Pandemia: los hitos a seis meses de que la OMS admitiera el alcance global del virus

Un anciano de Glasgow camina junto a grafitis que representan obras de arte famosas intervenidas con mascarillas por el Covid-19. Foto: AFP.

Después de que el 30 de enero declarara al Covid-19 una emergencia de salud pública de preocupación internacional, el 11 de marzo la Organización Mundial de la Salud decidió caracterizar a la enfermedad como una pandemia, atendiendo a “los niveles alarmantes de propagación y gravedad”. A seis meses de ello, estos son algunos de los hitos del virus en su expansión por el orbe.




EE.UU. supera los 100 mil muertos

El 26 de mayo, cuatro meses después de que el gobierno confirmara el primer caso conocido de Covid-19 en el país, Estados Unidos superó el triste récord de 100 mil fallecidos por el coronavirus.

A esas alturas, según la Universidad Johns Hopkins, Estados Unidos ya registraba más de 1,6 millones de personas contagiadas con Covid-19.

Las autoridades del país habían manifestado su molestia debido a la gran cantidad de aglomeraciones que se registraron en playas, piscinas y otros lugares públicos debido al fin de semana largo del Día de los Caídos en medio de la pandemia que mantiene a EE.UU. como el país con más pacientes infectados. Estas cifras se daban en medio de las medidas de desconfinamiento en aplicación en varios estados del país.

Actualmente, EE.UU. registra casi 6,6 millones de contagios y más de 196 mil fallecidos. Y las proyecciones no son mejores. El Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington pronostica que 410.451 personas habrán muerto como consecuencia de la enfermedad para el 1 de enero.

Wuhan levanta bloqueo tras 11 semanas

Tras 11 semanas de confinamiento, el 8 de abril los habitantes de Wuhan salieron a la calle y miles subieron a los primeros trenes y aviones que partieron de la ciudad china a medida que se levantaban las últimas restricciones al movimiento en la capital de la provincia de Hubei, donde comenzó la pandemia del nuevo coronavirus.

A partir de ese día, los 11 millones de residentes de Wuhan dispusieron de permiso para salir sin una autorización especial, siempre y cuando la aplicación obligatoria para smartphone que combina seguimiento de datos y vigilancia gubernamental mostrara que estaban sanos y no habían estado en contacto reciente con personas contagiadas. Durante los 76 días de confinamiento, los residentes podían salir de sus casas solo para comprar comida y otras tareas consideradas absolutamente necesarias.

El 1 de septiembre, casi 1,4 millones de estudiantes de Wuhan volvieron a las aulas sin la obligatoriedad de cubrirse boca y nariz con mascarilla, pero con la recomendación de tenerla a mano. La Universidad de Wuhan, que abrió una semana, selló su campus para evitar la entrada de personas no autorizadas, mientras todos los estudiantes fueron testeados.

Nueva Zelandia se declara libre del virus a 75 días de la emergencia

El 8 de junio, Nueva Zelandia se declaró libre de coronavirus, al no presentar ninguna persona infectada en su territorio. “Hoy, 75 días después (de declarar el máximo nivel de alerta), estamos listos” para la vuelta a la normalidad, declaró la primera ministra Jacinda Ardern, cuya gestión de la pandemia ha sido alabada internacionalmente.

Nueva Zelanda, que hasta esa fecha había confirmado 1.154 infectados, incluidos 22 fallecidos, entró en “emergencia nacional” el 25 de marzo con tan solo 50 contagiados. Las medidas de restricción permitieron a la nación insular controlar la propagación del virus, al punto que las autoridades sanitarias neozelandesas esperaban declararlo erradicado de su territorio el 15 de junio.

Sin embargo, Ardern anunció el 11 de agosto que la ciudad de Auckland entraría en cuarentena luego que -después de 102 días- se confirmaran los primeros cuatro casos de Covid-19 provenientes fuera de instalaciones de aislamiento. Este brote hizo que la premier aplazara los comicios legislativos desde el 19 de septiembre al 17 de octubre. La semana pasada el país registró su primer muerto por el virus en más de tres meses.

Brasil llega al millón de contagios

Solo una semana después que el gobierno de Jair Bolsonaro protagonizara una polémica al cambiar la metodología de recuento de contagiados por Covid-19, en un intento, según la prensa local, por informar números “menos impactantes”, el 19 de junio Brasil rompió un nuevo récord al cruzar la marca de un millón de casos confirmados de coronavirus. Así, el gigante sudamericano se consolidaba en el segundo lugar mundial en número de contagiados, solo superado por EE.UU. que suma 2,2 millones.

Pero Brasil registró sus peores cifras un mes después. El 29 de julio el país contabilizó 1.554 muertos en 24 horas, jornada en la que también alcanzó su peak diario de casos: 70.869

Hoy, Brasil suma 4,2 millones de casos (esta semana fue desplazado al tercer lugar por India) y más de 129 mil fallecidos. Esta última cifra se elevaría a 174 mil para el 1 de enero, según pronostica la U. de Washington.

Argentina registra peak diario de casos

El 9 de septiembre, Argentina registró 12.259 casos de Covid-19, marcando así un nuevo récord de positivos diarios desde que comenzó la pandemia, que ya deja 524.198 contagiados y 10.907 fallecidos. Ayer desplazó a Ecuador (10.749) del puesto 15 entre los países con mayor número de víctimas fatales.

El propio Presidente Alberto Fernández aseguró el día anterior que el país se hallaba en “fase de riesgo” y no permitiría un colapso en el sistema de salud, pulsando el “botón rojo” si así sucedía. El 28 de agosto Fernández ya había prolongado la cuarentena hasta el 20 de septiembre, la misma que en principio se extendería hasta el 31 de agosto.

“Si nos descuidamos no hay sistema de salud que aguante”, advirtió el Jefe de Estado en un mensaje en el que prolongó la restricción de actividades que anunció por primera vez el 20 de marzo.

Manila, la cuarentena más larga

Casi dos semanas después que ordenara relajar las medidas de bloqueo en Manila por la pandemia, el Presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, dispuso el 31 de agosto extender por un mes la cuarentena en la capital filipina para hacer frente a un número creciente de casos y ampliar aún más la capacidad hospitalaria.

Duterte anunció que el confinamiento, que empezó el 15 de marzo, se extenderá ahora hasta el 30 de septiembre. Hasta esa fecha, el país sumará seis meses y medio en cuarentena (199 días). Así, según la cadena alemana Deutsche Welle, Manila superará los seis meses de confinamiento ininterrumpido, el encierro más prolongado en el mundo hasta la fecha.

Con casi 249 mil contagios, Filipinas es el principal foco de casos en el Sudeste Asiático. En tanto, Manila suma el 55% de los infectados del país por Covid-19, según CNN Filipinas.

Comenta