Tras 50 años: Corte Suprema de Estados Unidos deroga histórico fallo que garantizaba derecho al aborto

Manifestantes contra el aborto celebran fuera de la Corte Suprema de los Estados Unidos en Washington. Foto: Evelyn Hockstein / Reuters.

La decisión fue adoptada con el voto a favor de los seis jueces conservadores y el rechazo de los tres magistrados liberales del alto tribunal.


El Tribunal Supremo de Estados Unidos decidió eliminar el derecho constitucional al aborto en el país tras anular, tal y como se filtró a principios de mayo, el fallo Roe contra Wade que reconoció por primera vez el derecho de las mujeres al aborto sin restricciones durante el primer trimestre del embarazo, un precedente legal que se lleva usando en el país desde 1973.

La decisión fue adoptada con el voto a favor de los seis jueces conservadores y el rechazo de los tres magistrados liberales del alto tribunal.

Los legisladores de más de una veintena de estados conservadores tienen preparados ya proyectos de ley que prohibirían o restringirían el aborto en el momento en que Supremo anulara Roe contra Wade, según explicaron a principios de mes fuentes judiciales al periódico The New York Times.

Trece de ellos tienen preparadas ya las llamadas “leyes de activación automática” para restringir o prohibir el derecho al aborto en el mismo momento en que el Supremo anule el fallo.

La anulación pone el aborto en el centro del debate político antes de los comicios de mitad de mandato, en los que los demócratas pueden perder el control del Congreso.

Al conocerse, hace casi dos meses, que la Suprema tomaría esta decisión, el presidente Joe Biden señaló que era una determinación “radical” y alertó sobre un “cambio fundamental en la jurisprudencia estadounidense” que podría cuestionar el futuro del matrimonio homosexual y hasta “cómo se cría a un hijo”.

El aborto había sido reconocido como un derecho constitucional en Estados Unidos en 1973, luego del fallo de la Corte Suprema en el caso conocido como “Roe vs. Wade”, en el que reconoció que una mujer puede terminar con su embarazo en los primeros seis meses de gestación, cuando el feto no puede sobrevivir fuera del útero. El caso de 1971 fue presentado por Norma McCorvey, conocida en documentos judiciales como Jane Roe, contra Henry Wade, el fiscal de distrito del condado de Dallas, quien hizo cumplir una ley de Texas que prohibía el aborto, excepto para salvar la vida de una mujer.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

“Es lamentable esta falta de civilidad, que incluso tiene pena de cárcel”, dijo la jefa comunal Daniela Peñaloza.