Países del G20 reafirman "irreversabilidad" de los Acuerdos de Paris y Estados Unidos reitera su salida

Por su parte, organizaciones ecologistas como Greenpeace, el Centro Japonés para una Sociedad y Medioambiente Sostenibles o Amigos de la Tierra tacharon de insuficientes las medidas acordadas tanto en materia de cambio climático como de residuos plástico.




Los países del G20 reafirmaron hoy la "irreversibilidad" de los Acuerdos de París y se comprometieron a la "plena implementación" de sus medidas nacionales contra el cambio climático, con la excepción de Estados Unidos.

Así, el G20 "reafirma su compromiso para la plena implementación" de las medidas pactadas en París en 2016 y se fija la fecha de 2020 para "actualizar las contribuciones nacionales" a la lucha común contra el calentamiento global, según la declaración conjunta adoptada al término de la cumbre celebrada en Osaka (Japón).

Sin embargo, en la declaración final se añade un punto en el que Estados Unidos "reitera su decisión de retirarse de los Acuerdos de París porque suponen una desventaja para los trabajadores y contribuyentes estadounidenses", y en la que, pese a ello, se reconoce a ese país como "líder" en protección medioambiental, pese a su retirada unilateral de los compromisos de París y a que también se abstuvo de firmar una declaración similar en la anterior cumbre del G20 en Buenos Aires.

Al ser preguntado por este tema, el presidente estadounidense, Donald Trump, afirmó que "no está dispuesto a sacrificar" el potencial de su país, y afirmó que éste tiene "los mejores datos que nunca ha tenido" en materia medioambiental.

Un compromiso ambiental

Por su parte, el primer ministro nipón, Shinzo Abe, afirmó que los líderes del G20 "lograron encontrar un terreno común" frente a la crisis climática y pese a las divergencias entre sus miembros, en una rueda de prensa celebrada al término de la reunión.

En la declaración conjunta se señala asimismo la necesidad de que los objetivos particulares de cada país reflejen "sus responsabilidades diferenciadas y capacidades respectivas, según sus circunstancias nacionales".

En materia de protección medioambiental, los líderes también apoyaron el objetivo de "reducir a cero la contaminación marina adicional de plástico para 2050", una meta global que bautizaron como "Visión de Océanos Azules de Osaka".

Para lograrlo, apuestan por un "mejorar la gestión de residuos" y "reducir la descarga de basura plástica sin procesar", así como por "aplicar soluciones innovadoras al tiempo que se reconoce el papel importante del plástico para la sociedad".

No obstante, organizaciones ecologistas como Greenpeace, el Centro Japonés para una Sociedad y Medioambiente Sostenibles o Amigos de la Tierra tacharon de insuficientes las medidas acordadas tanto en materia de cambio climático como de residuos plásticos, y organizaron protestas en Osaka coincidiendo con la celebración de la cumbre.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.