Príncipe Harry llega a Canadá tras renunciar a sus obligaciones en la monarquía británica

Harry y Meghan

Foto: Reuters

El Palacio de Buckingham emitió un comunicado durante el fin de semana donde se informó que los duques renunciarán a sus títulos nobiliarios y dejarán de recibir dinero de las arcas públicas.  




Esta mañana el príncipe Harry arribó a Canadá para reunirse con su esposa Meghan y su hijo Archie luego de que la Reina Isabel II autorizara a los duques de Sussex a dejar sus obligaciones dentro de la monarquía británica luego de que ambas partes llegaran a un acuerdo. 

La exactriz llegó al país norteamericano días después del anuncio sobre las intenciones de la pareja de dejar las actividades que como miembros de la realeza británica deben cumplir y anunciaron sus intenciones de ser económicamente independientes.

"Ahora planeamos equilibrar nuestro tiempo entre Reino Unido y América del Norte, continuar honrando nuestro deber con la Reina Isabel II y la Mancomunidad de Naciones. Este equilibrio geográfico nos permitirá criar a nuestro hijo apreciando con la tradición real con la que nació, al mismo tiempo que entregar a nuestra familia el espacio para enfocarse en el próximo capítulo, entre lo que se encuentra el lanzamiento de nuestra fundación (Sussex Royal)", indicó la pareja en un comunicado emitido el pasado 8 de enero.

Un hecho inaudito que se tomó las portadas de los medios británicos quienes aseguraron que la monarca no fue notificada de la decisión de los duques de Sussex.

Como medida para evitar el quiebre de la realeza se convocó una cumbre donde asistieron varios miembros de la familia real. En la instancia se acordó establecer un "período de transición" antes de que el sexto en la línea del trono y la exactriz dejaran sus obligaciones como miembros de la monarquía británica.

El sábado el Palacio de Buckingham emitió un comunicado donde se informó que los duques renunciarán a sus títulos nobiliarios y dejarán de recibir dinero de las arcas públicas.  

Además, Harry y Meghan habían manifestado su intención de devolver 2,4 millones de libras (US$ 3 millones) de dinero público recientemente recibido para los cambios en su residencia oficial, Frogmore Cottage, en la que seguirán viviendo cuando estén en Reino Unido.

Comenta