Príncipe heredero saudí defiende ante Biden su inocencia en asesinato del periodista estadounidense Yamal Jashogi

El príncipe heredero saudí, Mohammed bin Salman saluda al presidente Biden, al llegar al palacio real en Jeddah. Foto: Reuters

Según informó el propio presidente estadounidense a la prensa, Mohamed bin Salman no solo le aseguró no ser “personalmente responsable” de la muerte del reportero, sino que aseveró haber tomado “medidas contra los responsables”. El saludo de este viernes entre Biden y el príncipe saudí, en el marco de su gira por Medio Oriente, fue catalogado como “vergonzoso” por el director del diario “Washington Post”, medio en el que trabajaba el periodista asesinado.


El príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salman, se defendió este viernes ante el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, del informe desclasificado de la CIA que lo responsabiliza del asesinato del periodista estadounidense Yamal Jashogi en la Embajada saudí en Estambul, en octubre de 2018.

Según informó el presidente Biden a los medios de comunicación, Bin Salman no solo aseguró no ser “personalmente responsable” de la muerte de Jashogi, sino que ha aseverado haber tomado “medidas contra los responsables”.

“Indiqué que pensaba que lo era (responsable) (...). Dijo que no era personalmente responsable de ello, y tomó medidas contra los responsables”, expresó Biden ante la prensa presente a la salida de su encuentro con Bin Salman en la ciudad saudí de Yeda.

El mandatario estadounidense aterrizó este viernes en Yeda, donde tiene previsto pasar los próximos dos días en el marco de su gira por Oriente Próximo, que ya le ha llevado a Israel, y que ahora le reunirá tanto con Bin Salman como con el rey Salman bin Abdulaziz y otros altos cargos del país.

La parada del gobernante ha levantado polémica, si bien el mandatario aseguró en todo momento que la visita está motivada por asuntos “estratégicos” y ha destacado que el respeto a los Derechos Humanos será uno de los puntos principales que abordará con los representantes saudíes.

Uno de los asuntos que más críticas ha suscitado han sido precisamente los hechos relacionado con la muerte de Jashogi. De hecho, el saludo de este viernes entre Biden y Bin Salman ha sido catalogado como “vergonzoso” por el director ejecutivo del diario “Washington Post”, Fred Ryan, medio en el que trabajaba el periodista asesinado.

Los periodistas le han recriminado dicho saludo -un choque de puños entre presidente y príncipe- por la posibilidad de que vuelva a ocurrir otro incidente como el de Jashogi.

“Acabo de dejar claro que si algo así vuelve a ocurrir, obtendrán respuestas”, dijo Biden, antes de señalar que el presidente de Estados Unidos puede criticar las acciones de otros mandatarios, igual que hizo con “Xi Jinping y la esclavitud”, argumentó.

“Que el presidente de Estados Unidos guarde silencio sobre una clara violación de los Derechos Humanos es totalmente incompatible con quiénes somos (...) y en lo que creemos, por eso no me voy a quedar callado”, expresó el presidente estadounidense.

Otro de los puntos más cuestionados a Biden ha sido su contradicción respecto a la postura que tomaría Estados Unidos para con Arabia Saudí. Debido al caso Jashogi, el mandatario incidió en que la postura de Washington sería la de convertir a Arabia Saudí en un “paria” a nivel internacional, si bien su visita parece ir en contra de la afirmación.

A este respecto, aseguró no arrepentirse de lo dicho, y afirmó en que lo ocurrido con el periodista “fue indignante”.

Biden ha iniciado así en Arabia Saudí una nueva etapa de su gira por la región tras dos días de visita en Israel, donde se ha reunido con altos funcionarios del país, así como con las autoridades palestinas, y donde manifestó en que el fin del conflicto pasa por una solución de dos estados.

Respecto a que Arabia Saudí sea una de las paradas de su gira por la región, Biden ha reconocido este viernes en Yeda que Estados Unidos no puede dejar “un vacío” en Oriente Próximo “para que lo llenen Rusia o China”. “Estamos obteniendo resultados”, ha zanjado.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El modelo analiza los patrones de movimientos de humanos y de los animales, tecnología que ha sido aplicada a drones logrando vigilar de forma mucho más precisa.