Peores lluvias en ocho décadas dejan al menos nueve muertos en Corea del Sur

Un hombre atraviesa una zona inundada durante una fuerte lluvia en Seúl, el 8 de agosto de 2022. Foto: Reuters

Las precipitaciones en el distrito capitalino de Dongjak-gu superaron los 140 milímetros por hora la noche del lunes, el registro más alto en Seúl desde 1942.


Fuertes lluvias, que estarían entre las más intensas de las últimas ocho décadas, anegaron la región de la capital de Corea del Sur, convirtieron las calles de Seúl en ríos atascados por los autos e inundaron estaciones de metro. Al menos nueve personas fallecieron, algunas de ellas ahogadas en sus propias casas, y otras siete estaban desaparecidas mientras la previsión contemplaba más lluvias para los próximos días, según las autoridades.

Partes de la capital surcoreana, así como de la ciudad portuaria de Inchon y de la provincia de Gyeonggi, registraron fuertes lluvias con más de 100 milímetros de agua durante varias horas consecutivas en la madrugada del martes, informó la agencia Yonhap.

Un puente sumergido por la lluvia torrencial del día anterior en el río Han en Seúl, el 9 de agosto de 2022. Foto: Reuters

En la zona más afectada, el distrito capitalino de Dongjak-gu, entre el lunes y el mediodía del martes cayeron más de 430 milímetros de lluvia. Las precipitaciones en la zona superaron los 140 milímetros por hora en un momento del lunes por la noche, el registro más alto en Seúl desde 1942.

Las inundaciones dejaron cinco muertos y cuatro desaparecidos en Seúl, mientras que las autoridades también registraron tres víctimas mortales en la provincia de Gyeonggi y una más en la de Gangwon. Entre las víctimas, las autoridades encontraron a dos mujeres de mediana edad y a una adolescente, todas de la misma familia, que se encontraban en un semisótano.

Un vehículo dañado en la acera después de flotar producto de las fuertes lluvias en Seúl, el 9 de agosto de 2022. Foto: AP

Los autos y los buses abandonados quedaban esparcidos por las calles a medida que el agua remitía el martes. Los operarios retiraban los árboles arrancados, el lodo y los escombros con excavadoras y bloquearon el acceso a las carreteras afectadas. Se activaron alertas por deslaves para cerca de 50 ciudades y localidades, y en Seúl y en la provincia montañosa de Gangwon se cerraron 160 rutas de senderismo.

Los equipos de emergencias trabajaron durante toda la noche para restablecer la mayor parte del servicio de metro para el martes por la mañana, pero una línea que une las localidades del norte de Seúl seguía cerrada por la noche ya que las precipitaciones anegaron algunas estaciones. Docenas de carreteras, incluyendo las principales autopistas cerca del río Han, estaban cerradas por las crecidas o las inundaciones parciales.

Vehículos sumergidos parcialmente en un estacionamiento inundado durante las fuertes lluvias en Seúl, el 8 de agosto de 2022. Foto: Reuters

“Se espera que las intensas lluvias continúen durante días (...) tenemos que mantener nuestros sentidos alerta y responder con un esfuerzo conjunto”, dijo el Presidente de Corea del Sur, Yoon Suk-yeol, en el cuartel general de emergencias del gobierno.

Las lluvias comenzaron la mañana del lunes y se intensificaron hacia la tarde. Casi 800 edificios en Seúl y las ciudades cercanas reportaron daños, mientras que más de 400 personas se vieron obligadas a evacuar sus hogares, informó el Ministerio del Interior y Seguridad.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El modelo analiza los patrones de movimientos de humanos y de los animales, tecnología que ha sido aplicada a drones logrando vigilar de forma mucho más precisa.