Vaticanista sobre levantamiento del secreto pontificio: "La medida tiene una importancia enorme, histórica"

PapaWEB

El Papa Francisco en el Vaticano.

Para Elisabetta Piqué, la decisión de Bergoglio es "revolucionaria".




La periodista argentina y biógrafa del Papa Francisco, Elisabetta Piqué, es una profunda conocedora de la realidad vaticana y no duda en calificar de "revolucionaria" la medida tomada por el Pontífice sobre el "secreto pontificio". Para ella, el Papa "está haciendo historia" y así lo escribió en un artículo publicado por el diario La Nación de Argentina. Desde Roma, contestó algunas preguntas de La Tercera poniendo en perspectiva los efectos de la decisión.

¿Estamos frente a una medida "revolucionaria"? ¿Qué importancia real tiene la decisión del Papa y por qué era un tema tan esperado por las víctimas?

Tiene una importancia enorme, histórica, revolucionaria, porque finalmente, tal como reclamaban las víctimas, se elimina esa pared, o ese escudo de la Iglesia Católica, en el Vaticano y en las diferentes diócesis del mundo, para evitar dar información y seguir encubriendo a su gente. No podía haber transparencia, como proclamaba la Iglesia Católica, sin la eliminación de la regla del secreto pontificio. Ahora ningún funcionario de la Iglesia puede negarse a dar información utilizando como razón el secreto pontificio.

¿La medida tiene efecto retroactivo, se podrá conocer detalles de casos anteriores o rige solo para adelante?

Sí. No hay más secreto pontificio y, por lo tanto, la medida sí tiene efecto retroactivo. No hay más secreto, solo reserva. Esto significa que no se publica nada, pero sí se entrega los documentos a las autoridades civiles, según me explicaron en el Vaticano.

El Papa también adoptó otras decisiones como la de permitir que abogados civiles puedan litigar en casos de abusos en el Vaticano. ¿Qué significa esto y qué implicancias tendrá en los procesos?

Hasta ahora solo un sacerdote podía ser abogado. Si lo hacía un laico tenía que pedir un permiso especial. Pero de ahora en adelante más laicos calificados tienen el derecho de representar a personas en tribunales de la Iglesia sin permiso. Se trata de algo bastante revolucionario porque se reclamaba que laicos se involucraran más en este tema. Además, puede ser un laico hombre o mujer, el único requisito es tener la calificación adecuada.

Comenta