La Unión Europea prepara veto al petróleo ruso

Una bandera rusa ondea en la parte superior de una planta de diésel en el campo petrolífero de Yarakta, en la región de Irkutsk, el 10 de marzo de 2019. Foto: Reuters

El Ejecutivo del bloque espera proponer un embargo gradual sobre el petróleo ruso, que entraría en vigor a finales de año, después de que Alemania se pronunciara a favor de la prohibición.




Es probable que la Unión Europea proponga poner fin a las compras de crudo ruso por parte del bloque de 27 países antes de fines de 2022, y prohibir las compras de productos de petróleo refinado rusos para fin de año, según dos diplomáticos de alto nivel.

Las propuestas, que se distribuirán el martes a los estados miembros de la UE, serían la pieza central de un sexto paquete de sanciones de la UE contra Moscú por su invasión a Ucrania. Eslovaquia y Hungría tendrían tiempo adicional para implementar el embargo debido a su dependencia particularmente alta del petróleo ruso.

Una decisión de los estados miembros de la UE podría llegar esta semana.

Los acelerados preparativos de la UE para poner fin a las compras de petróleo ruso se producen después de que Alemania, la mayor economía de Europa, cambiara de opinión y se inclinara por la idea de un embargo petrolero.

“También estamos presionando dentro de la UE para ahora eliminar el petróleo juntos como Europa en el sexto paquete de sanciones de la UE”, dijo la ministra de Relaciones Exteriores de Alemania, Annalena Baerbock, a la emisora pública ARD el domingo por la noche. También dijo que las amplias sanciones económicas de la UE contra Rusia deberían permanecer vigentes hasta que las tropas rusas se retiren por completo de Ucrania.

Modelos de barriles de petróleo se ven frente al letrero "pare", los colores de las banderas de la UE y Rusia en esta ilustración del 8 de marzo de 2022. Foto: Reuters

Se espera que los comisionados de la UE completen las propuestas en una reunión de altos funcionarios de Bruselas el martes. Los 27 estados miembros de la UE tendrían que respaldar las nuevas propuestas de sanciones, y los diplomáticos advierten que podría llevar algún tiempo lograr un consenso. Hungría se encuentra entre los países que hasta ahora se han opuesto al embargo.

En medio de una creciente guerra energética entre la UE y Rusia, los ministros de Energía de la UE también se reunieron en Bruselas el lunes para discutir cómo responder a la decisión de Moscú la semana pasada de cortar las entregas de gas natural a Polonia y Bulgaria.

Alemania dijo la semana pasada que está reduciendo rápidamente su dependencia del petróleo ruso mediante la organización de nuevos contactos de suministro de petróleo. Berlín dijo que solo el 12% de las importaciones de petróleo del país provienen actualmente de Rusia, frente al 35% antes de que Moscú lanzara su invasión a gran escala de Ucrania el 24 de febrero.

Alejarse de la energía rusa barata significa un aumento permanente de los precios para los consumidores y la industria alemanes, dijo el lunes el ministro de Economía alemán, Robert Habeck. “Esta es la amarga y dura realidad”, señaló Habeck después de una reunión con representantes de la industria. La era de la energía barata ha terminado, agregó.

Funcionarios alemanes dijeron que el país podría volverse completamente independiente del petróleo ruso en unas semanas, pero que renunciar por completo al gas natural ruso sería más difícil y llevaría más tiempo.

Grandes cantidades de gas están menos disponibles en el mercado global que el petróleo. Rusia exporta gas a Alemania y la UE a través de una red de gasoductos, un medio de transporte barato y fiable que ha permitido a la región comprar gas a un precio relativamente bajo.

Berlín dice que también ha reducido el gas ruso al 35% de sus importaciones de gas, frente al 55%, en ese tiempo. El país está reemplazando rápidamente la energía rusa con importaciones de EE.UU., Noruega y los países del Golfo, según un funcionario del gobierno alemán.

Por el contrario, pasará hasta alrededor de 2024 antes de que Alemania pueda importar grandes cantidades de gas de otros proveedores como Estados Unidos, Qatar o Argelia. Tales importaciones vienen en forma de gas natural licuado, que se congela a temperaturas extremadamente bajas y se transporta a través de barcos especiales.

Vista de los tanques para producir biogás en el puerto de Hamburgo, Alemania, el 19 de abril de 2022. Foto: AP

Alemania aún no tiene terminales de regasificación para recibir dichos envíos. El gobierno dice que llevará entre uno y tres años construir la infraestructura necesaria en la costa alemana del mar del Norte.

También es probable que la Comisión proponga sanciones contra funcionarios rusos adicionales y posiblemente nuevas sanciones contra los bancos rusos, incluido Sberbank, dijeron diplomáticos y funcionarios. Se espera que altos funcionarios de los estados miembros de la UE discutan las propuestas el miércoles.

Los funcionarios del gobierno húngaro dijeron nuevamente el fin de semana que Budapest se opone a más sanciones energéticas, pero los diplomáticos de la UE dijeron que el bloque estaba discutiendo un período de transición más largo para Hungría, así como para Eslovaquia, que también depende en gran medida del petróleo enviado a través de oleoductos desde Rusia.

La ministra de energía de Austria dijo el lunes que su gobierno, que ha desconfiado de un embargo de petróleo, ahora está preparado para apoyar ese paso.

Un manómetro en una estación compresora de gas en Rembelszczyzna, en las afueras de Varsovia, el 13 de octubre de 2010. Foto: Reuters

Antes de la invasión rusa a Ucrania, la UE importaba entre 3 y 3,5 millones de barriles de petróleo al día de Rusia, y enviaba poco menos de 400 millones de dólares en pagos diarios, según el centro de estudios Bruegel, con sede en Bruselas. Eso equivale a alrededor del 27% de las importaciones de petróleo de la UE.

Los ingresos del petróleo y el gas representaron el 45% del presupuesto del gobierno federal de Rusia en 2021, según la Agencia Internacional de Energía.

Si bien el bloque no ha impuesto hasta ahora sanciones al gas ruso, la semana pasada Moscú hizo un movimiento preventivo en medio de las crecientes tensiones por la energía, deteniendo los flujos de gas a Polonia y Bulgaria en lo que se consideró una advertencia para el resto del bloque.

El gigante energético ruso Gazprom PJSC dijo que tomó la decisión porque no había recibido el pago en rublos por las ventas de gas a Polonia y Bulgaria, como exige un nuevo decreto del Presidente Vladimir Putin. Por ahora, los dos países están recibiendo gas de sus vecinos para evitar interrupciones.

Para coordinar la respuesta del bloque a la decisión de Gazprom, Francia, que actualmente ocupa la presidencia rotatoria de la UE, convocó una reunión de emergencia de ministros de Energía para el lunes por la tarde.

Dado que el próximo conjunto de pagos de gas de la UE a Rusia vence a fines de este mes, los miembros de la UE, y en particular Alemania, están compitiendo para reducir su dependencia de las importaciones de gas ruso mediante la firma de nuevos contratos con proveedores alternativos y la adopción de medidas para reducir el consumo de gas en el país.

La UE ha dicho que cumplir con el nuevo decreto de pago en rublos de Rusia requeriría que las empresas incumplan las propias sanciones del bloque sobre Rusia y ha instado a los estados miembros a garantizar que los pagos se realicen solo en euros y dólares. Los funcionarios de la UE dicen que alrededor del 97% de los contratos de energía del bloque con Rusia estipulan el pago en euros o dólares.

“Seguiremos pagando en euros los contratos donde esté estipulado en euros o en dólares donde esté estipulado en dólares”, dijo la ministra de Energía de Francia, Barbara Pompili, camino a la reunión del lunes en Bruselas. “No podemos aceptar este tipo de esquema que rompe los contratos acordados”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Bautizado como CyberOne, el robot puede detectar emociones y caminar a 3,6 kilómetros por hora, y está dispuesto a competir con el Optimus de Tesla.