Keith Fong Chung-yin, líder estudiantil: "Salimos a la calle a luchar por un mejor Hong Kong"

Imagen-Keith-Fong-RTHK

Keith Fong, presidente de los estudiantes de la Universidad Bautista de Hong Kong, durante una conferencia.

"Mantendremos firme la postura de las cinco demandas, ni una menos", dijo a La Tercera el dirigente de la Universidad Bautista de Hong Kong.




Solo dos días después de que Reuters revelara una grabación de audio filtrada en la que Carrie Lam supuestamente le dijo a líderes empresariales la semana pasada que había causado un "caos imperdonable" al presentar la iniciativa y que, si pudiera elegir, se disculparía y renunciaría, la jefa del Ejecutivo de Hong Kong -quien negó luego lo informado por esa agencia de noticias- finalmente anunció este miércoles el retiro formal de un proyecto de ley de extradición que ha desencadenado meses de protestas y ha sumido a la excolonia británica en su peor crisis desde su vuelta a la soberanía china en 1997.

"El gobierno retirará oficialmente el proyecto de ley para apaciguar por completo las preocupaciones de la población", declaró Lam en un video. Según Reuters, se trata de una inusual claudicación por parte de su gobierno leal a Beijing. La decisión de la gobernante hongkonesa ahora debe ser ratificada por el Consejo Legislativo de esta región administrativa especial de China, en octubre.

Pero el retiro de esta ley, que habría permitido las extradiciones a China continental, es solo una de las cinco demandas de los manifestantes movilizados desde hace 13 semanas. Lam, con todo, dejó claro que no aceptará ninguna de las otras cuatro peticiones. Es decir, no se renunciará a presentar cargos contra los manifestantes detenidos ni se abrirá un proceso de reformas democráticas. Tampoco se retractará del calificativo de "disturbios". Y en cuanto a la creación de una comisión independiente que investigue el comportamiento de la policía, Lam insistió que será el Consejo Independiente de Quejas sobre la Policía el que examine la respuesta de los agentes, con la ayuda de un "panel de expertos internacionales".

Si bien Lam reconoció que "es evidente para muchos que el descontento va mucho más allá del proyecto de ley", precisó que "nuestra principal prioridad ahora mismo es poner fin a la violencia, proteger el Estado de derecho y restablecer el orden y la seguridad de la sociedad". En ese sentido, anunció el inicio de estudios independientes que se encargarán de examinar las raíces del malestar social en Hong Kong y propondrán soluciones.

Pero las propuestas de Lam parecen no haber calmado los ánimos de los manifestantes. En ese sentido, el secretario general del partido liberal Demosisto, Joshua Wong (22), quien dirigió las protestas masivas a favor de más democracia en 2014, estimó que la respuesta del Ejecutivo hongkonés es mínima y tardía. Consultado por La Tercera si el retiro de la ley es suficiente para detener las manifestaciones, Wong replicó uno los comentarios que difundió en Twitter. "Demasiado poco y demasiado tarde ahora: la respuesta de Carrie Lam se produce después de siete vidas sacrificadas, más de 1.200 manifestantes arrestados, en los cuales muchos son maltratados en la estación de policía", comentó el activista, quien es uno de los rostros de las actuales protestas.

Keith Fong Chung-yin, presidente de la unión de estudiantes de la Universidad Bautista de Hong Kong, también se mostró a favor de mantener la presión . Así lo dijo a La Tercera el dirigente de 20 años, quien ha sido arrestado un par de veces en las últimas semanas por su rol en las manifestaciones.

¿El anuncio de Lam del retiro de la ley de extradición es suficiente para detener las protestas?

Mantendremos firme la postura de las cinco demandas, ni una menos, ya que la razón por la que salimos a la calle es luchar por un mejor Hong Kong, no solo por la ley de extradición. Además, no tiene sentido que hayan optado por retirar el proyecto de ley, pero que todavía sigan arrestando y procesando a los manifestantes. Si eligieron retirar el proyecto de ley, significa que consideraron que impulsarlo es incorrecto y que no tiene sentido que los manifestantes tengan que soportar las consecuencias de sus errores.

Algunos expertos estiman que Beijing no permitirá que las protestas afecten el 70° aniversario de la República Popular China, el 1 de octubre. ¿Cree que se adopten medidas más fuertes en vísperas de esa conmemoración?

Creo que Beijing no tomará ninguna acción más fuerte a corto plazo para estimular a Hong Kong debido a la declaración de Carrie Lam. Parece como si ellos quisieran dar un paso atrás.

Comenta