Realizan primeras elecciones en EE.UU. en plena crisis por Covid-19

Centro de votación en Wisconsin. Foto: Reuters

En Wisconsin se celebraron las primarias demócratas, tras las gestiones republicanas para no posponerlas.




Los colegios electorales cerraron el martes por la noche en Wisconsin después de las primeras elecciones celebradas en Estados Unidos en medio de la crisis por el coronavirus. Pero tomará una semana saber los resultados de estos comicios altamente controvertidas, que incluyen las primarias demócratas entre Joe Biden y Bernie Sanders.

Enmascarados, tratando de respetar las distancias de seguridad y desafiando sus preocupaciones, miles de votantes acudieron a las urnas en este estado del Medio Oeste estadounidense.

Esta votación siguió a un intenso enfrentamiento entre los demócratas -que querían posponer la votación hasta el 9 de junio- y los republicanos.

Desde hace dos semanas, los casi seis millones de habitantes del estado han sido llamados a permanecer en casa para frenar la propagación del virus, que deja 12.722 muertos en Estados Unidos, según un conteo de la Universidad Johns Hopkins.

Pero este martes los electores hicieron largas filas, algunos enmascarados e intentando mantener las distancias recomendadas, para votar en la gran ciudad de Milwaukee, donde solo cinco centros de votación pudieron ser abiertos para unos 600.000 habitantes.

Una mujer hizo su fila en Milwaukee con un cartel en el que se leía: "Esto es ridículo".

En Kenosha, más al sur y a orillas del lago Michigan, la directora de un centro de votación lucía un traje de protección total, con gafas y mascarilla, para recibir a los electores.

El resto de empleados del centro de votación estaban protegidos por barreras de plástico. Y miembros de la Guardia Nacional desinfectaban regularmente las mesas y máquinas de votación.

Pero más de un centenar de municipios se vieron imposibilitados de abrir sus centros de votación por falta de personal electoral, pues algunos estaban enfermos y otros temerosos de contagiarse.

Además de la primaria demócrata, se celebran las elecciones locales, que son cruciales para el equilibrio de poderes en el estado y que explican la dura batalla de los últimos días entre demócratas y republicanos en torno a la votación.

“Escandaloso”

Ultra favorito de las primarias demócratas, el exvicepresidente Joe Biden, de 77 años, afirmó que los republicanos habían insistido en llevar a cabo las votaciones "porque saben que una movilización débil" juega a su favor.

"No debería haber elecciones en los colegios electorales, todas las papeletas deberían haberse enviado por correo", dijo en CNN.

Tras días de negociaciones infructuosas con los republicanos -mayoría en la Asamblea y el Senado de Wisconsin- el gobernador demócrata, Tony Evers, firmó el lunes un decreto para "proteger" a los ciudadanos y atrasar las elecciones al 9 de junio.

Pero los republicanos acudieron a la Corte suprema de Wisconsin, que ordenó poco después que se votara este martes.

Respaldado por el presidente Donald Trump, Daniel Kelly, un juez conservador de la Corte Suprema se juega justamente su reelección, y el mandatario estadounidense ha llamado todos estos días a los electores a apoyarle.

Diciendo que el voto por correo era "horrible" porque permite "fraude en muchos casos", Trump acusó a los demócratas de querer posponer las elecciones solo porque había apoyado a Kelly contra su oponente progresista.

"Tan pronto como lo apoyé, se volvieron locos", dijo en una conferencia de prensa en la Casa Blanca. "Hace dos semanas, hace dos días, no querían posponer las elecciones. No les importaba porque pensaban que iban a ganar".

Bernie Sanders, rival de Biden por la investidura demócrata de cara a las presidenciales de noviembre, consideró "escandaloso" que los republicanos obligaran a hacer la votación este martes "para su beneficio político".

Debido a la pandemia de coronavirus, no se ha realizado ninguna primaria demócrata desde el 17 de marzo: 15 estados, así como Puerto Rico, pospusieron sus votaciones. Mientras que el voto se hará solo por correo en otros casos donde la elección estaba prevista para abril, como Alaska y Wyoming.

El caso de las elecciones en Wisconsin ha sembrado incluso dudas sobre las votaciones presidenciales, legislativas y locales del 3 de noviembre, en caso de que la pandemia se extienda.

En Wisconsin un juez extendió la semana pasada la posibilidad de enviar los votos por correo hasta el 13 de abril para reducir el riesgo de contagio, pero los republicanos también apelaron esa decisión y la Corte Suprema de Estados Unidos les apoyó.

Por eso, las papeletas de votación deberán ser enviadas como máximo este martes, aunque podrán ser recibidas hasta la semana que viene y los resultados podrían desconocerse hasta entonces.

El gobernador Evers agradeció este martes a quienes han participado aunque dijo que sigue “profundamente preocupado” de que el voto sea en persona.

Comenta