OMS advierte que “se avecina otra tormenta” tras informar que casos globales de Ómicron se cuadriplicaron en solo una semana

Peatones con mascarillas frente a la ventana de un pub en Londres. Foto: AFP

En Francia se espera superar los 100 mil contagios diarios al final de año, cifra que ya rompió ayer Reino Unido. Pese al rápido avance de las infecciones con esta variante, dos estudios preliminares sugieren un riesgo reducido de hospitalización por Covid-19 cuando se infecta con ómicron en comparación con delta.


Ya se percibía la semana pasada en Reino Unido, donde los contagios de ómicron se duplicaban cada dos días: este miércoles, la Organización Mundial de la Salud (OMS) informó sobre el creciente ritmo de contagio que la nueva variante representa. El estudio, revelado en el informe epidemiológico semanal de la institución, reveló que en una sola semana la cantidad de casos globales ómicron se cuadruplicaron.

El director general de la OMS, el etíope Tedros Adhanom Ghebreyesus, indicó en una sesión informativa en Ginebra: “Ahora hay pruebas consistentes de que ómicron se está propagando de una manera significativamente más rápida que la variante delta”. En esa misma dirección y considerando las fiestas de fin de año, llamó a suspenderlas de ser necesario, para prevenir “celebrar hoy y estar de luto mañana”.

A pesar de que no se sabe con claridad si ómicron produce casos más o menos graves de Covid-19, su dispersión ya está aumentando las hospitalizaciones en países como Sudáfrica y Reino Unido.

El Director General de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una conferencia en Ginebra. Foto: Reuters

En el informe epidemiológico semanal de la OMS se mencionó que los análisis realizados por la red mundial de laboratorios GISAID, que colabora con la institución, detectó 14 mil casos de ómicron en la última semana: cuatro veces más que los 3.500 de la semana anterior.

Siguiendo los análisis de la red GISAID, el porcentaje de detecciones de la variante ómicron subió del 0,1% al 1,6%, aún muy por debajo de 96% que registra la variante delta, dominante durante este año. Al analizar estos números debe tenerse en cuenta que suman los análisis de los últimos 60 días, por lo que el porcentaje real de casos ómicron puede ser aún mayor, según EFE.

En ese sentido, la OMS dijo que es demasiado pronto para decir si la nueva variante es más transmisible que delta. “Tenemos algunos datos que sugieren que las tasas de hospitalización son más bajas”, señaló la jefa técnica de la OMS para el Covid-19, Maria van Kerkhove. Sin embargo, alertó contra sacar conclusiones de los primeros datos, porque “no hemos visto esta variante circular el tiempo suficiente en las poblaciones alrededor del mundo”.

CNN informó ayer que dos estudios preliminares sugieren un riesgo reducido de hospitalización por Covid-19 cuando se infecta con ómicron en comparación con delta. La nueva variante se asocia con una reducción de dos tercios en el riesgo de hospitalización por Covid-19 en comparación con delta, sugiere un estudio publicado en línea este miércoles por investigadores de la Universidad de Edimburgo en el Reino Unido. Esa investigación se basó en Escocia.

El otro documento, publicado el martes en el servidor en línea medrxiv.org, sugiere que las personas con infecciones por ómicron han tenido un 80% menos de probabilidades de ser admitidas en el hospital en comparación con las infecciones por delta. Pero una vez que un paciente fue hospitalizado, no hubo diferencia en el riesgo de enfermedad grave, según esa investigación, con base en Sudáfrica.

A la par de estos estudios, el director europeo de la OMS advirtió a los países que se preparen para un “aumento significativo” en los casos de Covid-19 a medida que se propaga ómicron. Desde que surgió a fines de noviembre, la variante se ha detectado en al menos 38 de los 53 países de la región europea de la OMS y ya es dominante en varios de ellos, incluidos Dinamarca, Portugal y Reino Unido, dijo Hans Kluge en una conferencia de prensa en Viena, el martes.

“Podemos ver que se avecina otra tormenta”, alertó Kluge. “En unas semanas, ómicron dominará en más países de la región, empujando aún más al borde los sistemas de salud ya exigidos”.

Al respecto, el ministro de Salud de Francia, Olivier Véran, señaló que el país pasaría prontamente los 100 mil contagios diarios. En una conferencia, Véran indicó que mientras la variante delta se multiplicaba cada 12 días, ómicron ya se estaba duplicando cada dos o tres.

Así, el país europeo se prepara para un alza de los casos, que ya llegó a 84 mil contagiados en un solo día. Entre una de las medidas, se decidió adelantar la aplicación de las dosis de refuerzo: ya no se esperará seis, sino cuatro meses entre la segunda y tercera dosis.

Además, se prohibieron las reuniones en la vía pública durante Navidad. “Estarán prohibidas las reuniones, el consumo de alcohol en la vía pública e invitaremos a los municipios a renunciar a los fuegos artificiales”, señaló el primer ministro Jean Castex.

En Reino Unido, mientras tanto, más de 106 mil infectados se detectaron en las últimas 24 horas, el numero más alto registrado desde que comenzó la pandemia. Las hospitalizaciones también están subiendo, y ómicron dentro del total de casos Covid se vuelve día a día más presente: la agencia sanitaria de Reino Unido confirmó un alza de 13 mil casos a 69 mil con esta variante.

Compradores en una feria navideña en Manchester. Foto: AFP

Aún en Europa, el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, convocó a una reunión del Consejo de Ministros, para así aprobar la obligatoriedad del uso de mascarillas en exteriores. En plena “sexta ola”, Sánchez también indicó que mientras los casos se mantengan al nivel en que están, se organizarán reuniones periódicas con los presidentes de las Comunidades Autónomas, para así analizar la evolución de la pandemia y tomar medidas.

Mientras tanto, en Israel se decidió avanzar hacia la aplicación de una cuarta dosis para las personas mayores de 60 años, inmunodeprimidos y trabajadores de la salud. La medida fue aprobada el martes, y el primer ministro Naftali Bennett declaró en la instancia: “Es una maravillosa noticia que nos ayudará a superar esta oleada de la variante ómicron que está azotando al mundo entero”.

Hasta el momento, ya hay 340 casos confirmados con la nueva variante en el país de Medio Oriente. En un país de nueve millones de habitantes, los números se han mantenido relativamente bajos, pero ya superaron los mil contagios diarios este lunes.

Un trabajador médico toma una muestra de saliva de una residente para testearla por Covid, en Xian. Foto: AFP

La ciudad de Xian, en China, entró en cuarentena este miércoles: al detectarse 52 casos nuevos en las últimas 24 horas, las autoridades decidieron aislar la zona, con 13 millones de habitantes. El confinamiento es similar a los que se hicieron en el principio de la pandemia, y dentro de las restricciones, se limitará a una salida cada dos días por persona, para cubrir necesidades básicas.

La industria aeronáutica, por su parte, también está en alerta, después de que consejeros médicos de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (Iata) descubrieran que la posibilidad de contraer Covid en un avión se ha duplicado y hasta triplicado desde la emergencia de la variante ómicron.

Aun cuando los filtros de aire de los aviones modernos hacen el riesgo de contagio mucho más bajo que en lugares llenos de gente, la coincidencia de la nueva variante con los viajes de fin de año en Estados Unidos ha sido una mezcla clave: hoy, el 70% de los nuevos casos en el país norteamericano corresponden a ómicron, volviéndola la variante dominante.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

“Es lamentable esta falta de civilidad, que incluso tiene pena de cárcel”, dijo la jefa comunal Daniela Peñaloza.