Ministro de Turismo y Deportes de Argentina y eventual Mundial 2030 en Sudamérica: “Tenemos mucho entusiasmo en que efectivamente se pueda realizar”

El ministro de Turismo y Deporte de Argentina, Matías Lammens en entrevista con La Tercera. Foto: Mario Tellez/La Tercera

Matías Lammens conversó con La Tercera sobre la candidatura entre su país, Chile, Uruguay y Paraguay para realizar el evento deportivo. También abordó la situación política en Argentina. "Es absolutamente lógico que un Presidente de la Nación tenga aspiraciones de reelegirse", dice sobre Alberto Fernández y los comicios de 2023.


El ministro de Turismo y Deportes argentino, Matías Lammens, visitó Santiago para promover la visita de chilenos a Argentina y también para dar inicio al proceso de candidatura conjunta entre su país, Chile, Uruguay y Paraguay para realizar la Copa Mundial de Fútbol de 2030.

El abogado, político, empresario se desempeña como ministro de Turismo y Deporte desde 2019. Anteriormente, fue presidente del Club Atlético San Lorenzo de Almagro desde septiembre de 2012 hasta diciembre de 2019.

En esta conversación con La Tercera, el ministro aborda la actual relación de Chile y Argentina en cuanto al turismo y también se refiere a la situación política de su país.

¿Cuáles son las perspectivas que tiene este proceso para la candidatura de los cuatro países para realizar el Mundial de 2030?

Es un trabajo que proviene de los cuatro países y es interesante, porque ha trascendido los diferentes gobiernos de diferente signo político. Entonces me parece que es un buen ejemplo para la región poder trabajar en políticas de mediano y largo plazo más allá de los gobiernos de turno. La pandemia puso un poco en pausa el proyecto, pero se retomó con muchísimo ímpetu hace ya más de un año. La primera reunión la tuvimos en Paraguay, donde nos recibió el Presidente Mario Abdo Benítez y después estuvimos en Montevideo y ahora acá tuvimos un hecho trascendental que es la firma del consorcio, donde ya se pone en marcha no solamente la candidatura, sino lo que tiene que ver con la presentación del proyecto ante la FIFA y ante los organismos que son los encargados de decidir. Tenemos mucha expectativa en que salga. Creemos que es importante valorizar y poner sobre la mesa el hecho de que se cumplen 100 años del primer Mundial que se jugó en Uruguay, en Montevideo.

Los ministros de Deportes, de izquierda a derecha, Sebastián Bauzá, de Uruguay; Diego Galeano, de Paraguay; Alexandra Benado, de Chile, y Matías Lammens, de Argentina, asisten a la ceremonia de apertura de la "Corporación Juntos 2030", en el Estadio Nacional de Santiago, el 11 de noviembre de 2022. Foto: AP

¿Cuál es la situación en cuanto a infraestructura?

Sabemos que en términos de infraestructura y económicos podemos correr con algún tipo de desventaja con respecto a nuestros competidores, que hoy serían España y Portugal. Pero también creemos que hay que valorizar lo que significó Sudamérica para el fútbol mundial, que acá nacieron los mejores jugadores del planeta, que acá se jugó el primer Mundial y hay cuestiones no materiales para poner sobre la mesa a la hora de evaluar, que creo que van a ser determinantes y por eso tenemos mucha confianza. En términos de infraestructura seguramente va a haber que invertir o hay que mejorar estadios, pero también es importante siempre recalcar o destacar que estos eventos generan un gran impacto económico. Cuando uno ve los grandes eventos deportivos, la Fórmula 1, lo que pasa con las finales de la Copa América, de la Copa Sudamericana, de la Copa Libertadores, todo eso tiene un impacto económico enorme por la gran cantidad de turistas que visitan los países. Seguramente vamos a tener que invertir, hay algunos bancos, organismos multilaterales de crédito que ya han dicho que quieren participar, que quieren aportar, que quieren estar en el desarrollo de infraestructura de cada uno de los países. Tenemos mucho entusiasmo en que en que efectivamente se pueda realizar.

Respecto al proceso de reactivación turística de Argentina a nivel local, ¿cuáles son los planes que tiene el gobierno?

Argentina tiene las tasas de crecimiento más altas de la región, junto con Colombia, y lidera el crecimiento y la reactivación del turismo. Por supuesto que Argentina tiene un rol de líder en la región en términos del turismo receptivo también y es uno de los grandes motores de desarrollo para la economía local. Argentina necesita esos dólares para crecer, la economía argentina necesita esos dólares para fortalecer las reservas también del Banco Central. Y en eso el turismo cumple un rol protagónico determinante. Hemos trabajado mucho, incluso durante la pandemia, en el Instituto de Promoción Turística, desde el Ministerio, para mantener el destino Argentina en primera línea con los grandes operadores del mundo. Y la verdad es que los primeros resultados de la pandemia nos ponen como uno de los países que más ha crecido y que más rápidamente ha recuperado el turismo, sobre todo de países limítrofes, no tanto de Chile. El turismo chileno, que es uno de los principales, una de las principales nacionalidades que visita Argentina históricamente, viene un poco más lento. Creo que tiene que ver también con que el proceso de apertura de fronteras y de salida de la pandemia, que fue un poco más lento en Chile que en otros países de la región.

El ministro de Turismo y de Deporte de Argentina, Matías Lammens, en entrevista con La Tercera. Foto: Mario Tellez/La Tercera

¿Cuál es la importancia del turismo chileno?

Para nosotros el turista chileno es uno de los más importantes, uno de los que recibimos con más placer, uno con los que tenemos más afinidad desde todo punto de vista y nos hemos reunido con las grandes agencias, con los grandes compradores del producto de Argentina, para contarles que tenemos mucho interés en retomar un poco la dinámica que tenía la relación turística entre Argentina y Chile antes de la pandemia. Argentina tiene algunas ventajas muy considerables que tienen que ver con el tipo de cambio. Por ejemplo, Argentina tiene una gran infraestructura en términos gastronómicos de primer nivel mundial y a un valor muy competitivo, un valor muy bajo por el tipo de cambio. Entonces también coyunturalmente creo que hay una gran oportunidad para que nos visiten los turistas chilenos. Ya está pasando. Hay un boom de turistas uruguayos que está creciendo al 130% con respecto a la prepandemia. Brasil ya está prácticamente recuperado, que es la principal nacionalidad que nos visita. El 85% del turismo norteamericano ya lo hemos recuperado con respecto a la prepandemia y tenemos ahí la cuenta pendiente de un mercado tan importante como es el chileno.

¿Tiene algún tipo de proyecciones que puede ocurrir ahora que viene el verano con Chile?

El primer dato alentador es que octubre ya ha sido un mes en el que ha habido una franca recuperación. Veníamos con una recuperación entre el 50% y el 60% comparado con el mismo mes de 2019 y en octubre ya superamos el 70%. Así que nosotros creemos que vamos a tener ya un fin de año rozando los niveles de 2019 y ya el año que viene, superándolos.

¿Considerando los tipos de dólar que existen en Argentina, cree que esto puede desincentivar a los turistas?

Tenemos una muy buena noticia desde hace una semana: no hace falta ir con efectivo, con la tarjeta de crédito se reconoce el tipo de cambio diferencial. O sea, que cada chileno que vaya con su tarjeta se le va a tomar el tipo de cambio del dólar más alto. Ya no es como antes, ya no hace falta ir a las cuevas, no hace falta llevar el efectivo, basta con la tarjeta de cualquier chileno que visite Argentina. Se le va a reconocer el tipo de cambio más alto. Eso es una gran noticia que estamos seguros que va a empujar mucho la demanda de turismo, no solamente de Chile, sino de todo el mundo.

¿Qué otro tipo de medidas tienen para la temporada de verano?

Nosotros venimos de tener una temporada de invierno récord con más de un millón de turistas extranjeros visitando la Argentina, sobre todo los destinos de nieve, pero también Buenos Aires, que es la puerta de entrada a Argentina. Y tenemos una expectativa de tener una temporada de verano con los niveles similares a antes de la pandemia. Tenemos diferentes planes de estímulo que trabajamos con los países. Acá nos hemos reunido con varias agencias, con las grandes agencias chilenas para que promocionen Argentina, también nos reunimos con las aerolíneas, para trabajar en bajar el costo de los pasajes. Así que tenemos ahí una gran batería de ofertas para poner a Argentina de vuelta en la consideración del turista chileno.

Fernández y las primarias

En el terreno político, ¿cómo las pugnas al interior del oficialista Frente de Todos puede afectar a la gobernabilidad?

Creo que Argentina tiene poca tradición de gobiernos de coalición y es algo que tiene que trabajar y creo que el Frente de Todos tiene mucho para contar en ese sentido, tiene experiencia de cómo actores que venimos de diferentes lugares, de diferentes orígenes políticos, podemos converger en una alianza de gobierno. Creo que Argentina tiene que empezar a trabajar en ese tipo de alianzas, porque inclusive el principal partido de la oposición también es una alianza de diferentes partidos, así que me parece que es algo a lo cual los argentinos tenemos que empezar a acostumbrarnos y tenemos que empezar a convivir. Y no solamente no afecta a la gobernabilidad, sino que hay que trabajar para que esas diferencias se puedan dirimir adentro y para que no afecten ningún tipo de decisión en lo que tiene que ver con con el gobierno.

El Presidente Alberto Fernández no ha descartado presentarse como candidato para las primarias de cara a las elecciones de 2023. ¿Cuál es la visión que tiene sobre eso?

Es absolutamente lógico que un Presidente de la Nación tenga aspiraciones de reelegirse. Me parece que sucede en cualquier país cuyo sistema democrático permita esa posibilidad. Es lógico que quiera competir. Me parece que es sensato que lo plantee.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El estrés puede generar efectos negativos en el organismo como envejecimiento prematuro y enfermedades crónicas, fomentando una mala calidad de vida.