, activista católica del colectivo Pasos por la Vida, organizador de la marcha, ésta no va contra un hecho “coyuntural” como el fallo de la Suprema Corte, sino por un “acuerdo nacional a favor de la mujer”.

“Necesitamos políticas que concilien lo profesional con la maternidad, que nos aseguren regresar sanas y salvas a casa, que nos ayuden a salir adelante ante un embarazo inesperado (...) Legal o ilegal, el aborto tiene que ser impensable porque la mujer merece mucho más”, dijo González, de 26 años, a la AFP.

La manifestación exhibió alto nivel de organización, con grupos que llegaron en autobuses desde distintos estados como Morelos (centro) y Jalisco (oeste), todos portando centenares de banderas, pañoletas y carteles de color celeste que identifica a los colectivos “provida” internacional mente.

Algunos grupos rezaban avemarías mientras otros coreaban lemas como “¡legal o ilegal, el aborto mata igual!”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.