Occidente enfatiza una postura unificada sobre Ucrania tras comentario de "incursión menor" de Biden

El Presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, a la izquierda, se codea con el secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, con motivo de su reunión en Kiev, el 19 de enero de 2022. Foto: AP

En una conferencia de prensa el miércoles, el presidente estadounidense dijo que esperaba que su par ruso, Vladimir Putin, lanzara algún tipo de acción y pareció sugerir que Washington y sus aliados podrían estar en desacuerdo sobre la respuesta si Moscú no llega a una gran invasión.




Los países occidentales buscaron proyectar unidad sobre Ucrania el jueves, después de que el Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, sugiriera que los aliados estaban divididos sobre cómo reaccionar ante cualquier “incursión menor” de Rusia, lo que llevó al líder de Kiev a declarar que no existía tal cosa.

“Queremos recordar a las grandes potencias que no hay incursiones menores y naciones pequeñas. Así como no hay víctimas menores y poco dolor por la pérdida de seres queridos”, tuiteó el Presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, en inglés y ucraniano, en una clara referencia a los comentarios de Biden. “Digo esto como presidente de una gran potencia”.

Rusia ha concentrado decenas de miles de tropas en sus fronteras con Ucrania, y los estados occidentales temen que Moscú esté planeando un nuevo ataque contra un país que invadió en 2014. Rusia niega que esté planeando un ataque, pero dice que podría emprender una acción militar no especificada si no se cumple la lista de demandas, incluida la promesa de la OTAN de no admitir nunca a Kiev como miembro.

En una conferencia de prensa el miércoles, Biden dijo que esperaba que el Presidente ruso, Vladimir Putin, lanzara algún tipo de acción y pareció sugerir que Washington y sus aliados podrían estar en desacuerdo sobre la respuesta si Moscú no llega a una gran invasión. “Supongo que se mudará”, dijo Biden. “Tiene que hacer algo”.

“Rusia tendrá que rendir cuentas si invade, y depende de lo que haga”, dijo Biden. “Una cosa es si es una incursión menor y terminamos peleando sobre qué hacer y qué no hacer, etcétera”, dijo Biden, y agregó que una invasión sería un “desastre” para Rusia.

Poco después de que terminara la conferencia de prensa de Biden, la Casa Blanca se retractó de cualquier sugerencia de que una incursión militar rusa a menor escala encontraría una respuesta estadounidense más débil.

“Si alguna fuerza militar rusa cruza la frontera con Ucrania, se trata de una invasión renovada, y se encontrará con una respuesta rápida, severa y unida de Estados Unidos y nuestros aliados”, dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki.

Los comentarios de Biden enviaron a los líderes occidentales al control de daños, decididos a demostrar que permanecen unidos.

El secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, se reunió el jueves en Berlín con ministros de Gran Bretaña, Francia y Alemania.

“No importa qué camino elija Rusia, encontrará unidos a Estados Unidos, Alemania y nuestros aliados”, dijo en una conferencia de prensa con la ministra de Relaciones Exteriores alemana, Annalena Baerbock.

“Exigimos urgentemente que Rusia tome medidas para la desescalada. Cualquier otro comportamiento agresivo o agresión tendría graves consecuencias”, dijo Baerbock en la conferencia de prensa.

Otros aliados hicieron comentarios similares, algunos claramente con los comentarios de Biden en mente. Un nuevo ataque se enfrentaría “con sanciones económicas y financieras masivas. La comunidad transatlántica se mantiene firme en esto”, dijo la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, quien encabeza el ejecutivo de la UE.

El primer ministro británico, Boris Johnson, dijo: “No tengan dudas de que, si Rusia hiciera algún tipo de incursión en Ucrania, o en cualquier escala, lo que sea, creo que sería un desastre, no solo para Ucrania, sino para Rusia”.

Moscú, por su parte, dijo que las amenazas de sanciones de Estados Unidos no estaban calmando la situación.

“Un desliz de su lengua”

Dado que los países occidentales han enfatizado durante mucho tiempo su posición unida en público, algunos funcionarios expresaron en privado su frustración por los comentarios de Biden, aunque los describieron como un error que probablemente no altere los cálculos de Moscú.

“No fue útil, de hecho, fue un regalo para Putin, pero no debemos darle demasiada importancia. Biden no le ha dado luz verde a Moscú para un ataque contra Ucrania. Fue un desliz de su lengua, y la posición occidental prevalecerá”, dijo una fuente de seguridad occidental.

Otro dijo: “Creo que los rusos sabrán cómo clasificar los comentarios de Biden, lo clasificarán como lo que fue: un error”.

Moscú presentó a Occidente una lista de demandas de seguridad en las conversaciones de la semana pasada que no produjeron ningún avance.

Los países occidentales han impuesto repetidas rondas de sanciones económicas desde que las tropas rusas tomaron y anexaron la península ucraniana de Crimea en 2014. Pero tales medidas han tenido poco impacto en la política rusa, con Moscú, el principal proveedor de energía de Europa, calculando que Occidente se detendría antes de dar pasos lo suficientemente serios como para interferir con las exportaciones de gas.

Funcionarios estadounidenses y europeos dicen que todavía hay fuertes medidas financieras que no se han probado. Alemania ha señalado que podría detener Nord Stream 2, un nuevo gasoducto de Rusia que bordea Ucrania, si Moscú invade.

“El gas aún no fluye a través de Nord Stream 2, lo que significa que el gasoducto es una ventaja para Alemania, Estados Unidos y nuestros aliados, no para Rusia”, dijo Blinken en la conferencia de prensa del jueves.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.