Nueva jornada de manifestaciones en España por condena a rapero

Foto: AP

A gritos de “¡Pablo Hasél, libertad!”, los manifestantes lanzaron primero petardos, latas y botellas contra el cordón policial que protegía la jefatura de Policía Nacional en el centro de Barcelona.




Grupos de manifestantes se volvieron a reunir en Barcelona este viernes, en la cuarta noche de protestas contra el encarcelamiento del rapero español Pablo Hasél.

A gritos de “¡Pablo Hasél, libertad!”, los manifestantes lanzaron primero petardos, latas y botellas contra el cordón policial que protegía la jefatura de Policía Nacional en el centro de Barcelona.

A partir de ahí se movieron por distintos lugares del centro de la capital catalana, quemando contenedores de basura, rompiendo los vidrios de oficinas bancarias y destrozando mobiliario urbano.

Según indicaron los Mossos d’Esquadra, la policía regional catalana, “grupos de encapuchados” aprovecharon además para saquear comercios.

También hubo protestas en la ciudad catalana de Gerona, 100 km al norte de Barcelona, donde “grupos violentos” desmontaron mobiliario urbano para lanzarlo a los policías y rompieron los vidrios de una oficina bancaria, indicó la policía catalana.

Hasél, de 32 años, fue condenado a nueve meses de cárcel por enaltecimiento del terrorismo en unos tuits donde calificaba al rey Juan Carlos I de “mafioso”, elogiaba a personas implicadas en atentados y acusaba a la policía de matar y torturar a migrantes y manifestantes.

Al no querer ingresar voluntariamente en prisión, se atrincheró en la universidad de Lérida, la ciudad catalana de la que es originario, y fue detenido y encarcelado el martes pasado.

El jefe de gobierno español, Pedro Sánchez, tildó este viernes de “inadmisible” la violencia estallada por tres días consecutivos en las protestas por el encarcelamiento de un controvertido rapero y aseguró  que su Ejecutivo le “hará frente”.

“La violencia es un ataque a la democracia. En consecuencia, el gobierno de España hará frente a cualquier tipo de violencia”, afirmó el dirigente socialista, rompiendo un silencio criticado por la oposición de derecha.

“En una democracia plena, y la democracia española es una democracia plena, resulta inadmisible el uso de cualquier uso de violencia”, insistió Sánchez en un acto en la región de Extremadura (oeste).

Revisa las imágenes que marcaron la jornada:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.