Las mujeres que lograron silenciar el Twitter de Trump

TrumpWEB

Un hombre saluda a la comitiva de Trump con un cuadro, en West Palm Beach, Florida, el domingo.

El Presidente de EE.UU. ha ocupado la red social sin filtro. Sin embargo, ante acusaciones de supuestas relaciones extramaritales ha callado.




Acostumbrado a anunciar, opinar, desmentir e incluso despedir a sus asesores más importantes a través de Twitter, el Presidente norteamericano Donald Trump no ha utilizado su principal arma de ataque para defender su posición en los escándalos que lo vinculan con la actriz porno Stormy Daniels, y la modelo de la revista Playboy, Karen McDougal.

Durante su primer año en la Casa Blanca, Trump se ha enfrentado a Barack Obama, a Hillary Clinton, a México por el muro, al gobierno británico, a los medios de comunicación por las fake news y a todo aquello que le parezca relevante para decir lo que piensa. Incluso se dio el lujo días atrás de despedir vía Twitter al secretario de Estado, Rex Tillerson, un hombre clave de su administración, rompiendo todos los protocolos para una situación de esta naturaleza.

Sin embargo, las declaraciones de Stephanie Clifford, conocida como Stormy Daniels, al programa "60 minutes" de la cadena CBS lograron hasta ahora algo inusual en el mandatario: el silencio.

Más allá de la supuesta relación extramarital que habría mantenido con Trump en 2006, Clifford denunció que en 2011 una persona la amenazó en Las Vegas para que no hablara sobre sus presuntos vínculos con el actual mandatario. En esa ocasión, el hombre dijo a la actriz, que estaba acompañada por su hija, que "sería una pena que le ocurriera algo a su madre".

Clifford aseguró que el miedo a esa amenaza fue el motivo por el que, en la recta final de la campaña presidencial de 2016, firmó un contrato de confidencialidad por US$ 130 mil sobre su relación con Trump, un pacto que ahora ha llevado a los tribunales con el objetivo de que sea declarado nulo.

En este caso fue la Casa Blanca la que salió a responder las denuncias de Clifford. El vocero presidencial, Raj Shah, señaló ayer que Trump no cree "que ninguna de las afirmaciones que la señora Daniels hizo en la entrevista sean correctas". Según The Associated Press, en CBS, Clifford presentó poca evidencia nueva del supuesto encuentro con Trump.

El silencio del mandatario republicano, estiman algunos analistas, podría relacionarse con la complejidad que se desprende del caso.

El argumento radica en que el acuerdo de silencio de 2016 no es válido según la actriz porque no tiene la firma de Trump, sino de Michael Cohen, uno de sus abogados. Lo pagado genera suspicacias, ya que podría violar las leyes sobre el financiamiento de campañas. Cohen exigió que Daniels se disculpe públicamente ante su cliente por insinuar que estuvo implicado en intimidarla.

Pero no se trata solo de lo que dijo la actriz, sino porque esto se ha sumado a otros dos casos que podrían traer consecuencias legales.

El primero es otro supuesto romance con Karen McDougal, una ex modelo de Playboy. Los hechos habrían sucedido hace más de una década y también habría un pacto de silencio firmado en 2016, algo que McDougal ahora busca anular.

El otro caso es un supuesto acoso sexual denunciado por Summer Zervos, una ex concursante del programa de televisión de Trump llamado "The Apprentice". Algunos expertos citados por EFE no descartan que estas demandas contra Trump puedan tener un impacto en la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre la "trama rusa".

Comenta