Presidente de China insta a Europa a abstenerse de interferir en asuntos internos de otros países

El presidente chino, Xi Jinping saluda al titular del Consejo Europeo, Charles Michel, en Beijing. Foto: AP

Xi Jinping durante una reunión en Beijing con el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel expresó que "es esencial respetar las principales preocupaciones e intereses de la otra parte, especialmente la soberanía, la independencia y la integridad territorial, y abstenerse de interferir en los asuntos internos, con el fin de preservar la base política de las relaciones China-UE”.


El Presidente chino, Xi Jinping, afirmó el jueves que China y Europa deben mantener el respeto por los asuntos internos de cada nación e hizo un llamado a la Unión Europea para que no se entrometa en sus intereses básicos.

“Es esencial respetar las principales preocupaciones e intereses de la otra parte, especialmente la soberanía, la independencia y la integridad territorial, y abstenerse de interferir en los asuntos internos de la otra parte, con el fin de preservar conjuntamente la base política de las relaciones China-UE”, afirmó Xi durante una reunión en Beijing con el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

“China y Europa difieren en historia, cultura, nivel de desarrollo e ideología. Es natural que los dos lados tengan diferentes puntos de vista en algunos asuntos. Deben mantener la comunicación y la coordinación de manera constructiva”, agregó el mandatario chino, haciendo hincapié en que la Unión Europea no debería entrar en sus asuntos.

Las palabras de Xi tienen lugar meses después de que la Unión Europea haya sancionado a algunos funcionarios chinos tras la publicación de un informe de la ONU en la que destaca violaciones de Derechos Humanos en la región de Xinjiang, de mayoría uigur.

Asimismo, durante los últimos meses, Bruselas ha defendido la independencia de Taiwán, a pesar de que China reivindica la isla como parte de su territorio.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Entre las ruinas de un edificio de Jindires, los rescatistas encontraron a la bebé bajo escombros, todavía unida por el cordón umbilical de su madre fallecida.