Japón emite primera “advertencia de escasez de energía” en medio del aumento de temperaturas

Los problemas con sus centrales nucleares complican el suministro de electricidad en Japón. Foto referencia: Reuters/Archivo

El autoridades niponas pidieron a los ciudadanos un esfuerzo para ahorrar electricidad y tomar también medidas para evitar la insolación. El suministro de energía de Japón es escaso, ya que muchas de sus centrales nucleares siguen cerradas tras el tsunami de marzo de 2011 y la catástrofe nuclear de Fukushima. El país asiático también se enfrenta a una posible escasez de combustibles fósiles, incluido el gas natural licuado, debido al conflicto en Ucrania y a las sanciones contra Rusia.




El Gobierno de Japón emitió este domingo una “advertencia de escasez de suministro eléctrico” por primera vez, explicando que se espera que el área de Tokio sufra de btal situación el lunes por la tarde, por las altas temperaturas.

El autoridades niponas han pedido a los ciudadanos un esfuerzo para ahorrar electricidad, sobre todo entre las 15.00 horas y las 18.00 horas (hora local) del lunes, incluyendo el apagado de las luces innecesarias y tomando también medidas para evitar la insolación, tal y como ha informado el diario ‘The Japan Times’.

El Ministerio de Economía, Comercio e Industria insta especialmente a los ciudadanos de Tokyo a ahorrar electricidad, según informó el diario nipón ‘Kyodo News’.

El llamamiento se produce cuando las proyecciones muestran que la capacidad de suministro de energía de reserva de la zona será inferior al cinco por ciento en la jornada del lunes. El nivel más bajo necesario para un suministro estable es del tres por ciento.

El recién creado sistema de alerta ha sido concebido para advertir a los residentes un día antes de cualquier posible escasez de energía, con la suficiente antelación para que los ciudadanos tengan tiempo de prepararse.

El suministro de energía de Japón es escaso, ya que muchas de sus centrales nucleares siguen cerradas tras el tsunami de marzo de 2011 y la catástrofe nuclear de Fukushima, mientras que las envejecidas centrales térmicas se están cerrando en parte para alcanzar su objetivo de reducir las emisiones de dióxido de carbono.

El país asiático también se enfrenta a una posible escasez de combustibles fósiles, incluido el gas natural licuado, debido al conflicto en Ucrania y a las sanciones contra Rusia.

A primera hora del domingo, la temperatura superó los 36 grados centígrados en varias zonas de Tokio, entre ellas en Saitama, Tochigi e Ibaraki, justo un día después de que Japón registrara la temperatura más alta de su historia en junio.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Investigadores crearon un parche que se adhiere a la piel y que está compuesto por una bacteria que produce energía a partir de la evaporación del sudor, pudiendo obtener más de 18 horas de electricidad continua.