José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch: “Ni a Chile ni a ningún país le conviene que Venezuela sea un epicentro del virus”

Venezolanos hacen fila para cargar agua en bidones en Caracas. Foto; Europa Press

“Cómo será la situación de los venezolanos en Chile para estar dispuestos a regresar a su país”, señala Vivanco respecto de algunos migrantes.




En un nuevo llamado a la comunidad internacional, Human Rights Watch (HRW) alertó que Venezuela necesita ayuda humanitaria urgente para enfrentar la pandemia. Según un informe publicado este martes por la organización, en conjunto a la Universidad Johns Hopkins, la crisis económica, la escasez de insumos médicos y la precaria infraestructura hospitalaria venezolana podría “contribuir a una propagación regional de la enfermedad”. “Las cifras que el gobierno (venezolano) reproduce no son creíbles”, señala José Miguel Vivanco, director para las Américas de HRW en conversación con La Tercera.

¿Cuál es la situación del Covid-19 en Venezuela que observa el informe de HRW?

Venezuela sigue siendo gobernada por una dictadura y no está en condiciones de hacerle frente a las exigencias y riesgos de la pandemia. El sistema de salud venezolano ha colapsado, no tienen vacunas y hay un fuerte desabastecimiento de insumos esenciales como guantes, mascarillas, jeringas, desinfectante. Muchas veces lavan las mascarillas para volverlas a usar porque el personal médico no tiene la debida protección. Esto se suma a que la electricidad es intermitente en la mayoría de las ciudades y el agua es escasa. Los médicos tienen que llevar su propia agua para lavarse las manos y los hospitales le exigen a los pacientes o a sus familiares traer 25 litros de agua para garantizar un mínimo servicio. Es un sistema que está en estado de coma: el panorama es devastador.

¿Cómo ve la postura “triunfalista” del Presidente Nicolás Maduro ante las cifras oficiales, que indican 1.177 casos positivos y 10 muertos?

Las cifras que el gobierno reproduce no son creíbles. Esta es la opinión de médicos especializados de la U. Johns Hopkins con quienes hicimos el estudio. El acceso a jabón es del 30% y la escasez de gel alcohólico es del 96%, según las encuestas. Las estadísticas más conservadoras señalan que en un país con la población de 30 millones de Venezuela si el 1% se contagia, hablamos de 300 mil contagiados y ellos dicen que tienen mil.

¿Cuál es el rol que HRW sugiere que asuma la ONU ante la crisis humanitaria en Venezuela?

El secretario general de la ONU, António Guterres, tiene que convertir el tema de Venezuela en una de sus prioridades globales. Hasta el momento ha sido bastante pasivo sobre la crisis venezolana. Después del informe publicado el año pasado por HRW, admitió que había 7 millones de personas en emergencia sanitaria y alimenticia. Desde esa fecha prácticamente ha abandonado el tema de Venezuela. Guterres debe presionar a Maduro, que es el principal obstáculo para que la ayuda internacional se concrete. Maduro quiere que los recursos que se entreguen sean canalizados a través de su gobierno para no solo llevarse los aplausos, sino que mantener la relación clientelar entre los más pobres y su gobierno.

A pesar de la crítica situación en Venezuela, en Santiago hay alrededor de 600 venezolanos en las afuera de su embajada para solicitar un vuelo de retorno humanitario a su país debido a la situación que enfrentan por la pandemia. Entre ellos hay dos contagiados. ¿Cómo ve usted las solicitudes de retorno?

Es una situación muy grave y dramática. Cómo será la situación y desesperación en la que se encuentran esos venezolanos y sus familiares en Chile para estar dispuestos a llegar a un país que tiene unas condiciones de vida propia de un país en guerra. Probablemente se trata de personas que están pensando retornar a Venezuela, pero no de forma definitiva, sino para pasar la emergencia allí. Lo más probable es que intenten después volver a Chile. Pero ni a Chile ni a ningún país de América Latina le conviene que Venezuela se transforme en un epicentro del coronavirus. Las autoridades chilenas podrían hacer una encuesta para conocer la situación de cada uno de esos venezolanos para saber las necesidades para considerar una decisión tan radical y ver si se les puede buscar un apoyo que les permita pasar la tormenta en Chile.

Comenta