PT presiona a Lula para que Haddad asuma en Hacienda

Haddad junto a Lula en un acto de campaña en Sao Paulo. Foto: AFP

La idea es darle visibilidad para su posible candidatura para las elecciones presidenciales de 2026.


Dentro del seno del Partido de los Trabajadores (PT) están presionando al presidente electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, para que coloque al frente del Ministerio de Hacienda a Fernando Haddad, quien ya ocupó con él la cartera de Educación en su primer mandato, como manera de darle visibilidad para su posible candidatura para las elecciones presidenciales de 2026.

Haddad, quien no pudo vencer en estas elecciones a gobernador de Sao Paulo, es uno de los nombres que suenan para ocupar alguna de las nuevas carteras. Junto al suyo están los de la presidenta del PT, Gleisi Hoffmann, o el de viejos conocidos como los exministros Alexandre Padilha, Aloizio Mercadante y Marina Silva.

Desde el PT defienden la presencia de Haddad en algún ministerio importante como forma de obtener relevancia y allanar el camino a su posible candidatura a las presidenciales de 2026 a las que Lula ya ha dicho que no se presentará.

Haddad y Lula saludan a la gente durante una marcha en Sao Paulo, el 1 de octubre de 2022. Foto: Reuters

La idea del nuevo gobierno de Lula de poner en marcha políticas de construcción de obras públicas para generar puestos de trabajo podría ayudar a Haddad a mostrarse como un candidato idóneo para asumir la Presidencia en un futuro, aunque el riesgo está en una eventual crisis económica.

Quien ocupará el Ministerio de Hacienda sigue siendo una de las principales incógnitas del nuevo equipo de un Lula que ya en campaña señaló que prefería a una persona con alto perfil político, capaz de negociar las propuestas del gobierno con el Congreso que le espera, uno de los más conservadores de las últimas décadas.

En ese sentido, Haddad no estaría entre los candidatos debido a su escasa experiencia en este ámbito, por lo que suenan otros nombres como los senadores electos Wellington Dias y Camilo Santana; el gobernador da Bahía, Rui Costa; el ya mencionado Padilha, ministro de Salud con Dilma Rousseff; e incluso quien será su vicepresidente, Geraldo Alckmin.

En caso de que Lula se decante por un perfil más técnico para esta cartera, el diario O Globo sostiene que son los expresidentes del Banco Central Henrique Meirelles y Pérsio Arida quienes más posibilidades tienen.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El estrés puede generar efectos negativos en el organismo como envejecimiento prematuro y enfermedades crónicas, fomentando una mala calidad de vida.