Policía vigilará centros electorales en disputadas elecciones locales de Hong Kong dentro del clima de protestas antigubernamentales

Protestas Hong Kong web

Foto EFE/EPA/FAZRY ISMAIL

Por otra parte, la mayoría de los manifestantes que tomaron la Universidad Politécnica la semana pasada desalojaron ya el centro, pero un número indeterminado lleva varios días dentro con la esperanza de evitar la detención.




La policía custodiará los centros de votación en Hong Kong, que este fin de semana celebra unas disputadas elecciones locales en un clima de protestas antigubernamentales.

Los agentes atajarán cualquier conato de violencia de inmediato y sin dudarlo, dijo el nuevo jefe de la policía hongkonesa, Tang Ping-keung, a reporteros el viernes.

Seis manifestantes enmascarados se rindieron de madrugada, elevando a 30 el número de personas que abandonaron un campus universitario rodeado por la policía en el último día.

El grupo salió por la entrada del recinto y se tomaron de las manos mientras caminaban hacia un puesto de control alrededor de las 03:00 de la madrugada. Cinco iban vestidos totalmente de negro, como el movimiento antigubernamental, y el otro llevaba una camisa azul de cuadros.

La mayoría de los manifestantes que tomaron la Universidad Politécnica la semana pasada desalojaron ya el centro, pero un número indeterminado lleva varios días dentro con la esperanza de evitar la detención.

Entre los rebeldes hay menores, que serían menos de 10 y emocionalmente inestables, señaló Tang Chun-Keung, quien está al frente de la Asociación de Directores de Escuelas Secundarias de Hong Kong. Tang entró al recinto acompañado de otras personas el viernes, pero no lograron encontrarlos.

"Tenemos abogados y trabajadores sociales listos para brindarles asistencia y esperamos convencerlos para que abandonen el campus. Estamos preocupados porque nuestro trabajo sea cada vez más difícil porque los estudiantes se niegan a reunirse con nosotros", declaró ante reporteros.

Tang reiteró que los menores de 18 años pueden marcharse, aunque podrían enfrentar cargos más tarde, y prometió un trato imparcial para los adultos.

"Las condiciones se están deteriorando y es peligroso, hay muchos explosivos y bombas de gasolina dentro (...) esperamos poner fin a esto de forma pacífica", agregó señalando que la policía no tiene fecha límite acabar con el asedio.

Los manifestantes antigubernamentales se enfrentaron a la policía y bloquearon un acceso cercano a un importante túnel, que sigue cerrado. Fue el último incidente en más de cinco meses de disturbios en el territorio semiautónomo chino. Los manifestantes exigen elecciones democráticas plenas y una investigación sobre la supuesta brutalidad policial en la represión de las movilizaciones.

En la noche del jueves se celebraron protestas antigubernamentales en al menos dos lugares, y hubo otras dos en distritos comerciales a mediodía del viernes.

Comenta