La UE confirma que mandó una misión a Venezuela para negociar elecciones legislativas “justas y libres”

Foto: Reuters

El anuncio fue una respuesta a acusaciones de complicidad lanzadas por eurodiputados conservadores en Bruselas que sugerían que una misión “clandestina” enviada por Josep Borrell se proponía “legitimar” al gobierno de Nicolás Maduro.




La Unión Europea envió a dos diplomáticos a Venezuela para continuar contactos con el gobierno, la oposición y la sociedad civil de ese país y discutir formas de realizar elecciones legislativas “justas y libres”, anunció el viernes el equipo del jefe de la diplomacia europea.

“No es una misión clandestina, y nunca lo ha sido”, dijo la portavoz del alto representante de la UE para las Relaciones Exteriores, Josep Borrell.

El anuncio fue una respuesta a acusaciones de complicidad lanzadas por eurodiputados conservadores en Bruselas, encabezados por el alemán Mandred Weber, que sugerían que una misión “clandestina” enviada por Borrell se proponía “legitimar” al gobierno de Nicolás Maduro.

“Se trata de una misión de dos diplomáticos del Servicio de Acción Exterior”, dijo este viernes Nabila Massrali, portavoz de Borrell, desestimando que se trate de una misión clandestina.

Los dos diplomáticos, añadió, mantendrán reuniones con “interlocutores del gobierno, de la oposición, de la sociedad civil, el sector privado y la iglesia” de Venezuela para dialogar sobre las elecciones previstas para el 6 de diciembre, apuntó.

Massrali apuntó que el propio Borrell había informado el pasado lunes a los ministros europeos de Relaciones Exteriores, reunidos en Bruselas, sobre el envío de esta misión a Caracas.

Además, señaló la portavoz, el propio Borrell decidió responder por escrito a Weber y otros eurodiputados.

La UE sostiene que “por el momento no están dadas las condiciones” para el envío de una misión de observación electoral a Venezuela para esos comicios legislativos, por la falta de tiempo hábil para los preparativos.

En una conferencia de prensa luego de la reunión de cancilleres realizada el lunes, Borrell había sugerido que las elecciones fueran organizadas en un plazo de “cinco o seis meses”, ya que entonces sí la UE tendría condiciones de enviar una misión de observación.

De acuerdo con Borrell, la política de contactos con interlocutores del gobierno y de la oposición venezolana tenía el apoyo “unánime” de los cancilleres europeos.

La UE no reconoce como válidas las elecciones que marcaron la reelección de Maduro, en 2018, y por lo tanto considera que su gestión carece de “legitimidad democrática”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.